• Arena en los bolsillos
  • Cuando los indigentes son realmente invisibles
Porfolio

Basado en sueños reales

4

Las atmosféricas fotografías de Ibai Acevedo se mueven en esa tenue franja que separa lo real de lo imaginario

4
ENE 2016

"Piloto un estilo efectista a caballo entre realidades y ficciones. Con debilidad por tonalidades y texturas que patentar, mis medios se justifican por el fin. No importa mentir o decir la verdad: lo importante es transmitir." Con esta épica define Ibai Acevedo su trabajo, un compendio de imágenes de todos los géneros en las que este fotógrafo demuestra su gran pericia técnica, su habilidad con el retoque y su predilección por los entornos oníricos y la fantasía.

Y es que adentrarse en la página web de Acevedo es como sumergirse en un pozo sin fondo de imágenes que, pese a tocar todo tipo de palos y temáticas, mantienen entre sí un extraño hilo conductor y transmiten una personalidad muy marcada. No en vano, este autor barcelonés reconoce sentirse cómodo en diferentes registros: "Ser un poco navaja suiza es algo que me encanta, me plantea retos y me oxigena la disciplina. He realizado desde fotografía de producto hasta publicidad pura y dura, pasando por trabajo editorial, coberturas, catálogos, etcétera", nos explica.

"Hay imágenes que con una brisa de revelado ya están listas. Otras, en cambio, hasta que no empiezas a montarlas poco a poco en pantalla no cobran sentido"

"Aunque si tuviera que escoger quizá sería en el campo de la promoción musical y en algunos tipos de encargos de publicidad donde mejor me puedo desplegar. Cuanto menos marketing conservador lleva el proyecto, mayores posibilidades creativas permite. De ahí que trabajar directamente con músicos sea uno de los mejores formatos para disfrutar."

A tenor de sus imágenes es evidente que el retoque digital forma parte intrínseca del trabajo de Acevedo, quien no obstante aclara que dedica mucho tiempo y esfuerzo en la realización de sus tomas. "El esfuerzo invertido en cada parte [la captura y el revelado] es cambiante y está siempre al servicio de las circunstancias o de lo que tenga pensado hacer. Hay imágenes que con una brisa de revelado ya están listas. Otras, en cambio, hasta que no empiezas a montarlas poco a poco en pantalla no cobran sentido."

Preguntado por el origen de las ideas que sostienen sus peculiares proyectos fotográficos, Acevedo explica que estos surgen en su cabeza de forma aleatoria. Aunque reconoce su tendencia a la creación de atmósferas y a la búsqueda continua de ese "punto medio entre lo real y lo imaginado".

Sus fuentes de inspiración son tantas y tan variadas que él mismo las define como "un inmenso y desordenado cajón de sastre lleno de satélites y múltiples disciplinas", aunque confiesa que a pesar de dedicarse a la fotografía, esta no es su principal fuente de ideas. O al menos no se encuentra por delante del cine y la música.

"Recuerdo que cuando empecé a hacer fotos, hará unos siete años y pico, busqué en Google 'fotógrafos espectaculares' con toda la inocencia del mundo. Y sí, me quedé fascinado con la luz de las fotos de Recuenco y con las espectaculares atmósferas de Crewdson, aunque nunca ha terminado de engancharme eso de buscar fotos y fotógrafos", confiesa.

En un terreno más prosaico, Ibai Acevedo nos explica que suele trabajar con una Nikon D800 y con varios objetivos de la firma, entre los que se encuentran un 14-24 mm f2.8, un 35 mm f1.4, un 50 mm f1.4 y un 85 mm f1.8.

Fuentes y más información
4
Comentarios
Cargando comentarios