Actualidad
BLANCO Y NEGRO DE UN SOLO USO

De paseo con la Ilford XP2 Super 400

 
18
MAR 2013

Por sorprendente que pueda parecerles a muchos, se siguen fabricando y comercializando cámaras de carrete de usar y tirar. Ejemplo de ello es la Ilford XP2 Super 400 con la que hemos estado trasteando y divirtiéndonos estos últimos días. Conscientes de las limitaciones de esta cámara cargada con una película en blanco y negro, nos hemos dedicado a callejear y disfrutar con ella. Y aunque hemos rebuscado por entre todos sus rincones, todavía no hemos conseguido dar con el botón para subir las fotos a nuestra cuenta de Instagram.

La Ilford XP2 Super 400 es una cámara con película de 35 milímetros de un solo uso, en blanco y negro con una sensibilidad de 400 ISO. De esas que una vez terminadas las 27 exposiciones hay que llevar al laboratorio más cercano para su revelado. Así que no, todavía no se han extinguido como los dinosaurios, si bien a algunos les puede parecer igual de increíble ver a alguien con esta cámara por la calle que toparse con uno de esos animales prehistóricos.

Ilford XP2 Super 400
Ilford XP2 Super 400
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Ilford XP2 Super 400
Ilford XP2 Super 400
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

Como indica su nombre, esta Ilford desechable viene equipada con una película XP2 Super que ofrece un contraste relativamente alto y unas iluminaciones más que aceptables y bien definidas. A todo esto hay que añadirle un fino granulado y la versatilidad que brinda a la hora de trabajar en distintas condiciones de luz y con sujetos variopintos.

Ilford XP2 Super 400
Ilford XP2 Super 400
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

Además, una de sus ventajas es que puede revelarse con un proceso C41 estándar (el mismo que se usa para rollos de color), lo que facilita y abarata notablemente esta tarea. Sepan los más puristas que la versión HP5 de esta misma cámara ofrece película en blanco y negro con un revelado tradicional.

Ilford XP2 Super 400
Ilford XP2 Super 400
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Ilford XP2 Super 400
Ilford XP2 Super 400
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

La calidad que ofrece es notable, y con un poco de paciencia y práctica puede brindar unos resultados capaces de rivalizar con el más convincente de los filtros de Instagram.

Formato completo ligero

Construida en plástico puro y duro, acostumbrados a trajinar pesados equipos colgados del cuello, poder llevar una cámara de formato completo en el bolsillo es un auténtico lujo y un placer casi olvidado.

Ilford XP2 Super 400
Ilford XP2 Super 400
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

Y lo mejor de todo es que no hay que sufrir por si recibe un golpe, un rasguño o por si nuestra sobrina de cuatro años la mancha de chocolate mientras nos pregunta por qué no puede ver en la pantalla (¿qué pantalla?) la foto que acabamos de hacerle. De todos modos, la preciada cámara terminará en el cubo de la basura cuando en el laboratorio le hagan la autopsia para ver qué hay en sus entrañas.

Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

Pero está claro que la pregunta del millón es para qué sirve una de estas reliquias del pasado en un mundo tan digitalizado. Pues básicamente para lo mismo que cualquier réflex de última generación, cualquier smartphone con su miríada de aplicaciones fotográficas y cualquier cámara de formato medio para bolsillos extremadamente holgados: hacer fotos.

Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

Su funcionamiento no podría ser más básico: encuadramos con la ayuda del visor óptico que incorpora (un simple orificio) y pulsamos el botón de disparo (la distancia mínima de enfoque es de un metro, por cierto). Sí, igual que con un teléfono móvil, con la pequeña diferencia que aquí no hay ni menús ni ajustes que calibrar antes de capturar aquella escena que uno quiere llevarse a casa de recuerdo. Apuntar y disparar, sin más dilaciones. ¿Condiciones pobres de luz? Para eso ya lleva un flash integrado.

Ilford XP2 Super 400
Ilford XP2 Super 400
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Ilford XP2 Super 400
Ilford XP2 Super 400
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

Pero su simplicidad y desenfado son, en realidad, un arma de doble filo. Si bien es cierto que permite olvidarse de ajustes y calibraciones complejas, cuando se empieza a trabajar con ella uno tiene la sensación de haber activado un reloj con una cuenta atrás imparable. 27 exposiciones. Eso es todo. Hay que aprovecharlas. Cada imagen debe contar.

Relax fotográfico

Eso sí, que nadie se llame a engaño. Esperar el momento y pensar mejor cada toma no le convierte a uno en mejor fotógrafo. Al igual que el resto de cámaras fabricadas hasta la fecha, la Ilford XP2 Super 400 es otra simple herramienta más y los resultados dependerán de quien la sujete entre sus manos.

Ilford XP2 Super 400
Ilford XP2 Super 400
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Ilford XP2 Super 400
Ilford XP2 Super 400
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

Aunque sí sirve para que uno se vuelva más paciente, más reflexivo. La XP2 Super es perfecta para ejercicios de contención fotográfica. ¿Adicción al modo ráfaga? La solución ha llegado (o siempre ha estado aquí, mejor dicho).

Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

Caminar con la Ilford XP2 Super 400 en la mano tiene un efecto relajante, aunque nunca permite bajar la guardia del todo. Si se consiguen buenas fotos, el mérito es de quien las ha hecho, puesto que estamos hablando de una cámara de plástico de usar y tirar. ¿Que una vez revelado el carrete las imágenes son decepcionantes? La culpa es entonces de la cámara, oiga, que es de plástico y de usar y tirar.

Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

La Ilford XP2 Super 400 no es un anacronismo. Nada más lejos de la realidad. Además del uso habitual de estas cámaras desechables -parques de atracciones, bodas, lugares turísticos-, la peculiaridad de ser en blanco y negro la convierte en una vía cómoda y económica (cuesta 9,50 euros) para quienes quieran experimentar con la fotografía química.

Una especie de divertimento que, con algo de pericia y paciencia, puede llegar a sorprender incluso al más avezado "instagrammer".

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar