• Fujinon XF 50-140 mm f2.8 OIS WR: análisis
  • Olympus OM-D E-M5 Mark II: análisis
Prueba de producto
Huawei Ascend Mate 7
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Huawei Ascend Mate 7: análisis

 
3
FEB 2015
Texto: Alberto Ballestín  |  Fotos: Eduardo Parra

Huawei quiere dejar en el pasado el sambenito de fabricante chino. Con modelos como el Ascend P6 comenzó a apuntar a la parte superior del segmento intermedio, y recientemente ha querido ir un paso más allá con el Ascend Mate 7. Este gran teléfono de 6 pulgadas presume de ofrecer unas excelentes terminaciones y elementos tan poco habituales como un lector de huellas por algo más de 400 euros. Un dispositivo muy a tener en cuenta si se busca ese complicado punto intermedio entre los phablets asequibles de gama media y modelos mucho más caros como el Samsung Galaxy Note 4.

Huawei pisa fuerte. Más conocido en determinados entornos por su preponderancia como creador de infraestructuras de telecomunicaciones, el fabricante chino logró hacerse un hueco en el mercado español atacando la gama baja de la mano de los grandes operadores. Ahora busca hacerse un hueco en el segmento libre. Su meta es obtener una cuota de mercado del 10%, para lo cual es imperativo el lanzamiento de productos atractivos y de buena calidad como el nuevo Ascend Mate 7.

Precedido por una importante campaña de marketing, el Ascend Mate 7 es un nuevo contendiente en el segmento phablet que se distingue por ofrecer una elevada calidad de construcción y una potencia respetable a un precio que dista de equipararse al de modelos como el Galaxy Note 4 de Samsung, convertido en la referencia del mercado.

Poco tiene que ver este dispositivo con esos Huawei de marca blanca que hasta hace poco colmaban los estantes más bajos de las tiendas de telefonía, hasta el punto de que la firma no duda en venderlo como su mejor modelo hasta la fecha. Una rotunda afirmación que merece ser puesta bajo la lupa.

Una lección de clase

Si hay algo por lo que el Ascend Mate 7 destaca en ese crítico primer encuentro con el usuario es por su gran tamaño. Pero también por lo manejable que resulta. A pesar de que con sus 6 pulgadas es uno de los teléfonos más contundentes del mercado, el Huawei más grande del momento dista mucho de ser uno de esos modelos desfondabolsillos que todavía abundan en el mercado.

Sus 185 gramos de peso no lo convierten en un teléfono especialmente liviano, pero con un grosor de solo 7,9 milímetros sí puede presumir de ser uno de los más finos en relación a su tamaño.

huawei ascend mate 7huawei ascend mate 7huawei ascend mate 7huawei ascend mate 7
Fino y bien hecho

La calidad de las terminaciones y su esbelta figura son dos de las grandes virtudes del Ascend Mate 7

huawei ascend mate 7
Huawei Ascend Mate 7
Eduardo Parra (Quesabesde)
huawei ascend mate 7
Huawei Ascend Mate 7
Eduardo Parra (Quesabesde)
huawei ascend mate 7
Huawei Ascend Mate 7
Eduardo Parra (Quesabesde)
huawei ascend mate 7
Huawei Ascend Mate 7
Eduardo Parra (Quesabesde)

Además de ser un teléfono bastante ligero, también está realmente bien hecho. Lejos de sacrificar la calidad aparente del dispositivo en aras de lograr un precio más asequible, Huawei ha vestido al Ascend Mate 7 con un elegante chasis de aleación de aluminio que transmite muy buenas sensaciones.

