• Samsung Galaxy S6 Edge: toma de contacto
  • Sony Xperia Z4 Tablet y Xperia M4 Aqua: toma de contacto
Prueba de producto
HTC One M9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

HTC One M9: toma de contacto

 
2
MAR 2015
Texto: Alberto Ballestín  |  Fotos: Álvaro Méndez   |  L'Hospitalet de Llobregat

Evolución, que no revolución, es el pensamiento imperante en un Mobile World Congress donde HTC no ha querido esconderse de los focos como en ocasiones anteriores. Lejos de amilanarse ante la amenazadora presencia del Galaxy S6 y su variante Edge, el fabricante taiwanés ha hecho de tripas corazón para presentar su nuevo buque insignia en una feria que puede resultar poco acogedora para aquellos fabricantes sin un producto particularmente llamativo.

Como su gran rival surcoreano, HTC no ha querido desentrañar la fórmula de la cuadratura del círculo, inclinándose en su lugar por pulir una propuesta interesante y sin embargo lejos de ser totalmente satisfactoria. El One M9 es su materialización. Heredero del One (M8), su nuevo abanderado redobla la apuesta por la calidad y hace énfasis en uno de los grandes puntos flacos del modelo precedente: una cámara que simplemente no estaba a la altura.

Fabricado íntegramente en metal, el One M9 es un teléfono de aspecto sólido y refinado, a la altura de lo que se espera de un dispositivo que fácilmente rondará el tejado de los 600 euros. La tercera generación de esta saga hace gala de unas formas más redondeadas y -en el caso de la variante gris- de un interesante marco de color dorado que le aporta algo de carácter.

El botón de encendido, anteriormente situado en la parte superior, ha sido reposicionado bajo los controles de volumen -algo que incide positivamente en la ergonomía del terminal-, aunque la situación inferior del conector de audio puede no resultar del agrado de todo el mundo. Cabe señalar que, debido a estos y otros cambios, el One M9 no es compatible con las fundas comercializadas para el One (M8).

htc one m9
HTC One M9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc one m9
HTC One M9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una vez en marcha, el One M9 se muestra fluido y voluntarioso. No es que debiera esperarse menos con un procesador Snapdragon 810 y 3 GB de RAM. Más interesante que su propio rendimiento es el énfasis realizado por HTC en la adaptación de la interfaz a su usuario. Instalada sobre Lollipop, esta capa de personalización muestra sugerencias como los restaurantes en las inmediaciones -dentro de la sección BlinkFeed- y permite crear temas de escritorio con colores y texturas adaptados desde cualquier fondo de pantalla seleccionado, incluyendo nuestras propias fotografías.

También destaca el widget con las aplicaciones más habituales, que se ordenan automáticamente en trabajo, hogar y calle dependiendo del uso del dispositivo realizado por el usuario en cada uno de estos lugares. Según ha explicado HTC, cada epígrafe se rellena de forma automática, si bien es posible añadir manualmente aplicaciones a cada lista.

htc one m9
HTC One M9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc one m9
HTC One M9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El bokeh o la ausencia del mismo es la segunda gran novedad del One M9. Tras dos generaciones tratando de convencer a los usuarios de que era más importante una cámara trasera de escasa resolución pero luminosa y con capacidad de enfoque, HTC ha dicho adiós a su doble sensor y ha recolocado la tecnología UltraPixel en la cámara delantera, donde su mayor luminosidad promete sacar los selfies más conseguidos.

Los resultados obtenidos por el nuevo sensor trasero de 20 megapíxeles y f2.2 son a priori positivos. La velocidad de captura y activación de cámara es mejor que buena, aunque durante las pruebas improvisadas en el Mobile World Congress el Galaxy S6 se ha mostrado más ágil. Como su rival surcoreano, el One M9 también permite capturar vídeo en formato 4K, cortesía de su procesador Qualcomm.

htc one m9
HTC One M9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc one m9
HTC One M9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y qué sucede con el famoso efecto bokeh? He ahí la pregunta del millón. Técnicamente esta publicitada característica sigue presente, pero solo sobre el papel. Ahora el efecto se aplica desde la propia cámara mediante software en lugar de utilizando un sensor adicional. A priori, y utilizando su pantalla de 5 pulgadas y resolución Full HD como única referencia para su revisión, el resultado es bastante convincente.

Con un procesador a la última, un diseño más cuidado y una cámara más simple pero a la altura de las circunstancias, HTC aspira a mantener su trayectoria ascendente con este One M9, lo que nos lleva inevitablemente a la cuestión del precio. Por desgracia, HTC no ha facilitado un importe de su actualizado buque insignia, un detalle que dará a conocer de forma escalonada según se efectúe el lanzamiento del terminal en los distintos mercados.

Productos relacionados (1)
Vídeos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar