Actualidad

El HTC Desire Eye se suma a la moda de los selfies con una cámara frontal de 13 MP

 

Más grande todavía que el One (M8), el nuevo teléfono de la firma taiwanesa es resistente al agua gracias al uso de una carcasa de plástico hermética

HTC Desire Eye
HTC Desire Eye
9
OCT 2014

Todo un buque insignia para los amantes de los autorretratos. Así se puede describir someramente al nuevo HTC Desire Eye, un teléfono de grandes dimensiones que se caracteriza por el uso de una cámara frontal que supera ampliamente las integradas en la parte trasera de prácticamente cualquiera de los smartphones disponibles en el mercado.

Emparentado directamente con el One (M8), el nuevo Desire Eye es sin embargo más grande que el teléfono más representativo de HTC, haciendo uso de un gran panel LCD IPS de 5,2 pulgadas y con una resolución de 1080 x 1920 píxeles, que se traduce en una densidad de 424 puntos por pulgada. Esta generosa pantalla está coronada por una gran cámara frontal dotada con el conocido sensor IMX214 de Sony, también utilizado en la parte posterior del terminal.

Sony aporta los sensores de sus dos cámaras, con ajustes distintos a pesar de compartir una resolución de 13 MP

La cámara delantera es notable no solo por la calidad de su sensor (que luce una diagonal de 1/3 de pulgada) o el llamativo número de megapíxeles, sino también por la presencia de un doble flash de tipo LED pensado para tomar fotografías de mayor calidad en condiciones de baja iluminación.

Independientemente de que utilicen el mismo captor, las cámaras delantera y trasera son distintas. Así como la unidad frontal posee una focal de 22 milímetros que ofrece una cobertura angular de 87 grados, la posterior cuenta con una luminosidad de f2.

Las funciones fotográficas están controladas por un software denominado HTC Eye. Gracias a él, los usuarios de este nuevo miembro de la familia Desire podrán tomar selfies realizando gestos con las manos, recortar automáticamente las fotos ajustándolas a los rostros y combinar imágenes tomadas simultáneamente por las cámaras delantera y trasera en un collage digital.

Potencia de buque insignia

Más allá de las cámaras, el Desire Eye no se diferencia demasiado de otros teléfonos de gama alta presentados durante los últimos meses. Así, hace gala de un procesador Snapdragon 801 a 2,26 GHz, 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento ampliables mediante tarjetas microSD. La batería es de 2.400 mAh y no puede ser sustituida por el usuario.

HTC Desire Eye
HTC Desire Eye
Foto: HTC

En parte, esto se debe a que el Desire Eye es un teléfono resistente al agua, certificado con un nivel de protección IPX7, esto es, capaz de sobrevivir a inmersiones de hasta 30 minutos a un metro de profundidad. Esto ha hecho necesario el uso de unas tapas con juntas de goma para proteger los puertos, si bien el Desire Eye no deja de incorporar dos altavoces frontales BoomSound como otros teléfonos de la marca. Toda su construcción está realizada en plástico.

El precio del HTC Desire Eye será de 550 euros. El teléfono estará a la venta a partir del mes de octubre.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar