Crónica
IFA 2007: CRóNICA

Pocos avances bajo las luces de la alta definición

 
3
SEP 2007
Juanra S. Salamero   |  Berlín

La descomunal IFA 2007 vuelve a convertirse un año más en el escaparate mundial de la alta definición, constatando la supremacía del LCD entre las tecnologías de visionado. Con una reavivada guerra de formatos pululando en el ambiente, el espectáculo de luces y color con que la feria embriaga a sus visitantes no logra ocultar que aún queda mucho por avanzar en un sector, el del cine en casa, que ofrece menos de lo que puede y promete.

IFA 2007 no logra ocultar que aún queda mucho por avanzar en un sector que ofrece menos de lo que promete

Con las piernas aún resentidas a causa de un -no sé si loable- afán de exhaustividad que nos ha condenado a kilómetros de recorrido por los pabellones de la sobredimensionada feria, uno llega a conclusiones encontradas sobre la actualidad del cine en casa.

El presente y el futuro de los televisores se exhibe en Berlín, acaparando la mayor parte de la superficie del recinto ferial e impregnándolo todo de increíbles imágenes de 1080p que son un continuo bombardeo para los sentidos.

Todo ello aderezado, claro está, con decenas de espectáculos destinados a mostrar del modo más visual y llamativo posible las bondades de los nuevos productos.

Sin embargo, hacer el ejercicio mental de obviar la iluminación, el colorido mediático y la agradable sonrisa de las azafatas, para centrarse en las características reales de las nuevas familias de televisores, reproductores y proyectores que en breve llegarán al mercado, hace buena la máxima de que poco nuevo hay bajo el sol (y eso que afuera llueve).

Pequeñas mejoras
Salvando los prototipos, muchos de ellos condenados ya a eternas promesas, pocas son las novedades relevantes que han podido admirarse en IFA 2007, a pesar de que muchas tecnologías están ya lo bastante maduras como para integrarse en cualquier equipo.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Un ejemplo de ello es la incomprensible ausencia de sintonizadores preparados para la alta definición en los televisores, característica que pasará a ser imprescindible en los próximos dos o tres años. Firmas como Sony o Loewe son de las pocas excepciones.

Aparte del 1080p, la clave de esta edición se encuentra en los también omnipresentes 100 hercios

Este año la clave, justo después del 1080p, se encuentra en otra combinación alfanumérica: los también omnipresentes 100 hercios. Y es que parece ser que los fabricantes, por fin, han decidido implementar en los LCD la tecnología de refresco de imagen que se remonta a los momentos más álgidos de los televisores de tubo.

En su descargo, y a pesar de la tardanza, hay que reconocer que la eficiencia de este sistema queda fuera de toda duda, logrando una mejoría palmaria que deja en evidencia la calidad de imagen de algunos televisores que no llevan ni seis meses en el mercado.

Espectacularidad y diseño
Si bien se ha cuestionado desde estas líneas la aplicación real de algunas tecnologías en las nuevas gamas de modelos, hay que reconocer que el diseño y la espectacularidad visual se han adueñado del mundo del cine en casa tan transversalmente que casi pasan por todos los grandes nombres del sector.

Philips Aurea
Philips Aurea
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Grundig Fine Arts
Grundig Fine Arts
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El premio en este ámbito lo acapara Philips con su sorprendente Aurea, una pretenciosa evolución del concepto Ambilight que trasciende al propio marco del televisor y pasa a formar parte activa de la experiencia visual. Tras cerrar la boca ante semejante orgía de color, uno no termina de imaginarse a un espectador viendo el telediario o "el tomate" ante semejante juego de luces.

Además de Philips, muchas otras firmas se han sumado a la máxima del diseño para dotar de valor añadido -y mucho gusto- a sus propuestas. El televisor Fine Arts de Grundig, la nueva gama de pantallas con base circular de LG, los sorprendentes prototipos de LCD extraplanos de Sharp y, cómo no, la exquisita elegancia de los productos de Loewe son un claro ejemplo de que la estética también es un valor al alza.

Guerra de formatos

Los adalides del HD DVD y del Blu-ray están sumidos en una espiral de declaraciones entre triunfalistas y contradictorias

Los pabellones de la feria también son el escenario de la enésima batalla en la manida -pero inconclusa- reedición de la guerra de formatos, que tiene a los adalides del HD DVD y del Blu-ray sumidos en una espiral de declaraciones entre triunfalistas y contradictorias.

Y es que, si algo ha quedado claro en la capital alemana, es que queda conflicto para rato. Charlar con Frank Simonis, presidente de la Blu-ray Disc Association en Europa, y Mark Knox, asesor y portavoz de la división de HD DVD de Toshiba, no deja lugar a dudas: ninguno de los dos bandos está dispuesto a ceder ni un ápice en sus pretensiones de conquistar la reproducción doméstica en alta definición.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Expositores con algunas de las películas disponibles en HD DVD (arriba) y Blu-ray.

Lo cierto es que en IFA se está suministrando aire fresco al HD DVD, que en los últimos meses parecía condenado a una pronta extinción. La nueva -aunque controvertida- exclusividad de Paramount y DreamWorks; la aparición -por fin- de nuevos actores en la reproducción del formato, como Venturer y Onkyo, y el debut de la tercera generación lectores de Toshiba han conseguido henchir el pecho de sus promotores.

Poco entusiasmo azul
Por el contrario, llama la atención el poco entusiasmo de los defensores del rayo azul, que este año repiten con un discreto y poco actualizado stand (siguen contando con Paramount para su cuadro de miembros), que dista de la espectacularidad que promulgan para su formato.

Samsung BD-UP5000
Samsung BD-UP5000
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Lo cierto es que en IFA se está suministrando aire fresco al HD DVD

Es algo difícil de entender, sobre todo si tenemos en cuenta que los datos del incipiente mercado de la alta definición muestran al Blu-ray en una clara posición de privilegio (gracias, particularmente, a la lenta pero progresiva penetración de la PlayStation 3).

Lo curioso es que el ya de por sí vasto plantel de reproductores domésticos que posee el formato de Sony ha visto crecer su número en más de una decena esta semana, incluidas las aportaciones de Daewoo, Loewe y Funai, debutantes en el formato. Si bien Samsung, hasta ahora fiel al Blu-ray, también flirtea con el formato rival mediante el BD-UP5000, su primer lector híbrido.

El LCD reina
Respecto a las tecnologías de los televisores, no se han producido muchas sorpresas en Berlín. El LCD sigue reinando sobre todas las cosas; el plasma subsiste a base de pulgadas y el empeño de sus defensores, y la retroproyección continúa sin cuajar en Europa, a pesar de los nobles intentos de JVC.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Sillones de masaje en el stand de Panasonic.

Un responsable de Panasonic nos confiesa que su nuevo LCD "no es tan bueno como un televisor de plasma"

Mención especial merece la pequeña traición de Panasonic al plasma con la presentación de su primer LCD de 37 pulgadas, de nombre TX-37LZD700E.

Desde un espacio privado dotado de unos peculiares potros y sillas de masaje, Fabien Roth, el pragmático jefe de marketing de Panasonic para sus televisores Viera, se sincera con QUESABESDE.COM reconociendo que "no es tan bueno como un televisor de plasma", pero justificando su aparición en que "la tecnología LCD ha mejorado mucho y es lo que pide la gente".

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Televisores CRT de Daewoo: toda una rareza en esta edición de IFA.

La que prácticamente certifica su defunción en IFA es la tradicional tecnología de tubo o CRT. Localizar un televisor de rayos catódicos entre las miles de pantallas que conforman el imperio de la alta definición se antoja casi misión imposible. Aunque cuatro estilizados ejemplos de esta rara avis se pueden encontrar en el stand de Daewoo, la sentencia de muerte parece estar firmada. Requiescat in pace.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar