• Historias en un instante
  • La sonriente resistencia del pueblo nepalí
Porfolio

El Israel que no sale en las noticias

15

Al regresar a su tierra natal Idan Hojman descubre el escenario perfecto para un doble viaje: al territorio y a su propio interior

4
ABR 2016

“Cuando la sangre en tus venas retorne al mar y el polvo en tus huesos vuelva al suelo, quizá entonces recuerdes que esta tierra no te pertenece a ti, sino que tú perteneces a esta tierra.” Esta profunda reflexión atribuida a los nativos norteamericanos es una de las citas que Idan Hojman ha escogido para acompañar las fotografías de su libro “Land. A journey of Self Discovery and Beauty”, de factura propia y financiado a través de la plataforma Kickstarter.

No es la única cita: “Poetas, filósofos y líderes espirituales que a pesar de emerger en tradiciones y épocas distintas transmiten un mensaje de amor, unidad y paz.” Son palabras que refuerzan la idea de “Land”, el proyecto en el que está basado el libro y que ve la tierra como elemento unificador pese a que en la actualidad es uno de los epicentros del conflicto entre Palestina y el estado de Israel. Y es que su objetivo es precisamente alentar la paz y la unión, “porque la mayoría de fotos que vemos de Israel tienen que ver con el conflicto”.

Hojman define a su país de origen como la tierra que estaba ahí mucho antes de que llegara el hombre y empezara a reclamar y luchar por ella. “Cuando contemplo la tierra no veo fronteras ni separaciones”, explica.

Y es esa “misma tierra que sigue bajo nuestros pies pero que ignoramos con tanta facilidad” la que Hojman fotografió durante un año entero al regresar a su tierra natal. Las imágenes nos muestran vastas extensiones, paisajes desérticos iluminados homogéneamente por cielos cubiertos, áridas montañas, explotaciones agrarias de secano y zonas costeras. La presencia humana siempre ausente para cederle el protagonismo al paisaje.

Hasta aquí el viaje al territorio, el explícito en cada escena. Pero “Land” es también -y sobre todo- un viaje interior que está implícito en el conjunto del trabajo: “Acercarme a la naturaleza me permite reconectar con mi propia naturaleza humana.”

Idan Hojman estuvo diez años fuera de Israel, y este regreso fotográfico es en parte un reencuentro: “A nivel personal fue un proceso de reconciliación con mi país de origen y conmigo mismo. Volver a mis raíces para redescubrirme.” El proceso creativo de este artista israelí afincado en Barcelona le llevó a visitar los mismos lugares una y otra vez para intimar con ellos.

A nivel visual, el autor -que dice haber encontrado inspiración en Sebastiao Salgado, Michael Kenna y Ernst Haas- hizo uso de exposiciones largas y movimientos de cámara que le han ayudado a plasmar “una mirada atemporal”. Es también parte de ese redescubrimiento lo que le ha llevado a romper con su obra anterior en blanco y negro para trabajar ahora en color.

Fuentes y más información
15
Comentarios
Cargando comentarios