Aunque no es de tipo monochasis, la estructura del teléfono muestra una notable robustez y un tacto muy agradable con una textura similar a la del papel. Sus botones, finamente mecanizados, son de fácil activación incluso a tientas, y la depresión donde se alberga el lector de huellas dactilares hace más cómodo el uso de este sensor. Por contra, el teléfono carece de un botón específico para la cámara, a pesar de que la falta de superficie en los costados no debería ser un obstáculo.

huawei ascend mate 7
Huawei Ascend Mate 7
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

El Huawei Ascend Mate 7 no posee una tapa desmontable que permita sustituir la batería o alojar los lectores de tarjetas de forma interna. En su lugar, las ranuras para las tarjetas microSD (de hasta 32 GB, según los datos oficiales) y SIM se sitúan en dos bandejas extraíbles situadas en el costado izquierdo del teléfono. En el caso del Ascend Mate 7 Gold, una versión de este phablet, la bandeja para tarjetas microSD también puede aceptar una segunda tarjeta SIM.

Como ya es habitual, el Ascend Mate 7 hace uso de teclas virtuales capacitivas en la propia pantalla a fin de reducir el tamaño y el coste del dispositivo. Dadas sus dimensiones, no es una característica que juegue en su contra.

Pulgadas y píxeles en abundancia

A pesar de que algunos fabricantes todavía confían en el desafortunado "caballo grande, ande o no ande", Huawei ha querido que la pantalla de su actual buque insignia no solo sea generosa en sus dimensiones, sino que ofrezca una calidad más que puramente suficiente.

Dotado con un panel IPS de 6 pulgadas y 1080 x 1920 píxeles de resolución, el Ascend Mate 7 ofrece una densidad de 368 puntos por pulgada que redunda en imágenes nítidas y bien definidas. Dado el tamaño de esta pantalla, es posible apreciar una ligera pixelación en las fuentes más pequeñas y determinados contornos, pero por regla general no es algo que sea evidente ni mucho menos desagradable.

huawei ascend mate 7
Huawei Ascend Mate 7
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Con 6,1 pulgadas y 1080 x 1920 píxeles de resolución, el Ascend Mate 7 no desentona lo más mínimo en el complicado segmento en el que milita

El Ascend Mate 7 ofrece un buen rendimiento tanto a nivel de contraste como de brillo, permitiendo un uso razonable en exteriores. Los negros distan de ser todavía los más profundos, pero a diferencia de otros teléfonos de gran tamaño, ni se transforman en grises duros durante su uso nocturno ni exhibe fugas de iluminación.

El teléfono también puede ser utilizado con guantes, aunque esta característica (que debe activarse manualmente) parece ser algo menos sensible que la ofrecida en la gama Lumia de Microsoft.

Un procesador propio que saca bola

A pesar de que Huawei ha utilizado y utiliza procesadores de terceras compañías en sus dispositivos, el fabricante chino ha apostado con fuerza por la última generación de chips HiSilicon de ocho núcleos. La compañía saca pecho con ellos, asegurando que ofrecen un rendimiento comparable al de los procesadores Snapdragon 801 de Qualcomm, pero con un coste más asequible y una mayor flexibilidad de uso.

El Kirin 925 montado en el Ascend Mate 7 se distingue por integrar cuatro núcleos A15 a 1,8 GHz y cuatro núcleos A7 a 1,3 GHz, capaces de distribuir la carga de trabajo entre sí para equilibrar consumo y prestaciones dependiendo de las exigencias del momento. Es un procesador similar en técnica y prestaciones al Kirin 920 montado en el rendidor Honor 6.

Los registros obtenidos por el procesador HiSilicon de Huawei poco tienen que envidiar a los de los buques insignia con los últimos chips de Qualcomm

huawei ascend mate 7
Huawei Ascend Mate 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Se acompaña por 2 GB de RAM en la versión convencional del Ascend Mate 7 (el modelo analizado en este artículo) y por 3 GB en la mencionada variante Gold, que además duplica el almacenamiento interno para pasar de 16 GB a 32 GB.

Las pruebas más habituales revelan unas prestaciones elevadas y ciertamente próximas a las de teléfonos tan destacados como el Galaxy Note 4 de Samsung, aunque no en todos los aspectos. AnTuTu se salda con un encomiable resultado de más de 44.000 puntos, mientras que el Ascend Mate 7 queda en una excelente posición en 3DMark con una nota de 14.272 puntos. El benchmark Quadrant muestra sin embargo un resultado inferior, con apenas 12.000 puntos en la prueba.

Más allá de las habituales pruebas de rendimiento, el rendimiento cotidiano del Ascend Mate 7 lo sitúa en la parte alta del mercado. No hay juego que se le resista a su potente procesador HiSilicon, aunque los títulos más exigentes pueden mostrar una fluidez algo desacompasada debido al uso de una GPU Mali-T62, ya bastante superada y lejos de lo que hoy día se puede tildar de gama alta.

huawei ascend mate 7
Huawei Ascend Mate 7
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Huawei utiliza en el Ascend Mate 7 una ROM basada en Android 4.4.2 que se distingue por el uso de la última capa de personalización EMUI. Esta interfaz incorpora widgets, iconos diversos y elementos propios, siendo su característica más notable el hecho de que no hay una bandeja de aplicaciones propia al uso y se opta en su lugar por una combinación de múltiples pantallas laterales y carpetas. Esta elección puede dificultar la navegación en el dispositivo si se tiene un gran número de aplicaciones instaladas.

El rendimiento del sistema operativo es generalmente bueno. El teléfono se desenvuelve con rapidez y rara vez se calienta de forma perceptible, si bien ocasionalmente se puede producir alguna que otra ralentización. También hemos podido observar durante las pruebas un redibujado completo de los widgets que ya ni siquiera es común en los teléfonos de gama baja. Son incidentes aislados, pero que junto a otros detalles menores (como la agresividad con la que aparecen las notificaciones de consumo de energía) desmerecen el conjunto.

Se echa en falta algún tipo de aplicación de productividad que permita aprovechar mejor el gran tamaño del teléfono. No obstante, y dada la ausencia de un lápiz digital o puntero especializado, es evidente que Huawei no aspira a competir directamente con el Galaxy Note 4, sino que ofrece un smartphone de dimensiones rotundas para los usuarios que buscan un teléfono grande y potente sin gastarse demasiado dinero.

Huawei ofrece múltiples temas gráficos para personalizar la apariencia visual del teléfono, que huye de la actual estética plana de Android

huawei ascend mate 7
Huawei Ascend Mate 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Con una enorme capacidad de 4.100 mAh, el rendimiento de la batería del Ascend Mate 7 es todo lo bueno que se le puede pedir a un teléfono de su tamaño y potencia. Actualizando las redes sociales más habituales y utilizando el dispositivo con frecuencia para navegar por Internet, es posible exprimirle algo más de día y medio de autonomía. Con un uso más ligero podemos levantarnos un lunes por la mañana y solo tener que buscar el cargador hacia el final de la jornada del martes.

Es inevitable hablar del lector de huellas dactilares integrado en el Ascend Mate 7, un elemento permite establecer distintos perfiles de usuario y desbloquear el teléfono móvil. A diferencia del lector integrado por Samsung en sus últimos productos, sin embargo, el de Huawei no requiere deslizar el dedo, sino simplemente situarlo sobre el sensor, que además queda muy bien situado en la parte trasera del dispositivo.

huawei ascend mate 7
Huawei Ascend Mate 7
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

El lector de huellas es más que una simple curiosidad, hasta el punto de que puede convertirse en un serio argumento de venta

Además de estar bien colocado, a la altura perfecta para utilizar la huella del dedo índice como elemento de identificación, el lector de Huawei es rápido y preciso. Una vez configurado es muy sencillo desbloquear el teléfono sin necesidad de introducir una contraseña manualmente.

Su implementación recuerda a la realizada por Apple con el sensor TouchID, y aunque no resulta igual de pulida que la vista en el iPhone (ocasionalmente puede ser necesario mover el dedo para facilitar la lectura de la huella), supera muy ampliamente a los lectores de Samsung, convirtiéndose en un elemento práctico y deseable. Tanto es así que, una vez descubierto, no hay motivos para regresar a las clásicas contraseñas numéricas.

La cámara no es su fuerte

Huawei no se ha caracterizado hasta el momento por la elevada calidad de sus cámaras, y desgraciadamente el Ascend Mate 7 no rompe con la tradición. Con un sensor principal de 13 megapíxeles presidiendo la parte trasera del dispositivo y otro de 5 megapíxeles para selfies y videoconferencias, este phablet se limita a ofrecer un rendimiento fotográfico aceptable en condiciones diurnas y de buena luminosidad.

Por velocidad y calidad de imagen, la cámara del Ascend Mate 7 no está a la misma altura que el resto del teléfono

huawei ascend mate 7
Huawei Ascend Mate 7
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Las fotografías capturadas por el Ascend Mate 7 no exhiben problemas de desequilibrios de color ni tienden a estar sobresaturadas, lo cual es un punto a su favor. Por contra, el teléfono se muestra incapaz de capturar los detalles más finos e introduce un elevado nivel de grano cuando la iluminación es peor que óptima. Su rendimiento nocturno es directamente negativo, muy alejado del de búhos como la gama Lumia o los dispositivos más destacados de la familia Galaxy.

Muestras: 13 MP
Fotografías realizadas con un Huawei Ascend Mate 7
fotografías realizadas con un huawei ascend mate 7
fotografías realizadas con un huawei ascend mate 7
fotografías realizadas con un huawei ascend mate 7
fotografías realizadas con un huawei ascend mate 7
fotografías realizadas con un huawei ascend mate 7
fotografías realizadas con un huawei ascend mate 7

Dado este escaso énfasis fotográfico, no resulta sorprendente que Huawei no haya querido integrar un botón específico para la cámara en la carcasa del teléfono. Es posible sin embargo lanzar la aplicación pulsando dos veces la tecla de volumen (aunque las fotos capturadas usando este método tienden a salir algo movidas).

El proceso de captura (no se incluye grabación de vídeo 4K, por cierto) es además bastante lento, tanto a la hora de guardar la foto como en el lanzamiento de la aplicación de cámara. Al menos el software fotográfico resulta sencillo de manejar y bastante intuitivo.

Un phablet formidable a un precio razonable

Con una excelente calidad de construcción, una muy buena pantalla de 6 pulgadas y con potencia más que suficiente para satisfacer a la mayoría de usuarios, el Huawei Ascend Mate 7 es una interesante propuesta dentro del segmento de los phablets. Cuando además se introduce en la ecuación un precio de aproximadamente 430 euros, se transforma en un dispositivo mucho más que simplemente sugerente.

Huawei ofrece una excelente calidad de construcción, un buen panel de 6 pulgadas y una potencia más que suficiente por poco más de 400 euros

Sus características técnicas y su precio lo sitúan en una parte algo peculiar del mercado. Al carecer de un stylus no puede competir cara a cara con el todopoderoso Samsung Galaxy Note 4, pero al mismo tiempo su rendimiento y buen tacto lo colocan por encima de otras propuestas similares. Tampoco debería compararse totalmente con el creciente número de teléfonos de 5,5 pulgadas, dejando al LG G3 Screen (520 euros) como una de las posibles alternativas.

Con al Ascend Mate 7, Huawei demuestra que puede competir satisfactoriamente en los segmentos superiores. Todavía está pendiente la asignatura del software, y la cámara dista de ser una de las referencias del mercado, pero su eficiente lector de huellas dactilares, su buena autonomía y su atractivo precio otorgan un atractivo muy elevado a un phablet que pretende dejar atrás los prejuicios del consumidor hacia esta marca china.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar