• Sony Vaio VGN-TT21M/N: de un vistazo
  • Canon EOS 500D: toma de contacto y muestras
Prueba de producto
100% WI-FI

HTC Touch Viva: de un vistazo

 
25
MAR 2009

Empeñada en inundar el mercado cada año de nuevos terminales, HTC lanzaba recientemente su Touch Viva, que se planta en el escaparate con un cuadro de características muy similar al del Touch primigenio. Smartphone de gama baja, el Viva trata de rivalizar con modelos más ambiciosos a pesar de ser incompatible con las redes 3G y de carecer de receptor GPS.

El Touch Viva es un terminal de los llamados de acceso, eufemismo con el que los genios del marketing suelen referirse a aquellos dispositivos asequibles y -en consonancia con su precio- cargados de limitaciones.

HTC Touch Viva
HTC Touch Viva
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su agresivo precio de venta es, por tanto, el principal anzuelo con el que HTC pretende seducir a sus potenciales compradores. Un primer vistazo a las prestaciones y el rendimiento del Viva nos permitirá aclarar si es o no una buena opción de compra:

  • Cuando uno abre la caja del Viva, descubre con cierta decepción que llega acompañado por unos pocos accesorios, como los auriculares, el cargador y el preceptivo software de HTC. Se echa en falta -sin más rodeos- una funda para salvaguardar sobre todo la integridad de la pantalla de plástico, bastante susceptible a las rayadas.
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • El monitor TFT de 2,8 pulgadas y 320 x 240 píxeles (QVGA) es suficientemente grande y luce una buena resolución y brillo. Pero su posición -ligeramente hundida con respecto al marco de la carcasa- y su control -que debe ejercerse mediante presión- hacen necesario recurrir al lápiz óptico en más de una ocasión.
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • La primera sensación que transmite el terminal entre las manos es de cierta tosquedad. Ni es tan refinado como sus parientes de gama alta ni presenta las finas líneas de aquéllos, y poco ayuda a mejorar esta percepción el apagado color gris en que está disponible. Aun así, y a pesar de su relativamente desmesurado tamaño (104,5 x 59 x 15,75 milímetros), es perfectamente apto para todos los bolsillos.
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • La principal novedad respecto al Touch es la inclusión del nuevo sistema operativo Windows Mobile 6.1 y de una edición simplificada del TouchFLO. Gracias a la optimización de esta interfaz, desprovista de tanta filigrana 3D superflua, el Viva brinda una interacción muy fluida con el usuario, nada comparable a la que ofrece -por ejemplo- el Diamond.
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Pese a tan buena impresión inicial, el procesador OMAP de 201 MHz muestra su flaqueza -en forma de ralentización del sistema- cuando se pretende gestionar más de dos aplicaciones simultáneamente.
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • La memoria ROM, de sólo 256 MB, es muy limitada. Para evitar que quede desbordada en un abrir y cerrar de ojos, urge hacerse con una tarjeta opcional del estándar microSD. La memoria RAM de 128 MB, en cambio, se nos antoja suficiente para manejar los archivos (a pesar de que el procesador no esté mucho por la labor).
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Las aplicaciones incluidas de serie son las habituales de Windows Mobile 6.1, como el acceso a vídeos de YouTube. Mediante la conexión Wi-Fi, y siempre que la fuerza de la señal nos acompañe, la descarga de éstos se produce a una velocidad más que suficiente.
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • La navegación por Internet se efectúa con Opera, que optimiza el rendimiento del clásico Explorer de Microsoft. La navegación es intuitiva y cómoda, y entre otras funciones, es posible ampliar las zonas de la página que nos resulten de mayor interés.
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Que nadie se lleve a engaño cuando descubra que el Viva trae instalada de serie la aplicación Google Maps: carece de receptor GPS, por lo que el uso de la popular aplicación de los de Mountain View queda relegado a la mera consulta cartográfica. Y más nos vale que tengamos una red Wi-Fi cerca.

    HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

    El guiño al usuario profesional lo ponen las herramientas de Office, que forman parte indisoluble del sistema operativo del Viva (aunque las limitaciones técnicas del dispositivo nos recuerdan que ésa no es su vocación). La conexión con Outlook permite sincronizar los contactos entre el smartphone y nuestro ordenador.

  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • HTC ha dejado huérfano de conectividad 3G a su Viva. Carente por tanto de transmisión de datos a través de redes de alta velocidad, la transferencia queda relegada a las vetustas GSM, GPRS y EDGE. Sí disfruta, afortunadamente, de sistema cuatribanda (850, 900, 1800 y 1900 MHz), por lo que puede utilizarse en cualquier parte del mundo.
  • Sabidas sus limitaciones, lo más sensato a la hora de navegar on-line es tirar -siempre que sea posible- de la conexión Wi-Fi (802.11 b/g). HTC debería preguntarse qué sentido tiene lanzar en países como España dispositivos dotados de una u otra tecnología de acceso a redes (3G o Wi-Fi), cuando apenas existen tarifas planas para la primera ni abundan las redes gratuitas para la segunda.
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Para la transferencia de archivos entre dispositivos, el Viva cuenta con tecnología Bluetooth 2.0 con función A2DP, que permite intercambiar archivos de audio. En las pruebas realizadas, ha funcionado correctamente en este apartado, conectándose sin contratiempos con un portátil y un dispositivo de manos libres.
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Una cámara de 2 megapíxeles con más defectos que virtudes -ni autofoco ni flash ni estabilizador digital- habita en la parte posterior de la carcasa. Consecuencia lógica de su incompatibilidad con redes 3G, el Viva carece de cámara frontal para realizar videoconferencias.
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • No podía faltar en la lista de puntos negativos del Viva la tradicional conexión ExtUSB 2.0 de la firma taiwanesa, una engorrosa solución todo-en-uno que sirve tanto para cargar la batería como para transferir datos al ordenador o utilizar los auriculares.
  • HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HTC Touch Viva
    HTC Touch Viva
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • La autonomía de la batería de 1100 mAh incorporada es más que correcta, aunque no sorprende su duración si tenemos en cuenta que la mayoría de aplicaciones del Viva (Wi-Fi aparte) no exigen un enorme consumo energético.

Recomendable para: quienes manejen presupuestos poco boyantes y busquen algo parecido a un smartphone de última generación (la pantalla táctil, la interfaz gráfica y el Wi-Fi ayudan a ello).

Abstenerse de su compra: aquéllos que anden buscando un móvil 3G y sean exigentes con las prestaciones mínimamente exigibles a un smartphone en pleno 2009.

Precio de lanzamiento: 245 euros

Disponibilidad: finales de 2008

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar