Actualidad

HTC se asoma al precipicio

 

El fabricante taiwanés pierde la confianza de los inversores, que consideran que su marca, fábricas y activos materiales carecen de valor alguno

HTC Re
HTC Re
Dispositivos como la cámara Remuestran la voluntad de HTC de distanciarse de la telefonía móvil.
12
AGO 2015

El futuro de HTC pende de un hilo. A comienzos de esta semana un análisis financiero de la compañía disparaba todas las alertas al señalar que el valor de las fábricas, las oficinas y la propia marca carecen de valor para los accionistas. El informe, publicado por la firma de inversiones taiwanesa Sinopac Financial Holdings, asevera que el único activo con valor por los accionistas de HTC son sus reservas de dinero, que ya superan a la propia cotización en bolsa tras su desplome en los parqués.

Puede decirse sin temor a exagerar que las acciones de HTC han implosionado. Solo durante 2015 su valor en bolsa ha caído un 60%, y las últimas noticias sobre su salud han llevado al histórico fabricante taiwanés a su punto más bajo en los últimos 10 años. De acuerdo con un analista de Sinopac Financial Holdings, "la mayoría de los activos [aparte de sus reservas de liquidez] no deberían ser considerados en su valoración, dado que habrá más deducciones y la marca no posee valor".

HTC One M9
HTC One M9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Aunque agradable y bien fabricado, el One M9 no ha logrado los resultados esperados.

La compañía se enfrenta ahora a un panorama aciago. Con sus acciones en barrena y un accionariado en plena rebelión, la compañía se queda sin recursos. Una posible salida sería abandonar la bolsa, para lo cual sería necesaria la entrada de grandes inversores (poniéndola a merced de fabricantes chinos rivales). Otra opción sería su venta a otra compañía. Hace varias semanas ASUS dio a entender que estaría interesada en hacerse con HTC, si bien su ofrecimiento fue rechazado de forma pública por el fabricante de teléfonos.

Una estrategia errada ante una competencia implacable

Son muchos los motivos que han contribuido a la caída en desgracia de HTC, pero sin duda el más importante de ellos ha sido una política de producto desastrosa. Los terminales de la compañía compiten en la parte alta con los dispositivos más avanzados de Samsung, Apple y LG, pero ni sus prestaciones técnicas ni su precio resultan competitivos. Mientras tanto, sus teléfonos de gama baja no pueden hacer frente a la marea china, que amenaza con barrer al resto de la industria en los segmentos inferiores.

La compañía, que logró convertirse en una de los fabricantes de mayor peso durante el periodo comprendido entre la breve explosión de Windows Mobile y los primeros pasos de Android, logró mostrar cierta vivacidad con el atractivo y potente One. Bien realizado y de buen rendimiento, fue sucedido por dispositivos excesivamente parecidos a nivel técnico y estético que no lograron entusiasmar al público. Ni siquiera una costosa campaña de marketing encabezada por el carismático actor Robert Downey Jr. logró evitar el fracaso.

HTC Vive
HTC Vive
Foto: HTC
HTC confía en que propuestas novedosas como el casco de realidad virtual Vive reconduzcan sus finanzas.

Mientras HTC intenta atisbar un futuro cubierto por nubarrones, la compañía ha comenzado a dar los primeros pasos hacia su diversificación. No hace mucho la firma dio sus primeros pasos como fabricante de cámaras de acción con la peculiar RE, y más recientemente se ha embarcado en la creación de sistemas de realidad virtual. Los wearables también parecen estar en su punto de mira, si bien aparentemente la pulsera anunciada durante el Mobile World Congress ha sido cancelada mientras los ingenieros de la firma trabajan en un modelo más atractivo.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar