• Nikon D7000: análisis
  • Canon PowerShot G12 y Canon PowerShot G1: comparativa histórica
Prueba de producto
HTC SMART Y NOKIA X3 TOUCH AND TYPE: ASEQUIBLES Y MANEJABLES

HTC Smart y Nokia X3 Touch and Type: frente a frente

 
21
DIC 2010

En el mundo anglosajón se les denomina "feature phones" para diferenciarlos de los "smartphones", pero en la lengua de Cervantes los podríamos llamar teléfonos sencillos. No usan ni Android ni Symbian ni ningún otro sistema operativo avanzado, suelen carecer de prestaciones como el GPS y raramente tienen un precio libre superior a los 200 euros. Con sus pros y sus contras, se siguen llevando la mayoría absoluta de las ventas porque, además de ser asequibles, suponen la receta con la que más cómodo suele sentirse el usuario de a pie. Un motivo más que suficiente para que nos hayamos decidido a comparar dos de las propuestas más decentes dentro de esta popular categoría: el HTC Smart y el Nokia X3 Touch and Type.

"Sí, tengo un smartphone y no aprovecho ni el 10% de sus posibilidades, ¿pasa algo?" Es lo que dicen muchos cuando alguien les tacha de fantasma por tener un iPhone o un Android de última generación sin necesitar realmente un equipo de tales características. Polémicas aparte, en estas circunstancias quizás sea más práctico hacerse con un terminal menos avanzado, de ésos que las operadoras suelen financiar completamente con tarifas asequibles.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Nokia X3 Touch and Type (izquierda) y el HTC Smart.

Como contrapartida a las limitaciones que nos imponen respecto a un smarpthone, suelen proporcionar una buena autonomía y una experiencia de uso sin muchas complicaciones ni enredos. Unas condiciones que se cumplen en los dos formatos distintos por los que optan los participantes de este duelo: un monobloque táctil como el HTC Smart y otro en el que podemos aplicar los dedos tanto sobre la pantalla como sobre las teclas: el Nokia X3 Touch and Type.

Comodidad de bolsillo
Es una ventaja casi inherente a este tipo de teléfonos: ofrecen unas medidas muy aptas para llevarlos prácticamente en cualquier bolsillo. Aunque en estos niveles las diferencias apenas se perciben sosteniéndolos con la mano, el Nokia X3 se destaca por su escaso grosor y peso (9,6 milímetros y 78 gramos), sensiblemente inferiores a los 12,8 milímetros y 108 gramos del HTC Smart.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El modelo de HTC presenta un acabado quizás más soso, muy en la línea del aspecto clásico de otros modelos de gama superior de la firma. Además, la distribución irregular de los controles de la parte inferior puede disgustarle a los más ortodoxos, aunque como punto a favor cabe destacar el agradable tacto de la tapa trasera, rematada con una textura muy similar a la de la goma.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Aunque en ambos casos hay que retirar la tapa trasera, tanto en uno como en otro encontramos ranuras microSD, que se mantienen operativas sin necesidad de quitar la batería ni apagar el teléfono.
En ninguno de los dos casos encontramos mucho lujo en los materiales empleados, aunque quizás el modelo de Nokia sea el que más ha abusado del plástico, como deja patente su reducido peso. El diseño de su teclado, eso sí, tiene un estilo bastante distintivo, empleando un formato de cuatro columnas con teclas dotadas de una ligera elevación en su parte intermedia para que sepamos bien qué estamos pulsando en cada momento.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Frente al único acabado en que está disponible el Smart, por otra parte, el X3 cuenta con variantes en azul, lila, negro y rosa, además del blanco de la unidad que hemos empleado para esta comparativa. La tapa trasera, eso sí, es de color gris.

Teclado, ¿sí o no?
El teclado alfanumérico siempre ofrece un plus para quienes se sientan más a gusto con un teléfono más -por así decirlo- tradicional. Incluso en algunos aspectos de la experiencia de uso: nada tan fácil como marcar los números directamente para iniciar una llamada o explorar la agenda de contactos recurriendo a las teclas. En este sentido, el X3 parte con ventaja respecto al Smart.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El teclado virtual del Smart no es para nada comparable a las teclas físicas del X3, sobre todo en lo que a respuesta y comodidad se refiere.

Este último, en su defensa, propone una pantalla más grande (con 2,8 pulgadas y 240 x 320 píxeles de resolución) y una interfaz de usuario más rica y variada: Sense. No es comparable a la que HTC emplea en sus smartphones con Android o Windows Mobile (en este caso, la plataforma sobre la que se sustenta la interfaz es Brew), pero no deja de proporcionar seis escritorios principales para ubicar a nuestro gusto una buena cantidad de accesos directos y widgets.

HTC Smart
HTC Smart
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin olvidarnos de los menús que se convocan desde las partes superior e inferior de la pantalla para consultar notificaciones o aspectos de configuración del teléfono. La pantalla, eso sí, es táctil pero resistiva, por lo que las pulsaciones deben ser firmes y precisas y las transiciones laterales y horizontales hay que hacerlas con tranquilidad.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El X3 y su interfaz S40, por su parte, se quedan con un único escritorio principal que incluye unos pocos accesos directos y una fila para los contactos favoritos de la agenda, además de un menú que reúne todas las aplicaciones y un desplegable adicional de accesos directos, que aparece desde la parte superior de la pantalla pulsando en la inscripción "Ir a".

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La ventaja del modelo de Nokia, cómo no, está en que reúne tanto las ventajas del teclado como las de la pantalla táctil, también resistiva aunque reduciendo su diagonal a 2,4 pulgadas. Una fórmula con la que, cuando recorriendo sus menús llegamos a un punto en el que tenemos que escribir algo, se facilita un método de introducción más directo y natural.

HTC Smart
HTC Smart
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sobre todo teniendo en cuenta dos defectos el Smart. Por un lado, no lleva un acelerómetro para cargar automáticamente el teclado QWERTY virtual al girar el teléfono, obligándonos a hacer el cambio desde el formato alfanumérico manualmente. Por el otro, el propio QWERTY virtual tiene unas teclas de tamaño muy reducido, de forma que es muy poco aconsejable usarlo.

Más o menos conectividad
Es sin duda la faceta en la que más destaca el Nokia X3 Touch and Type respecto a su rival: la conectividad, sea o no inalámbrica. Ambos equipos disponen de la indispensable salida de auriculares de 3,5 milimetros (que no es todo lo habitual que uno desearía por estas latitudes del mercado), pero sólo el X3 usa un puerto micro-USB estándar para conectarse al ordenador.

Nokia X3 Touch and Type
Nokia X3 Touch and Type
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dicho puerto, además, tiene certificación USB On-the-Go, por lo que podemos usarlo para explorar directamente el contenido de otros equipos como vimos en el N8. Lástima que el cable necesario para aprovechar esta posibilidad, en esta ocasión, no venga incluido en la caja. El Smart, por su parte, usa un conector ExtUSB, consistente en un mini-USB modificado de tal forma que sólo se adapta a los cables propios de la firma asiática.

A pesar de no seguir por tanto ninguno de los estándares más extendidos en esta materia, el modelo de HTC opta eso sí por unificar tanto la recarga de la batería como la transferencia con el ordenador en este mismo puerto, mientras que el Nokia habilita por separado un conector de 2 milímetros de diámetro para el cargador de pared.

HTC Smart
HTC Smart
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ambos carecen de GPS y llevan Bluetooth (versión 2.0 en el Smart, algo más actualizado el X3 con 2,1), pero sólo el modelo de Nokia dispone de Wi-Fi, además en su versión más moderna (802.11 b/g/n). Un gran punto a favor, pues le permite conectarse a Internet sin necesidad de contratar un plan de datos 3G con nuestra operadora.

Pero incluso obviando este punto el X3 le gana la partida al Smart, pues dispone de conectividad HSDPA con una velocidad máxima de 10,2 Mbps a la hora de descargar datos, mientras que el modelo de HTC se queda con 3,6 Mbps. Aunque en la práctica, y como es habitual, ninguno de los modelos alcance dichas velocidades, sí que se nota una mayor soltura en el teléfono de Nokia a la hora de cargar páginas web o descargar el correo electrónico.

Funciones multimedia y navegación web limitadas
Si la cámara o la consulta de páginas web son funciones que apreciamos mucho en un teléfono móvil, es mejor descartar este tipo de equipos e irse a por modelos más avanzados. Ni el tamaño ni la resolución de pantalla (ni por supuesto la reducida lista de formatos compatibles) proporcionan en ninguno de los dos casos una buena experiencia al reproducir vídeo, aunque ambos pueden servir perfectamente como reproductores MP3 de bolsillo con una calidad de sonido básica.

Nokia X3 Touch and Type
Nokia X3 Touch and Type
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nokia X3 Touch and Type
Nokia X3 Touch and Type
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A pesar de contar con algunas diferencias en su hoja técnica (ninguna de las dos dispone de autoenfoque, eso sí), las cámaras de ambos terminales ofrecen unos resultados discretos al capturar imágenes fijas. Como se observa en las muestras comparativas, y además de realizar cada una un balance de blancos automático bastante distinto, el captor de 5 megapíxeles del X3 presenta unos colores algo más saturados y pierde algo menos de detalle.

Las capturas se han realizado con un HTC Smart (3 MP) y un Nokia X3 Touch and Type (5 MP)
las capturas se han realizado con un htc smart (3 mp) y un nokia x3 touch and type (5 mp)
las capturas se han realizado con un htc smart (3 mp) y un nokia x3 touch and type (5 mp)
las capturas se han realizado con un htc smart (3 mp) y un nokia x3 touch and type (5 mp)
las capturas se han realizado con un htc smart (3 mp) y un nokia x3 touch and type (5 mp)
La calidad, en cualquier caso, es muy básica tanto en uno como en otro, y el procesador digital de las imágenes es exagerado. Como mucho pueden servir para capturar alguna instantánea de cara a su publicación en redes sociales, pero poco más.

Algo similar sucede con la grabación de vídeo: dentro de lo mediocre, el modelo de Nokia es algo mejor ya que dobla la resolución (640 x 480 píxeles frente a 320 x 240) y presenta una tasa estable de 15 fotogramas por segundo, mientras que el HTC Smart se queda en torno a los 12. A favor de la cámara de 3 megapíxeles de este último hay que decir que es la única que cuenta con un botón disparador.

HTC Smart
HTC Smart
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC Smart
HTC Smart
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También es la única que dispone de flash integrado. En este caso, eso sí, es de tipo LED, por lo que si bien puede iluminar objetos cercanos en situaciones penumbrosas, también los carga de distorsiones y aberraciones cromáticas. En última instancia, la mejor aplicación del diodo luminoso la encontramos en el modo linterna, muy útil para poder ver en la oscuridad, por ejemplo, cuando estamos de camping y entramos por la noche a la tienda a buscar algo.

Como adelantábamos, la navegación web tampoco es el fuerte de ninguno de los dos. La tecnología resistiva de ambas pantallas dificulta bastante las cosas, aunque el mayor tamaño de la del Smart le permite conseguir una visualización y unos movimientos de scroll algo más cómodos.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Aunque el navegador web no es nada del otro mundo en ninguno de los dos casos, al menos el Nokia X3 (imagen inferior) cuenta con la visualización de páginas por pestañas y otros elementos característicos de Opera Mini.

A favor del Nokia X3, conviene destacar la posibilidad de usar el navegador Opera Mini, que viene preinstalado en el software del equipo. Más que nada porque, dentro de las incomodidades que supone este móvil para consultar páginas web, al menos dicho programa presenta una interfaz bien pensada para movernos entre las distintas pestañas que tengamos abiertas, con un estilo visual organizado de forma mínimamente inteligente y efectiva.

La autonomía no es un problema
Si sólo aprovechamos sus funciones telefónicas, ambos terminales son capaces de sobrevivir lejos del cargador durante unas cuatro jornadas, reduciéndose más o menos a la mitad si también queremos recibir los mensajes de una cuenta de correo electrónico por 3G. La menor capacidad de la batería del X3 (860 mAh frente a los 1100 mAh de la del Smart) queda compensada por el menor consumo que necesita su pantalla de tamaño inferior.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con una excepción: si queremos aprovechar las conexiones 3G y Wi-Fi del modelo de Nokia de forma simultánea, la autonomía se reduce de forma drástica hasta quedarse por debajo de las 24 horas. Otro gallo canta si, sencillamente, empleamos el X3 básicamente como teléfono y, esporádicamente, lo conectamos por Wi-Fi para hacer alguna consulta rápida.

Dos filosofías distintas
Dejando patente que ambos terminales le quedarían pequeños a un usuario avanzado (tanto literal como figuradamente), quizás el HTC Smart sea el más indicado de los dos para quien busque una experiencia de uso lo más cercana posible a la de un smartphone. Más que por su equipamiento (superado de hecho por el X3 en varios puntos), por las posibilidades de su interfaz.

Sin llegar a ser lo más personalizable del mercado, la versión de Sense que usa el Smart puede estirarse mucho más que la básica interfaz del X3. Éste, por su parte, aporta la innegable ventaja del teclado físico y un apartado mucho más completo (y estandarizado) de posibilidades de conectividad, enfocándose a quien busque un concepto más tradicional de teléfono móvil (aunque también sea táctil).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con todo, la mayor barrera que podemos trazar entre ambos está en las condiciones ideales para usar uno u otro. Sin una conexión 3G siempre activa, el Smart tiene que renunciar a gran parte de sus widgets, como el de correo, el de información meteorológica o el de FriendStream (encargado de mostrar las actualizaciones de nuestros contactos en redes sociales), elementos que por su propia naturaleza tienen que tirar siempre de Internet.

En cuanto al X3, no es que podamos aprovechar todo su potencial sin una tarifa de datos, pero lo cierto es que su software sólo invita a hacer incursiones esporádicas en Internet, y para eso podemos usar perfectamente el Wi-Fi en determinados contextos y lugares (en casa, en la oficina o en algún centro comercial que tenga una red de este tipo abierta, por citar los ejemplos más recurrentes).

Hay más diferencias entre ambos, pero ninguna lo suficientemente grande como para decantar claramente la balanza hacia uno u otro lado. Y en cualquier caso, son diferencias relacionadas con aspectos para los que, sencillamente, no conviene hacerse muchas ilusiones con ninguno de los dos teléfonos (sobre todo en lo relativo a lo multimedia), siendo la mejor opción optar por modelos de gama más alta.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar