• Fujifilm FinePix Real 3D: prueba de campo
  • Sony Party-shot: toma de contacto
Prueba de producto
PERSONALíZAME, ANDROIDE

HTC Hero: análisis

 
30
NOV 2009

¿En qué villano estarían pensando en HTC cuando concibieron el Hero? Intuitivo, completo, robusto, elegante y con unas posibilidades de configuración envidiables, resulta inevitable acordarse del iPhone cuando uno le echa el guante a este terminal. Construido en torno a Android y sacando provecho de la alabada interfaz Sense, el Hero bien podría considerarse un superhéroe de su generación (con algunas flaquezas, como todo buen superhéroe que se precie) y uno de los smartphones mejor dotados para plantear una alternativa sólida al todopoderoso estandarte de Apple.

El HTC Hero es un convincente ejemplo de que sí hay vida más allá del codiciado iPhone. Encaramado en lo más alto del escaparate de la firma taiwanesa, se ha consolidado en sus pocos meses de vida como uno de los más atractivos dispositivos que actualmente forman la galaxia Android, en incipiente pero constante estado de expansión.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La minúscula caja del Hero contiene lo básico -que nadie espere encontrar ahí una funda- para empezar a utilizar el dispositivo. El software de sincronización está grabado en la tarjeta microSD Card de 2 GB que lleva incorporada el Hero.

Con el Hero entre las manos, no son las tecnologías cuatribanda y de acceso a redes 3G (HSPA y WCDMA) ni el preceptivo elenco de prestaciones a nivel de comunicación (Wi-Fi, Bluetooth 2.0, GPS) lo que más llama la atención de este terminal. Ni tan siquiera su pantalla táctil de 3,2 pulgadas y 320 x 480 píxeles de resolución, acorde con los requisitos de la versión Cupcake de Android que lleva instalada (HTC ha confirmado recientemente que pronto actualizará su sistema a la versión 2.0).

HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es en las apariencias y en el manejo donde el Hero tiene su mejor baza. Robusto entre las manos, ligeramente diferente al resto gracias a esa curvatura en la parte inferior de su carcasa, el dispositivo de HTC no defrauda a simple vista. O por lo menos así se desprende de nuestro empírico e improvisado estudio de mercado tras varias semanas llevándolo encima.

Barbilla
De cantos ligeramente redondeados, es -como decíamos- ese saliente en la parte baja del dispositivo su principal seña de identidad. Ahí reposan la mayoría de mandos físicos del Hero, hasta siete de los ocho que alberga su carcasa. La excepción, el pulsador bidireccional que nos permite controlar el volumen (del timbre, la llamada, la alarma o las aplicaciones multimedia) y que permanece perfectamente incrustado en uno de los laterales.

HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tras deslizarse en el bolsillo de nuestros pantalones, el Hero, cuya sólida construcción y peso (135 gramos con la batería) transmiten una muy convincente sensación de robustez, pasa prácticamente desapercibido.

De hecho, parece lo que es: un terminal de gama alta. Las irrefrenables ganas de tocarlo y el recurrente "¿cuánto cuesta?" que entre el respetable causa su presencia -y cuya respuesta sería entre 450 y 500 euros- nos dan rápidamente una idea de que, incluso con la pantalla apagada, entra por los ojos.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Para desbloquear la pantalla, basta con deslizar hacia abajo esta pestaña.

Precisamente la pantalla es uno de los aspectos más positivos de este terminal. Su ajustada resolución pasa a un segundo plano cuando constatamos la calidad que ofrece.

Del género multitáctil, responde perfectamente a las órdenes de nuestros dedos, bien sea para movernos de una pantalla a otra o para hacer zoom cuando navegamos por Internet con el clásico gesto al estilo pinza que popularizó el iPhone (en Google Maps, por cierto, el zoom debe hacerse a la vieja usanza, pulsando en sendos botones táctiles de acercar y alejar).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A la del Hero no puede achacársele nada que no sea achacable a otras pantallas similares, como la incesante acumulación de huellas dactilares o la casi imposibilidad de visualizar nada en ella cuando nuestro mediterráneo sol la convierte en poco más que un espejo. Por cierto, que HTC podría haberse estirado un poco más e incluir una funda para su Hero. Es lo menos que puede pedírsele a un terminal de esta talla (y precio).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Hero ofrece varios modos para visualizar las imágenes que tenemos almacenadas en él. Abajo a la izquierda, por ejemplo, uno de los widgets que HTC ofrece para ver las fotos desde la pantalla principal.

Justo debajo de la pantalla, los citados botones físicos: el que permite realizar las llamadas y descolgar el teléfono (en el extremo izquierdo); el que sirve para acceder a la pantalla principal del teléfono; el que activa los menús contextuales en función de la aplicación que se esté ejecutando (llamado "menu") , y el encargado de colgar la llamada o bloquear (y apagar) la pantalla.

HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una segunda fila contiene los pulsadores para retroceder a la anterior pantalla y realizar búsquedas. Este último también es de carácter contextual, activando la ventana de búsqueda de contactos si nos hallamos en la agenda o la de algún fragmento de texto que hayamos enviado o recibido si permanecemos en la aplicación de mensajería. Desde la pantalla principal, por cierto, este mando activa -como no podía ser de otro modo- la ventana de búsqueda con Google.

Y junto a este botón, una de las peculiaridades del Hero: el "trackball", un mando óptico con pulsador que complementa a la perfección el manejo táctil a través de la pantalla.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El "trackball" puede hacernos más fácil la navegación on-line, un capítulo en el que el Hero se desenvuelve especialmente bien.

Aunque HTC podría haber prescindido de este mando, lo cierto es que se agradece su inclusión, sobre todo cuando llega el momento de pulsar en algún enlace del navegador sin miedo a hacer clic en otro, colocar el cursor dentro de un texto justo donde nos interesa (y no cinco caracteres y una línea más allá) o incluso hacernos la vida más fácil en algunos juegos, como en las versiones para Android de los clásicos Scorched Earth o Snake.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El mando para el volumen permanece oculto en uno de los laterales.

No menos agradecidos estamos por la presencia de un puerto miniUSB estándar en la base del móvil (adiós a la dichosa conexión de propiedad ExtUSB) mediante el cual podemos cargar la batería, utilizar el dispositivo como unidad de almacenamiento externa o sincronizar nuestros datos.

HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Al conectar el Hero al ordenador, empieza la carga y aparece una notificación que nos permite seleccionar entre estas dos últimas opciones. Y la verdad es que, aparte de un problema con los controladores tras su instalación, la relación entre nuestros portátiles y el Hero ha sido idílica.

HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la otra punta del móvil, justo en su parte superior, otro detalle a su favor: un conector estándar de 3,5 milímetros para auriculares. Lástima que el Hero, curiosamente, no incorpore un receptor de radio FM para poder sacarle todo el provecho.

En la parte trasera del Hero conviven el altavoz y el objetivo de la cámara integrada, que nos permite capturar instantáneas de hasta 5 megapíxeles (con autofoco pero sin flash) y vídeos de sólo 352 x 288 píxeles.

HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No es necesario ser ingeniero para retirar la tapa trasera del terminal y ver sus intimidades. Es ahí donde descubrimos la ranura para tarjetas microSD (HTC incluye una unidad de 2 GB), que reposa muy discreta en la esquina superior izquierda y a la cual podemos acceder sin que sea necesario extraer la batería.

Muestras:  
Fotos realizadas con el HTC Hero
fotos realizadas con el htc hero
fotos realizadas con el htc hero
fotos realizadas con el htc hero
De ión de litio y con una intensidad de 1350 mAh, la batería del Hero ofrece un rendimiento mediocre pero suficiente. Los más de 30 días que HTC asegura que este dispositivo puede permanecer encendido (sin apenas utilizarlo, claro) poco tienen que ver con la realidad.

HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un uso moderado del terminal, recurriendo a él básicamente para realizar llamadas y navegar un rato por Internet, nos asegura una vida útil de casi un par de días. Pero, ¿quién puede resistirse al repertorio de posibilidades que ofrece el Hero? Un uso algo más intenso de la conexión Wi-Fi, el GPS, las múltiples aplicaciones para Android y -en definitiva- la pantalla nos obligará a recargar el móvil en menos de 24 horas.

Mi móvil
Como ya avanzábamos en la introducción, si de algo puede presumir el Hero es de su uso intuitivo y sus amplísimas opciones de personalización. Si bien a ello contribuyen enormemente las peculiaridades de Android y su variada oferta de widgets, HTC remata magistralmente la faena con su lograda interfaz Sense.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Dos de las pantallas principales del Hero (la central y la segunda hacia la derecha, como se indica en la parte inferior), personalizadas con varios widgets y aplicaciones.

Para empezar, lo que más llama la atención es la amplitud de la pantalla principal, compuesta en realidad por un total de siete pantallas (la central, tres a su derecha y otras tres a su izquierda) a las cuales accedemos deslizando el dedo horizontalmente sobre ellas o con la ayuda del "trackball". Cada una de las pantallas está formada por 16 celdas, lo que nos deja un total de 112 celdas para rellenar a nuestro gusto a base de widgets.

HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la parte inferior de cada una de estas pantallas, siempre los mismos botones: el que abre el menú en el que aparecen listados todos los programas; el llamado "Teléfono", que muestra el registro de las últimas llamadas realizadas y nuestra lista de contactos, y el botón destinado a añadir widgets.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pulsando el botón "Teléfono" accedemos a un marcador para hacer llamadas y a la lista de contactos, con el historial de llamadas más reciente en primer lugar.

Lo cierto es que este último botón está de más, ya que con el tiempo nos acostumbraremos a incorporar nuestros preciados widgets pulsando durante un par de segundos en una de las siete pantallas donde queramos incrustarlo y seleccionándolo a continuación de una lista.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Dos de los pasos que debemos seguir para añadir uno de los doce widgets de reloj que HTC ofrece.

Durante el proceso, además, podemos seleccionar entre los widgets de HTC (como los variados relojes o la atractiva aplicación meteorológica) o los de Android que nos hayamos descargado al móvil. También es posible crear carpetas o accesos directos al correo electrónico, a un programa o al perfil de un contacto.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
No podía faltar el widget de HTC sobre información meteorológica, que informa automáticamente -mediante la conexión a redes- sobre el tiempo en la zona donde nos encontramos o en cualquier otro lugar del mundo.

Casi obligatorios son los cuatro widgets de HTC que nos permiten activar o desactivar con un solo toque la conexión Wi-Fi, el receptor GPS, el modo "Avión" o el acceso a redes móviles. De hecho, han convivido en la pantalla principal de nuestro Hero junto al reloj (que también aparece en la franja superior de la pantalla, al lado del indicador de batería) y los accesos al navegador on-line, el calendario y el servicio de mensajería.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Arriba, el proceso de selección de uno de los temas predefinidos para el Hero. Debajo, dos de las pantallas del tema "viaje".

El Hero ofrece la posibilidad de almacenar varias configuraciones de pantalla, y para los más perezosos incluso ha ideado cinco temas ("sociedad", "trabajo", "juego", "viaje" y "HTC") con los widgets teóricamente recomendados para cada uno de estos casos.

Contactos en red
Como no podía ser de otro modo a estas alturas en un terminal Android, el Hero echa mano de las más concurridas redes sociales para enriquecer el perfil de nuestros contactos.

Así, podemos sincronizar el terminal con Facebook para tomar prestadas la foto de perfil de un usuario y su fecha de cumpleaños o para leer las notificaciones sobre su estado. Y si nuestro contacto tiene cuenta en Flickr, podemos consultar a través de su perfil en el Hero las fotografías que ahí tiene almacenadas.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Secuencia de acceso a la información de uno de nuestros contactos (Marcel Lario) desde la lista que los aglutina a todos. Una vez seleccionado el perfil, podemos sincronizarlo con Facebook (tercera pantalla) o Flickr.

Twitter merece un capítulo aparte, y es que el popular sitio de microblogging cuenta con su propio widget en el dispositivo de HTC. De este modo, los más adictos a la dosis diaria de mensajes de 140 caracteres pueden actualizar su cuenta sin necesidad de abrir el navegador.

HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más allá de esta interesante interacción con las redes sociales, la agenda de contactos es práctica, funcional y de uso intuitivo. Justo debajo de la lista de perfiles, un menú fijo nos permite acceder a la lista de contactos preferidos, al directorio de grupos, a un resumen de las más recientes actividades de nuestros contactos en Facebook y Flickr y al historial general de llamadas.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El calendario es intuitivo y muy fácil de usar.

Las opciones de este menú cambian cuando accedemos al perfil de uno de nuestros contactos. En este caso, además de las dos últimas acciones citadas en la anterior enumeración, podemos ver sus datos básicos y consultar el historial de mensajes SMS y de correo electrónico intercambiados con ese contacto.

Algunas objeciones
No todo son parabienes en el Hero, evidentemente. No son pocos quienes, tras un uso intensivo, echan de menos una mayor rapidez en el acceso a ciertas aplicaciones, sobre todo cuando éstas dependen de datos almacenados en la tarjeta microSD. Es lo que tiene el procesador Qualcomm a 528 MHz incorporado, que no da para mucho más. Aun así, que no cunda el pánico: el Hero no tiene en la lentitud su principal característica.

Más discutibles son algunos detalles que, por lo menos en QUESABESDE.COM, no nos han gustado mucho, como el sonido terriblemente enlatado del altavoz (alejado de lo que da de sí un terminal como el Nokia E71, por ejemplo, menos orientado al uso multimedia) o el sistema de predicción de la escritura, al que nos ha costado acostumbrarnos (por otro lado, no hay nada como un buen teclado QWERTY físico).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Utilizando el servicio de mensajería es cuando nos damos cuenta de las limitaciones de un terminal que carece de teclado físico. Aun así, el teclado virtual del Hero funciona razonablemente bien, sobre todo si se dispone en formato horizontal.

Imperdonable nos ha parecido el fallo que -afortunadamente- detectamos tras unos pocos días de uso del Hero: si no se configura la cuenta de Gmail la primera vez que encendemos el terminal (posibilidad más que probable si vamos con prisas), es imposible acceder luego a la aplicación Android Market.

Llegado ese caso, la única solución pasa -aparentemente- por resetear el Hero y volver a completar el proceso de configuración, trámite por el que pasamos al instalar el nuevo firmware 2.73.405.5 para el dispositivo. A falta de más información al respecto por parte de HTC, debemos suponer que esta nueva versión enmienda este contratiempo.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Es un tanto decepcionante el escaso alcance Wi-Fi del dispositivo.

La potencia de la señal Wi-Fi es otro de los hándicaps del Hero, que parece ir un par de metros por detrás que el resto de terminales. Por lo menos ésta es la sensación que hemos tenido constantemente y que pudimos constatar en una ocasión al ver que un Nokia de gama presuntamente más baja se conectaba sin problemas a una red Wi-Fi de un restaurante y nuestro Hero ni tan siquiera la detectaba.

Algunos problemas con los atractivos widgets de HTC para acceder a nuestros contactos favoritos y contemplar las fotos de un álbum (ambos dejaron caprichosamente de responder durante un tiempo a las órdenes de nuestro dedo)

Héroe
Ha llovido ya bastante desde que HTC lanzara al mercado su Hero, allá por el mes de julio. Suficiente como para que las versiones Donut (1.6) y Eclair (2.0) les hayan complicado aún más la vida a los desarrolladores de aplicaciones para Android, como para que Microsoft lanzara a bombo y platillo su Windows Mobile 6.5 y como para que una marca casi difunta como Motorola haya reflotado gracias a su decidida apuesta por el sistema de Google.

Un ciclo de cambio y renovación en el que hemos visto nacer dispositivos tan potentes y atractivos como el HTC HD2 (con la nueva versión de Windows), el Motorola Droid (que en principio no llegará a España) y el Sony Ericsson X10, entre otros, todos ellos con procesadores más potentes (1 GHz) y resoluciones de pantalla más holgadas (480 x 854 píxeles) que el Hero.

HTC Hero
HTC Hero
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aun así, el héroe androide de HTC se sigue postulando como un dispositivo muy sólido y convincente, como una apuesta casi segura para quienes anden buscando un terminal completo, versátil y de uso intuitivo. Y con el permiso del recién nacido Droid, como uno de los que mejor encarna ese espíritu de incipiente revuelta que amenaza con poner en apuros el reino del iPhone.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar