• Nikon Coolpix P500: análisis
  • Fujifilm FinePix X100: análisis
Prueba de producto
ANDROIDE DE DISEñO CAPRICHOSO

HTC Incredible S: análisis

 
16
MAY 2011

No marca un tope de gama, pero tampoco se anda con chiquitas en la hoja de características. Trayendo a Europa un diseño hasta ahora reservado al mercado estadounidense, el HTC Incredible S se encuadra en esa parte alta del catálogo de la firma asiática que, sin recurrir aún al doble núcleo, no descuida otros aspectos como su pantalla SLCD de 4 pulgadas o su cámara de 8 megapíxeles con grabación de vídeo a 720p. Una variante más de los smartphones con la interfaz propia Sense que, eso sí, no llega en su ultimísima versión, aunque HTC sí que ha cumplido su palabra a la hora de actualizarlo rápidamente a Android 2.3 (Gingerbread).

HTC cada vez se va pareciendo más a Nokia o Samsung en la cantidad de escalones que se comienzan a observar a lo largo y ancho de su gama de smartphones. Y es que este Incredible S, si bien está un paso por detrás del Sensation o el Evo 3D, posee casi la misma columna vertebral de características que el Desire S y el Desire HD, quedándose a medio camino entre estos dos últimos en lo que a tamaño de pantalla se refiere por sus 4 pulgadas de diagonal.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si al primero lo supera en aspectos como la dotación de la cámara, respecto al segundo proporciona más brillo y contraste de pantalla gracias a la tecnología SLCD. Pero su mayor signo de distinción está en el pequeño escalón de su tapa trasera, un diseño que cruza ahora el Atlántico tras estrenarse en Estados Unidos con el Droid Incredible de Verizon.

La experiencia de uso, en cualquier caso, se vuelve a cimentar sobre una interfaz propia que ya es todo un clásico de las adaptaciones de Android. En HTC se reservan la última versión de Sense para el tablet Flyer y smartphones como el citado Sensation, pero al menos ya han puesto al día la versión de Android que el dispositivo trae preinstalada (la 2.2, alias Froyo) al lanzar una actualización para instalar la 2.3 (también conocida como Gingerbread).

Curioso pero creíble
Pese a lo que su nombre pueda sugerir, el Incredible S luce un diseño que sólo aporta un poco de distinción visual, ya que la caprichosa elevación de la tapa posterior -cuya silueta se corresponde con la del espacio habilitado bajo ésta para elementos como la batería y la cámara- apenas mejora levemente su adherencia en la palma de la mano.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

HTC ha fabricado la tapa con un plástico semirrígido que recuerda bastante a la goma y que, seguramente para evitar posibles deterioros al desprenderla, le brinda una elasticidad superior a lo habitual. Un material que se repite en el perímetro del equipo para envolver su cara frontal, creando una sensación similar a la de una funda ajustada.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No hay mucho más que destacar sobre al atractivo visual del dispositivo, más allá de los planes de la compañía para lanzar un acabado en rojo como alternativa a la versión original de color negro que hemos podido probar.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC suministra el Incredible S con una tarjeta microSD de 8 GB ya insertada en la ranura correspondiente, que acepta modelos de hasta 32 GB.
Sus dimensiones de 120 x 64 x 11,7 milímetros y sus 135,5 gramos de peso le otorgan un porte similar al de cualquier otro smartphone de pantalla relativamente grande, distanciándose eso sí de la incomodidad que vimos al analizar el citado Desire HD a la hora de llevarlo en el bolsillo del pantalón.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los controles y las conexiones que adornan su perímetro siguen el esquema habitual con la excepción del puerto micro-USB, que reposa en la parte inferior del lateral izquierdo sin ningún tipo de pestaña o tapa protectora. Y también hay una pequeña peculiaridad en el panel táctil inferior, ya que sus iconos retroiluminados giran automáticamente cuando lo hace la interfaz gráfica.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los escritorios principales de Sense, eso sí, se muestran siempre en vertical, al contrario de lo que vimos en nuestra primera toma de contacto con el antes mencionado Flyer. Si bien esto es de momento un privilegio exclusivo del primer tablet de HTC, la compañía sí que ha introducido ya algunos elementos de la última versión de su interfaz propia (Sense 3.0) en un smartphone como el Sensation.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Incredible S no dispone por tanto de curiosidades como el llamado "carrusel 3D", y HTC tampoco ha dejado claro si tendrá acceso a ellas en un futuro. De momento, el firmware más actual del dispositivo -el 2.12.415.5 mientras escribimos estas línas, que de hecho hemos instalado "over the air" pocos días después de encender el terminal por primera vez- se queda con la versión 2.1 de Sense.

Una pantalla digna de un buen Desire
HTC ha tenido que renunciar a las pantallas AMOLED debido a su escasez, pero ha encontrado en la tecnología SLCD (Super LCD) un sustituto que poco tiene que envidiarle a los diodos orgánicos. Así, y a modo de ejemplo comparativo, quienes quedaron algo decepcionados con el brillo y el contraste de la pantalla del Desire HD tienen en este Incredible S una alternativa mejor resuelta y de medidas más transportables, con 4 pulgadas de diagonal y 480 x 800 píxeles de resolución.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Buena visibilidad para una pantalla que cuenta con certificación Gorilla Glass (algo que en cualquier caso no le impide impregnarse fácilmente de polvo y huellas a medida que aplicamos nuestros dedos sobre ella) y un manejo táctil capacitivo suave y preciso, como viene siendo habitual en los androides de HTC desde los tiempos del primer Desire.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El teclado QWERTY virtual es uno de los grandes beneficiados de las facultades de la pantalla, y eso a pesar de que las teclas de las letras podrían haber sido algo más grandes si HTC hubiese renunciado a la columna de flechas direccionales situada más a la derecha para mover el cursor entre los caracteres. Algo que puede hacerse ahora empleando la misma lupa que otros teléfonos de la firma ya incluían en el navegador web para seleccionar texto.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Para mover el cursor con mayor precisión, el Incredible S recurre a una ampliación de imagen sobre los caracteres.

El Incredible S forma además parte de la lista de dispositivos compatibles con los gestos multitáctiles de la última versión de Google Maps.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por ello, y como vimos en nuestro reciente análisis del Nexus S, puede controlar los dos ejes rotatorios de la visualización 3D de esta popular aplicación cartográfica empleando dos dedos de forma simultánea.

Sense 2010-2011

Una vez actualizado a Android 2.3, la receta del Incredible S en lo que a la experiencia de usuario se refiere está a medio camino entre la interfaz de los smartphones de HTC de 2010 y la que incluirán sus dispositivos estrella de 2011. En esta posición intermedia, Sense 2.1 introduce nuevos detalles que se pueden contar con los dedos de la mano en comparación con la interfaz del varias veces mencionado Desire HD.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

La pestaña de notificaciones, que sigue disponiendo de una fila superior para mostrar el historial de aplicaciones abiertas, incluye ahora una subpestaña denominada "Ajustes Rápidos" desde la cual se pueden activar y desactivar las mismas conexiones inalámbricas que también aparecen en el widget de escritorio "Control de energía".

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

También hay cambios en el menú de aplicaciones. Y no sólo porque a través de los iconos de la parte inferior podamos filtrarlas para mostrar las que hemos descargado nosotros mismos o las que usamos con mayor frecuencia, sino porque ahora se reparten en grupos de 16, de forma que al hacer scroll vertical exploramos los iconos, por así decirlo, página a página.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

La más útil e interesante de las novedades la encontramos a la hora de reubicar elementos en los escritorios principales. El sistema es el mismo de siempre (pulsación prolongada y arrastre), pero como se observa en las capturas superiores, ahora podemos soltar los iconos y los widgets en zonas donde ya haya otros elementos, intercambiando éstos sus posiciones como resultado.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Widgets para la información climática (izquierda) y las actualizaciones de estado en las redes sociales configuradas en Friend Stream.

En los widgets que ofrecen información en tiempo real, hemos percibido una mejora reseñable a la hora de actualizar su contenido de forma automática. Así, el widget de información climática -por citar el ejemplo más recurrente- actualiza la localidad, la temperatura y las condiciones atmosféricas con una frecuencia superior a la acostumbrada en anteriores teléfonos de HTC.

Ligeros retoques sobre una interfaz que mantiene otras señas de identidad como los widgets de tamaño variable, la vista resumida de los escritorios principales, los modos preconfigurados para éstos en las Escenas... y por supuesto, los servicios de gestión remota desde el ordenador a través de HTCSense.com.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Echándole un vistazo a las Máscaras o temas desde HTC Hub.

Respecto a estos últimos, conviene destacar la presencia de una aplicación denominada HTC Hub que permite acceder directamente desde el teléfono a la galerías de HTCSense.com para descargar más widgets, fondos de pantalla, temas, tonos de llamada... y algunas aplicaciones exclusivas y no disponibles en Android Market para, por ejemplo, integrar álbumes de Picasa en la galería de imágenes del teléfono.

En este apartado también hemos encontrado un complemento para añadir LinkedIn a las redes sociales soportadas por Friend Stream (que ya podía hacerlo con Facebook, Flickr y Twitter) e integrar los contactos que allí tengamos en la agenda telefónica. En esta última, además, el terminal ofrece sugerencias para unir con bastante precisión, por ejemplo, contactos de Facebook y Gmail.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Todos los intentos para traspasar una ruta de HTC Locations a Google Maps Navigation han dado lugar a fallos inesperados.

La integración entre el navegador GPS de Google y el que HTC introdujo como alternativa propia el año pasado (Locations) deja en cambio bastante que desear, ya que este último se ha mostrado incapaz de exportar sus rutas al primero. Al menos, el Incredible S no deja de tener acceso por separado a ambos, si bien Locations requiere el pago de una licencia para acceder a todas sus funciones.

En la antesala del doble núcleo

La oleada de smartphones "dual core" que se avecina puede disuadir a más de uno de hacerse con modelos como este Incredible S, que incluye un chip Qualcomm Snapdragon 8255 con procesador a 1 GHz y unidad gráfica Adreno 205, acompañado de 768 MB de RAM y 1,1 GB de ROM. Por ello, conviene establecer en qué terrenos el dispositivo echa de menos el doble núcleo y en cuáles no le hace prácticamente falta.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Entre estos últimos está la fluidez de la interfaz gráfica, que goza de una estabilidad satisfactoria sin que falten eso sí algunos procesos que, ocasionalmente, no respondan y haya que forzar su cierre. El Incredible S es, por así decirlo, un smartphone que no sufre reinicios repentinos ni congelaciones que obliguen a hacerlo, pero agradecerá que nosotros mismos tomemos la iniciativa un par de veces a la semana.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esta fluidez está presente también en el navegador web que viene preinstalado por defecto. Además del ya citado sistema de selección de texto, el programa mantiene otros rasgos ya acostumbrados en la flota androide de HTC, como el reajuste automático de la anchura de los párrafos al aplicar el zoom multigestual, algo que facilita una lectura bastante "limpia" de los caracteres.

Durante nuestros últimos días de pruebas hemos tenido la ocasión de instalar la última versión del plugin para tecnología Flash (la 10.3). No se aprecia ningún cambio respecto al rendimiento conseguido con la versión 10.2, que de todas formas es excelente con los vídeos incrustados YouTube, Vimeo y otros reproductores web (como el de QUESABESDE.COM, sin ir más lejos).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El navegador web del HTC Incredible S puede buscar palabras clave dentro de las páginas (captura superior izquierda) y reproducir vídeos incrustados de YouTube, Vimeo y otras plataformas basadas en la tecnología Flash de Adobe.

En este sentido, destaca especialmente la rapidez de carga de los vídeos. Algo a lo que sin duda contribuyen las conexiones Wi-Fi (802.11 b/g/n) y HSPA+ del terminal. Esta última, como es habitual, no logra sus velocidades máximas teóricas (14,4 Mbps de descarga y 5,76 Mbps de subida), pero hemos comprobado que puede alcanzar respectivas marcas de hasta 7 y 3 Mbps en Barcelona y su área metropolitana.

Las marcas medias que hemos obtenido, eso sí, se quedan en unos 5 Mbps de bajada 2 Mbps de subida. Con todo, son velocidades que convierten a este Incredible S en un interesante router de bolsillo (siempre y cuando nuestra operadora no ponga ningún inconveniente y en la medida en que lo permita nuestro plan de datos), ya que como muchos otros smatphones puede compartir su conexión 3G con otros dispositivos a través de Wi-Fi.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Echando una partida de "Dungeon Defenders: First Wave"

En los videojuegos comenzamos a percibir que el terminal pierde un poco de soltura. Acepta sin grandes problemas títulos con gráficos 3D e incluso proporciona una experiencia decente con algunos basados en el motor gráfico Unreal Engine 3, pero la tasa de fotogramas por segundo que desarrolla es visiblemente inferior a la que hemos podido comprobar en dispositivos con doble núcleo.

Si a uno sólo le gustan los juegos sencillos o de corte casual no hay mayor problema, pero por desgracia el mismo fenómeno también se produce y de forma más pronunciada en los vídeos. Ya comentamos que el Desire HD tenía ciertos problemas con los clips en alta definición, y la historia se repite en este Incredible S con problemas añadidos.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como en esto de los codecs y contenedores cada uno es de su padre y de su madre, podemos encontrarnos tanto con vídeos a 720p que se reproducen sin problemas en el Incredible S como con clips de baja resolución cuyo visionado resulte bastante defectuoso. Sin embargo, y tras probar con una docena de vídeos en distintos formatos y resoluciones, hemos comprobado que al terminal le cuesta especialmente llevarse bien con códecs tan populares como XviD.

Como consecuencia, algunos de estos vídeos se reproducirán a tirones (cuando no muestren la pantalla en negro mientras el sonido se reproduce sin problemas) y muchos generarán la sensación de que van casi a cámara lenta. Problemas presentes en la gran mayoría de smartphones, pero teniendo en cuenta que ejemplares "antiguos" como el Galaxy S I9000 ya llevan un tiempo solventando esta papeleta casi a la perfección, se le podría haber pedido algo más al Incredible S.

Suficiencia fotográfica, pero sin lujos
Si bien la cámara de 8 megapíxeles de este Incredible S ofrece una calidad de imagen un poco por encima de la de otros smartphones (como el Sony Ericsson Xperia Play, por citar uno de los que hemos analizado recientemente), sus resultados no llegan en cualquier caso a codearse con los del Nokia N8, el único teléfono que hoy en día puede permitirse el lujo de competir de tú a tú con una cámara compacta medianamente avanzada.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dejando esto claro a quienes tengan un ojo especialmente crítico, eso sí, la gran mayoría de usuarios no tendrán quejas al respecto. Siempre y cuando no haya que usar el flash doble de tipo LED, que funciona muy bien como linterna pero no deja de producir claras manchas y aberraciones en las tomas. La grabación de vídeo -a 720p y 25 fotogramas por segundo- también es decente dentro de las limitaciones inevitables actualmente en un teléfono.

8 MP
Las capturas se han realizado con un HTC Incredible S
las capturas se han realizado con un htc incredible s
las capturas se han realizado con un htc incredible s
las capturas se han realizado con un htc incredible s
La cámara frontal, por su parte, puede capturas imágenes a 768 x 1280 píxeles y vídeos a 640 x 480. Nuestras pruebas con aplicaciones de videollamadas como Fring, por desgracia, han resultado bastante decepcionantes, muy por debajo de la calidad y la estabilidad que consigue la plataforma FaceTime de Apple. Ya veremos si las videoconferencias a través de Google Talk -que deben ir llegando a androides como el Incredible S en próximas actualizaciones- mejoran la situación.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Las prestaciones multimedia del terminal se cierran con un sintonizador de radio FM y un reproductor de música con las opciones y la calidad de sonido acostumbradas. El altavoz integrado, que está situado en la parte trasera junto a los diodos del flash y queda completamente enmudecido al taparlo con el dedo, emite un sonido monoaural bastante plano, por lo que siempre es más aprovechar la salida de audio de 3,5 milímetros (o emparejar unos auriculares inalámbricos por Bluetooth, a lo sumo).

La batería vuelve por sus fueros
Tras la algo decepcionante autonomía con la que nos encontramos al probar el Desire HD, HTC ha vuelto a montar una batería con una capacidad -1430 mAh- mejor preparada para un terminal de pantalla grande. Así, y haciendo un uso muy intensivo de la pantalla (con el brillo al máximo, por supuesto), las conexiones inalámbricas, las llamadas y las funciones multimedia, el Incredible S sobrevive lejos del cargador durante unas 14 o 15 horas.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Teniendo así garantizada su supervivencia a pleno rendimiento durante toda una jornada laboral, podemos extender la duración de la batería hasta 2 o incluso 3 días si, además de conectar el Wi-Fi, el GPS y el Bluetooth sólo cuando hagan realmente falta, procuramos no viciarnos en exceso con juegos táctiles como Angry Birds o configuramos la comprobación automática de correo electrónico en un intervalo moderado (cada 1 o 2 horas, por ejemplo).

Buscando el equilibrio
Como casi todos los smartphones con Android de HTC, el Incredible S proporciona una interfaz de usuario personalizable como pocas y una lista de virtudes que se explaya especialmente en vertientes como la de la navegación web. Partiendo de esta base, mejora a predecesores como el Desire HD en el brillo de su pantalla, el porte y sobre todo la autonomía, distinguiéndose de otros modelos de la misma HTC y sus competidores por su excéntrico diseño trasero.

Los problemas que hemos señalado en la reproducción de vídeo, sumados al hecho de que no es ni mucho menos uno de los equipos más punteros del momento, lo alejan un poco de quienes anden buscando un smartphone total. De todas formas, su mayor problema actual está en que de momento ninguna operadora en España lo ha añadido a su catálogo de terminales financiados.

HTC Incredible S
HTC Incredible S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Mientras se escriben estas líneas, sólo se sabe que The Phone House lo tendrá disponible durante las próximas semanas. Y aunque este intermediario siempre brinda la posibilidad de vincularlo a alguna operadora, también es cierto que no suele aplicar grandes rebajas respecto al precio libre de los dispositivos, que en este caso asciende a 580 euros. Será cuestión de tiempo, pero mientras tanto el Incredible S corre el riesgo de pasar un poco inadvertido en el mercado español.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar