• Nikon D810: primeras muestras
  • En el zoo con el Tamron 28-300 mm f3.5-6.3
Prueba de producto
HTC Desire 610
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

HTC Desire 610: análisis

1
4
AGO 2014
Texto: Alberto Ballestín  |  Fotos: Álvaro Méndez

Tras saborear las mieles del éxito con la buena acogida del One (M8), HTC se vuelca ahora en la consolidación de una gama intermedia más robusta y sofisticada. KitKat y Sense 6 son ya parte indeleble de sus productos de precio asequible, que prescinden de complejos sistemas de cámara con doble sensor y paneles Full HD para ajustar su precio a los términos marcados por el mercado de masas.

El One (M8) lo ha sido todo para HTC. Su buque insignia ha permitido al fabricante taiwanés abrir una brecha en los escalones más altos del mercado y recuperar parte del lustre que perdió durante los últimos años como consecuencia de una política de producto que solo se puede definir como errada. Pero más allá de los carísimos buques insignia y los cambios de percepción que éstos pueden inducir en el público, lo que de verdad importa es lograr ventas en los segmentos más masificados. Y ésta es la misión de terminales como el Desire 610.

HTC Desire 610
HTC Desire 610
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Concebido como un teléfono para llegar al común de los usuarios, este terminal de 4,7 pulgadas quiere situarse como una buena alternativa entre los dispositivos 4G de gama media gracias en gran parte a un precio oficial de venta al público de 320 euros (que puede bajar fácilmente a menos de 280 euros en alguna que otra tienda).

Sobre el papel resulta una propuesta bastante sugerente, contando como cuenta con KitKat y la última versión de la interfaz Sense, entre otros atributos destacables. Un examen más pormenorizado, sin embargo, revela algunas peculiaridades que pueden inclinar la balanza a uno u otro lado dependiendo exactamente de lo que busque el consumidor.

Diseño austero

Tanto a la vista como al tacto, lo primero que llama la atención del Desire 610 es su construcción íntegramente en plástico y lo rotundo de sus dimensiones. Lejos del mimado diseño de los One, este nuevo representante de la familia Desire destaca por el uso de materiales claramente prosaicos, sin hueco para filigranas de ninguna clase.

A grandes rasgos este Desire 610 es y se siente como un simple ladrillo de plástico a la antigua usanza, sin grandes concesiones al diseño ni un especial énfasis en la calidad percibida. Con un grosor de 9,6 milímetros, no se puede decir que sea una sílfide.

htc desire 610htc desire 610htc desire 610htc desire 610htc desire 610htc desire 610
Construcción austera

El Desire 610 no sorprende por el refinamiento de sus terminaciones, optando por plásticos sencillos en lugar de metal y prescindiendo de acabados de apariencia noble

htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Desire 610 está en su mayor parte realizado en plástico mate de tacto agradable (a la par que obviamente económico). La parte frontal de la carcasa solo se ve rota por las perforaciones para los altavoces BoomSound (que hacen honor a su nombre con un sonido relativamente potente sin necesidad de bases externas, por más que lógicamente no sea el más fiel) y la cámara frontal de 1,3 megapíxeles.

En el lado derecho del terminal se sitúa una pequeña portezuela que protege las ranuras nanoSIM y microSD (con soporte para tarjetas de hasta 128 GB), gracias a la cual se puede ampliar su exigua capacidad interna de 8 GB. En el costado opuesto reposan los botones de control de volumen. Son de tacto excesivamente suave y tal vez impreciso, hasta el punto de que no siempre se tiene la certeza de saber si se están apretando con la fuerza necesaria.

htc desire 610
HTC Desire 610
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Desire 610 transmite sensaciones de teléfono sencillo y puramente utilitario, sin concesiones al diseño ni querer aparentar más de lo que es

El interruptor de encendido y el minijack para los auriculares se sitúan en la parte superior, mientras que el conector micro-USB, que no posee protección alguna, se puede encontrar a los pies del teléfono.

La parte trasera del Desire 610 es uno de sus puntos más destacables. Tal vez para romper una estética demasiado prosaica, HTC ha dotado a su teléfono con un respaldo de plástico pulido (que no vidrio reforzado) en contraste con la terminación mate del resto del dispositivo. Este material no solo tiende a acumular huellas dactilares con la facilidad que cabe esperar, sino que tampoco parece ser especialmente resistente (la presencia de arañazos es por tanto algo casi seguro). Una cámara trasera de 8 megapíxeles y un flash de tipo LED presiden la parte trasera del terminal.

Una pantalla que deja que desear

Que el diseño del Desire 610 pueda gustar o no es una simple cuestión de gustos, pero la baja calidad de su pantalla es algo que se puede criticar de forma objetiva. A pesar de que es descrito como "espectacular", "sorprendente" y "de alta resolución" en la literatura oficial, el panel LCD IPS de 4,7 pulgadas escogido por HTC es algo menos que simplemente aceptable. De entrada, sus 540 x 960 píxeles de resolución se muestran claramente insuficientes en relación a su tamaño, especialmente si se considera que los 720p ya casi son la regla.

htc desire 610
HTC Desire 610
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La baja densidad de píxeles de esta pantalla no es el único atributo que podría ser mejorado. Además de mostrar claramente cada uno de sus puntos sin ser necesario realizar esfuerzo visual alguno, la imagen producida posee un brillo algo reducido y un contraste definitivamente pobre, lo que termina pasando factura tanto a la hora de reproducir vídeos como de ejecutar juegos.

Peor aún, los ángulos de visión de la pantalla son realmente cerrados, exhibiendo una pérdida de color y nitidez más que aparentes tan pronto como el usuario deja de encarar totalmente el teléfono.

De contraste apagado, baja densidad y pobres ángulos de visión, la pantalla del Desire 610 se convierte en todo un impedimento a la hora de vender al público sus virtudes como dispositivo multimedia y de navegación por Internet

htc desire 610
HTC Desire 610
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Considerando los avances realizados en materia de pantallas, sorprende que HTC haya utilizado un panel de resolución qHD y de tan pobre calidad de imagen. También es destacable el gran tamaño de los marcos laterales, que dejan embutida la pantalla entre dos grandes franjas de color negro para nada discretas. Éste es, sin lugar a dudas, el punto más negativo del Desire 610.

Rendimiento adecuado y Sense 6

Armado con un procesador Snapdragon 400 y 1 GB de RAM, la capacidad de procesamiento del Desire 610 se mueve con exactitud en las cotas que cabe esperar en todo teléfono de gama media. Después de todo, este chipset desarrollado por Qualcomm insufla vida en la inmensa mayoría de los móviles generalistas que se comercializan en Occidente, hasta el punto de que nos encontramos ante una categoría sorprendentemente homogénea a nivel de prestaciones.

El procesador Snapdragon 400 de este teléfono de gama media no depara la menor de las sorpresas, ofreciendo un rendimiento a la par de sus rivales más directos

htc desire 610
HTC Desire 610
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Superados los benchmarks habituales, el Desire 610 se muestra como un teléfono que no destaca ni por arriba ni por debajo en relación a sus competidores. Las aplicaciones de medición de rendimiento Quadrant y AnTuTu arrojan puntuaciones de 10.226 y 17.265, muy a la par de dispositivos como el LG G2 mini, también dotado con un chipset Snapdragon 400, mientras que 3DMark, más dirigido a analizar su rendimiento en juegos, se salda con una nota de 4.870 puntos.

Si el Desire 610 no desmerece lo más mínimo frente a la competencia en las baterías de benchmarks, su funcionamiento diario todavía lo hace menos. El funcionamiento de su ROM basada en Android 4.4 es realmente fluido en todo momento, sin que se aprecien ralentizaciones ni momentos de indecisión a la hora de navegar entre sus menús, que poco tienen que ver con los originales de Google.

htc desire 610
HTC Desire 610
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

HTC ha incluido en el Desire 610 la capa de personalización Sense 6, vista por primera vez en el One (M8). La firma taiwanesa busca así aportar un punto de diferenciación a este teléfono de clara vocación generalista.

De diseño plano y relativamente sencillo, Sense 6 ofrece su propio gestor de aplicaciones, una nueva iconografía pensada para poder localizar rápidamente las aplicaciones más habituales y la ya conocida pantalla de noticias de HTC, donde se van agregando diversos artículos publicados en Internet siguiendo los intereses marcados por el usuario.

htc desire 610htc desire 610htc desire 610htc desire 610htc desire 610htc desire 610
Interfaz a la última

A pesar de que se trata de un terminal claramente enmarcado en la gama media, el Desire 610 incorpora la revisión 6 de la capa de personalización Sense, estrenada por el más potente y refinado One (M8)

htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)
htc desire 610
HTC Desire 610
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esta interfaz se complementa con algunas aplicaciones exclusivas de HTC, como un tremendamente práctico modo de conducción que reduce la cantidad de funciones disponibles y aumenta el tamaño de los iconos para facilitar su uso y reducir las distracciones al volante.

La batería del Desire 610 es un aspecto que no resulta particularmente especial. Manteniendo una conexión Wi-Fi de forma continua, navegando una hora al día por Internet y usándolo como reproductor MP3 con cierta frecuencia, lo más normal es que sea necesario recargarlo por la noche para asegurar que esté en disposición de trabajar a la mañana siguiente.

Es un rendimiento algo decepcionante cuando se considera la pobre calidad de la pantalla, que ni resulta especialmente brillante ni destaca por tener una gran cantidad de píxeles a los que alimentar. Sus 2.040 mAh terminan quedándose algo cortos.

Una cámara para salir del paso

A estas alturas no cabe esperar grandes avances fotográficos en el segmento intermedio. El precio, más que los megapíxeles o la calidad de los mismos, es el factor determinante en teléfonos como el Desire 610, así que no debería resultar sorprendente el hecho de que su cámara se limite a cumplir. A diferencia del HTC One (M8), más caro y sofisticado, el Desire 610 integra un sensor convencional retroiluminado de 8 megapíxeles sin falso efecto bokeh ni ultrapíxeles.

A diferencia del HTC One (M8), el Desire 610 integra un sensor convencional retroiluminado de 8 megapíxeles sin falso efecto bokeh ni ultrapíxeles. La calidad es aceptable para la media de su segmento

htc desire 610
HTC Desire 610
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Las pruebas realizadas muestran una cámara de calidad aceptable para lo que es la media de este segmento, con unos controles que deberían ser familiares para los usuarios que ya tengan experiencia con el One (M8).

La definición de imágenes complicadas como suelen ser las copas de los árboles o piedras de textura rugosa no es especialmente buena, pero tampoco es ni de lejos la peor del segmento. La cámara posee una luminosidad de f2,4, y como de costumbre los mejores resultados se obtienen bajo condiciones diurnas suaves; no es una buena idea tirar con el sol en todo lo alto pues el rango dinámico es aquí mínimo.

Muestras: 6 MP
Fotografías realizadas con un HTC Desire 610
fotografías realizadas con un htc desire 610
fotografías realizadas con un htc desire 610
fotografías realizadas con un htc desire 610
fotografías realizadas con un htc desire 610
fotografías realizadas con un htc desire 610
fotografías realizadas con un htc desire 610

Una característica compartida con las cámaras de otros teléfonos en la órbita de los 300 euros es la relativa propensión del Desire 610 a aplastar los degradados más tenues para crear grandes bloques de color casi sólido. Esto es especialmente evidente al intentar capturar los detalles de una flor a corta distancia. También pueden aparecer problemas en el equilibrio de blancos, que en ocasiones resulta bastante animado. Estos problemas se acrecientan por la baja fidelidad de la pantalla.

En el lado positivo, la cámara del Desire 610 es realmente rápida. Rapidísima. No se percibe apenas retraso ni en el disparo ni en el almacenamiento de las fotografías.

La desigual suma de las partes

El Desire 610 no es un teléfono especialmente equilibrado. Aunque su facilidad de uso y la suavidad con la que desempeña todas sus funciones son realmente encomiables viendo los disparates que todavía se pueden encontrar en el segmento en el que milita, sus faltas resultan casi tan evidentes como sus virtudes. El resultado es un dispositivo algo complejo de valorar a pesar de su austeridad exterior.

htc desire 610
HTC Desire 610
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un panel de mayor calidad el Desire 610 hubiera sido un teléfono de gama media mucho más que simplemente digno

Más que su batería o sus reducidos 8 GB de almacenamiento, por suerte ampliables con tarjetas microSD, el principal problema del Desire 610 es su muy decepcionante pantalla. No es solo que la resolución qHD esté ya desfasada para lo que se espera de un teléfono de gama media con pantalla de 4,7 pulgadas, sino que sus pobrísimos ángulos de visión y deficiente contraste incluso llegan a notarse en el funcionamiento del teléfono como cámara de fotos de bolsillo. Definitivamente, HTC se podía haber esmerado más en este sentido.

Por otro lado, el buen desempeño de Sense 6 y el reciente compromiso de HTC a actualizar sus últimos dispositivos a las versiones de Android más recientes suponen un plus de tranquilidad para esos usuarios que ya se han visto abandonados en el pasado por otros fabricantes. Unido a la compatibilidad con redes 4G, el Desire 610 es un teléfono interesante. Lamentablemente, esto no quiere decir que también sea fácilmente recomendable, especialmente con el ajustadísimo Moto G 4G disponible por menos dinero.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios