• Fujifilm X70: análisis
  • Acer Chromebook R11: análisis
Prueba de producto
Huawei P9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Huawei P9: análisis fotográfico

10
15
ABR 2016
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

Pese a que desde hace tiempo la cámara ocupa un lugar destacado en las prestaciones de los smartphones, hacía tiempo que no se hablaba tanto de fotografía con un nuevo terminal como con el reciente Huawei P9. No es para menos teniendo en cuenta que se trata del desembarco de Leica en este sector.

Y es que la mítica compañía alemana es la que firma la cámara de 12 megapíxeles de este modelo y su sistema de dos ópticas. Más allá de lo que a Huawei le haya costado semejante colaboración –muchísimo, seguro-, la decisión de Leica da para un largo debate. Unos la verán lógica; otros, como un simple negocio para engordar las arcas de la compañía a cambio de permitir que se use su nombre en el móvil y su logotipo en la cuidada caja en la que llega.

Huawei P9
Huawei P9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si de lo que se trataba era de conseguir la atención de toda la comunidad fotográfica, está claro que Huawei lo ha conseguido. Si el objetivo era seducir a los fotógrafos en busca de un móvil, seguro que al menos han despertado su curiosidad. Pero si la idea era abanderar el nombre de Leica como reclamo más general, no podemos perder de vista que –más allá del entusiasmo mediático de estos últimos días- es un nombre que para gran parte del público generalista no significará mucho.

En todo caso, como lo que realmente importa es conocer el rendimiento de esta cámara –en realidad es un teléfono, que no se nos olvide-, nos hemos ido de paseo con ella y hemos vuelto con unas cuantas muestras y las ideas más claras sobre lo que ofrece y lo que no este Huawei P9.

La teoría

Aunque ya hablamos de las prestaciones fotográficas en el momento del anuncio, merece la pena refrescar un poco la memoria sobre las especificaciones de este terminal. El P9 usa un sensor CMOS de Sony (el IMX286, más concretamente) con 12 megapíxeles de resolución pero del que se desconoce el tamaño.

Sí se sabe que el tamaño de píxel es de 1,25 micrones, similar al del iPhone 6S (1,22 micrones) pero más pequeño que en el Samsung Galaxy S7 (1,4 micrones).

En cualquier caso Huawei no basa su discurso en un sensor más grande o sensible, sino en el uso de dos sensores y dos ópticas. Un sistema de doble cámara, una de ellas RGB normal y la otra con un sensor monocromático encargado de mejorar la captura de luz en las tomas con luminosidad escasa.

huawei p9
Huawei P9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Huawei no basa su discurso en un sensor más grande o sensible, sino en el uso de dos sensores y dos ópticas

Además, como veremos, esta cámara monocromática también puede actuar por separado, ofreciendo un modo de disparo en blanco y negro con unos resultados muy interesantes. Algo en lo que seguro muchos aficionados ven un guiño a la Leica M Monochrom.

Volviendo a las prestaciones, la óptica de 27 milímetros con una apertura fija de f2.2 tampoco pasa por ser la más luminosa del mercado. Eso sí, de entrada a Leica hay que agradecerle el detalle de que, por primera vez en un móvil, los datos sobre el objetivo estén bien claros y no haya que rebuscar en las especificaciones.

El mejor menú fotográfico

Pero, ¿cuál ha sido la participación real de Leica en este proyecto? Esa es posiblemente la pregunta que muchos aficionados a la fotografía para los que ese nombre sigue teniendo mucho valor llevarán días haciéndose. La versión oficial dice que la compañía alemana se ha ocupado del desarrollo de la cámara, pero todos sabemos que Leica ni fabrica sensores ni objetivos con enfoque automático, y por lo menos hasta ahora tampoco módulos para móviles. ¿Supervisión de los esquemas ópticos? Puede ser.

En cualquier caso, donde sí se nota la presencia de Leica es al activar la cámara del Huawei P9. Que se usen los grafismos de la marca en los números y menús es un bonito detalle, pero lo que realmente se agradece es el sentido común fotográfico para los ajustes.

huawei p9huawei p9huawei p9huawei p9

La presencia de Leica en el P9 no es solo testimonial. En todos los menús y opciones se nota que la compañía ha conseguido imponer su criterio fotográfico

huawei p9
Huawei P9
Álvaro Méndez (Quesabesde)
huawei p9
Huawei P9
Álvaro Méndez (Quesabesde)
huawei p9
Huawei P9
Álvaro Méndez (Quesabesde)
huawei p9
Huawei P9
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El P9 ofrece controles manuales de todos los parámetros de exposición excepto –claro- la apertura. Basta con activar un menú desplegable junto al disparador –a veces se resiste un poco, cierto- para acceder a todo ello y manejarlo de forma muy intuitiva.

Los modos de disparo están en otro desplegable escondido en el lateral de la pantalla, mientras que al otro nos encontramos con más ajustes de la cámara. Y si lo que queremos es tirar por el camino rápido y no complicarnos la vida, basta con esconder el citado menú de controles manuales para que todo funcione en automático.

Eso sí, en ese caso perderemos la opción de disparar en formato RAW –con extensión DNG-, solo disponible en el denominado modo Pro de la cámara. Otro detalle interesante: la posibilidad de separar el punto de foco del punto de medición sobre la imagen.

Este buen criterio en el diseño de los menús fotográfico es sin duda una de las mejores bazas de la cámara de este P9 y donde se nota que, más allá del marquismo y de lo bonito que quede poner Leica, la firma y sus ingenieros sí han estado en cierto modo presentes en la concepción de este smartphone.

Blanco y negro

Si el disparo desde el botón de pantalla no nos convence, también se pueden usar las teclas de volumen como disparador a falta de un botón dedicado. Este mismo mando también puede usarse como atajo para activar la cámara directamente cuando el teléfono esté bloqueado, con la opción de programarlo para que también dispare con solo tocarlo.

¿Y qué tal la velocidad? Correcta, pero si tuviéramos que citar un punto flojo de este terminal, sin duda señalaríamos el enfoque (rápido, pero no tanto como en los últimos terminales de gama alta del mercado) y el disparo (con un mínimo retardo pero suficiente para que, combinado con el enfoque, se nos escape alguna foto).

Los resultados del modo de captura en blanco y negro obtenidos con el sensor monocromático son realmente excelentes en cuanto a gama de grises, contraste y textura

huawei p9
Huawei P9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco nos convence que el modo de enfoque elegido de forma estándar al poner en marcha la cámara sea el continuo, y de hecho nos hemos llevado algún que otro susto al revisar el foco de las tomas pese a que, como suele ocurrir con todos los teléfonos, casi todo está enfocado dada la enorme profundidad de campo de la cámara.

Si lo que queremos es lo contrario, en automático el P9 ofrece un modo que simula cierto control del diafragma y la profundidad de campo, aprovechando –suponemos- la doble óptica del teléfono.

Muestras: profundidad de campo
Fotografías realizadas con un Huawei P9 en modo profundidad de campo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo profundidad de campo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo profundidad de campo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo profundidad de campo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo profundidad de campo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo profundidad de campo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo profundidad de campo

Basta con pulsar en la parte superior el icono de un diafragma, seleccionar el punto de foco, la apertura que vamos a simular (ese f0.95 en homenaje a los Leica Noctilux está muy bien buscado)… y listo. Los resultados son bastante naturales a f2.8 y f4, siempre dependiendo del motivo y la distancia de la cámara respecto a este, que se recomienda no sea superior a 2 metros.

Aunque muy bien vestido, esta especie de truco ya lo ofrecen otros terminales. Lo que sí es exclusivo del P9 es ofrecer un modo de captura en blanco y negro con un sensor dedicado para ello. De hecho somos tan desconfiados que hemos comprobado –tan fácil como tapar con el dedo uno de ellos- que en este modo solo están operativos el objetivo y el sensor de la izquierda.

Muestras: monocromo
Fotografías realizadas con un Huawei P9 en modo monocromo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo monocromo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo monocromo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo monocromo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo monocromo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo monocromo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo monocromo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo monocromo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo monocromo
fotografías realizadas con un huawei p9 en modo monocromo

Pese a un procesamiento algo excesivo, la calidad de imagen es muy elevada dentro de los niveles actuales entre los terminales de gama alta

Los resultados son realmente excelentes en cuanto a gama de grises, contraste y textura. Un blanco y negro que sobre el papel nos hacía dudar como argumento de venta, pero que en la práctica nos ha convencido. Tanto, que a ratos había que recordar que también necesitábamos fotos en color para la prueba.

En todo caso, tampoco podemos olvidar que la inmensa mayoría de usuarios no se compran un móvil para hacer fotos en blanco y negro, por mucho que resulte tentador tirar de este recurso cuando la luz sea complicada, los colores no muy bonitos o haya que subir el ISO y comprobemos que el ruido de estas tomas en blanco y negro luce muy bien.

Los resultados

La calidad de imagen que ofrece el Huawei P9 es, como cabía esperar, muy elevada dentro de los niveles actuales exigibles a un teléfono de gama alta. Buen color y nivel de detalle, un procesamiento algo excesivo para nuestro gusto que le da un toque irreal a algunas imágenes y calidad decente hasta 800 ISO.

¿Se nota la intervención de ese segundo sensor? Según Huawei, el P9 es capaz de capturar más cantidad de luz y ofrecer así mejores resultados en escenas oscuras, pero hemos de confesar –ahí están las imágenes para comprobarlo- un gran avance en la práctica en este sentido. Por citar un ejemplo reciente y que sirve de referente, el nuevo Galaxy S7 de Samsung gestiona mejor este tipo de tomas con poca luz.

El P9 carece de estabilizador, y eso se nota en las tomas nocturnas disparadas a 1/16 de segundo, que aparecen trepidadas

¿Y comparado con el iPhone 6S? En este caso sí hemos podido enfrentar los dos terminales en un improvisado duelo de calle, y el P9 se impone con algo más de detalle, aunque hablamos de diferencias muchas veces solo perceptibles revisando las fotos al 100%. En su contra hay que decir que tiende un poco más a quemar las luces (el RAW nos ayudará a mitigar este inconveniente) y que la nitidez aplicada al JPEG a veces es excesiva.

Otro detalle a tener en cuenta es que el P9 carece de estabilizador. Algo que, combinado con las velocidades de obturación demasiado lentas que tiende a escoger cuando estamos trabajando en automático, puede dar lugar a fotos movidas. En nuestro caso, varias tomas nocturnas disparadas a 1/16 de segundo aparecen claramente trepidadas.

Muestras: comparativa
Fotografías realizadas con un Huawei P9 y un Apple iPhone 6S
fotografías realizadas con un huawei p9 y un apple iphone 6s
Huawei P9
fotografías realizadas con un huawei p9 y un apple iphone 6s
Huawei P9
fotografías realizadas con un huawei p9 y un apple iphone 6s
Huawei P9
fotografías realizadas con un huawei p9 y un apple iphone 6s
iPhone 6S
fotografías realizadas con un huawei p9 y un apple iphone 6s
iPhone 6S
fotografías realizadas con un huawei p9 y un apple iphone 6s
iPhone 6S
Y Leica se hizo móvil

Con todas las expectativas fotográficas despertadas en los últimos días alrededor del Huawei P9, lo cierto es que el nuevo smartphone de la firma china lo tenía difícil para no acabar decepcionando en alguna de las asignaturas. Al menos si nos acercamos a él con la lupa en la mano y un criterio puramente fotográfico. Algo que posiblemente habría que moderar, puesto que –insistimos- lo que tenemos en las manos es un smartphone con una buena cámara, no lo contrario.

En cualquier caso, dada la inversión fotográfica que habrá tenido que hacer Huawei, es hasta cierto punto lógico ese interés de muchos aficionados. Si toca renovar móvil, Android es una opción y tenemos 600 euros de presupuesto, ¿por qué no optar por algo que cuenta con el beneplácito de Leica?

huawei p9
Huawei P9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Huawei P9 nos ha hecho disfrutar mucho con su modo monocromático, hasta el punto de sentir que teníamos una auténtica cámara

La presencia de esta firma en el P9 no es solo testimonial, y como hemos dicho, en todos los menús y opciones se nota que la compañía ha conseguido imponer su criterio fotográfico. A partir de ahí, hablar de colores Leica o ver este P9 como una Leica hecha smartphone es más cosa del entusiasmo que se le quiera poner al asunto para autoconvencerse de que por 600 euros tenemos un buen terminal y una Leica entre las manos.

Si el excelente blanco y negro que ofrece, la simulación de profundidad de campo y las opciones de control son sin duda los puntos fuertes de la cámara del P9, la ausencia de estabilizador, la falta de algo más de agilidad en el enfoque y en el disparo y la desaparición del vídeo 4K figuran en su lista de puntos débiles.

¿Es la mejor cámara del mercado como prometía Huawei? No hemos podido colocarla frente al Galaxy S7, pero tenemos los resultados de este terminal suficientemente frescos como para saber que el P9 está más cerca del iPhone 6S que del terminal de Samsung.

Pese a ello, y aun con nuestro escepticismo inicial sobre la presencia real de Leica en el teléfono, el Huawei P9 nos ha hecho disfrutar mucho con su modo monocromático, hasta el punto de sentir que entre las manos teníamos una auténtica cámara. Y eso no pasa con muchos móviles.

10
Comentarios
Cargando comentarios