• Fujifilm FinePix HS20EXR: análisis
  • Olympus M.Zuiko 12 mm f2 ED: toma de contacto y muestras
Prueba de producto
TECLADO QWERTY PARA FACEBOOK

HTC ChaChaCha: análisis

1
29
JUN 2011

Al final, la tecla dedicada a Facebook es casi lo de menos en el HTC ChaChaCha. Si uno se dispone a investigar el resto de sus facetas, descubrirá en este smartphone un buen teclado QWERTY, un diseño seductor a su manera y una útil pantalla táctil de 2,6 pulgadas como alternativa más directa de control. Lástima que adolezca de los males propios de un Android de gama media, como la baja calidad de las fotos y los vídeos capturados con su cámara y que podemos subir a la red social por excelencia en muy pocos pasos gracias a la singular tecla azul.

Para justificar el no lanzamiento en España de ciertos teléfonos, algún fabricante ha llegado a afirmar que los teclados QWERTY físicos no gustan especialmente en este mercado. Un argumento cuya credibilidad queda en entredicho cuando uno ve que el HTC ChaChaCha ya está en los escaparates, mientras que de su primo hermano sin teclas, el Salsa, aún se esperan noticias.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ya lo dijimos al trazar nuestras primeras impresiones sobre los dos "Facebook phones" de HTC el pasado mes de febrero: independientemente de los guiños a la red social por excelencia (cuentan los dos con una tecla específica para Facebook), era precisamente la combinación de teclado completo y pantalla táctil del ChaChaCha lo que suponía una propuesta realmente práctica e interesante para el usuario.

Tras probar detenidamente un ejemplar de este smartphone cuyo nombre original (HTC ChaCha) se mantiene intacto en el resto del mundo, podemos confirmar que no introduce ninguna novedad reseñable respecto a otros modelos en las posibilidades de interacción con Facebook. Simplemente, agiliza su manejo.

La curva de la casa, en clave QWERTY

Se prodiga mucho HTC en esto de inclinar sutilmente hacia delante la parte inferior del dispositivo, que en esta ocasión aloja un teclado al estilo Palm Pre cuyas teclas están ligeramente separadas entre sí.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la mano, el ChaChaCha goza de una ergonomía excelente y proporciona un teclado bastante cómodo de usar, más espaciado que el que suelen emplear familias de teléfonos QWERTY de formato monobloque como los BlackBerry Bold o la serie E de Nokia.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El HTC ChaChaCha goza de un teclado más manejable que el de un BlackBerry Bold 9780.

Lástima que, para variar, no haya teclas dedicadas a las tildes o la letra eñe, caracteres que hay que buscar en pantalla dejando pulsada la vocal que queremos acentuar o la letra ene, respectivamente.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo que no es ya tan habitual es que baste con pulsar sobre la misma pantalla para introducir estos caracteres escondidos, ya que el panel de 2,6 pulgadas del ChaChaCha es táctil y capacitivo. Un doble recurso similar al que vimos en el Nokia X3 Touch and Type, sólo que en este caso uno puede mecanografiar nombres en cualquier momento para buscar entre los números de los contactos.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Visualmente, sus formas y su estética llaman mucho la atención (el acabado a medias entre blanco y plata también hace lo suyo, gustos aparte), y el equipo transmite cierta robustez, a pesar de que el plástico comparta espacio con el aluminio en la carcasa.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La salida de audio de 3,5 milímetros del ChaChaCha acompaña al botón de encendido en la parte superior, mientras que la posterior es recorrida por una franja metálica.

Quitar y poner la tapa trasera, por cierto, puede ser a veces más complicado de la cuenta. Y hay que quitar la batería para manipular tanto la tarjeta microSD como la SIM, por lo que conviene no hacerlo más de lo necesario.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HTC incluye dentro del ChaChaCha una tarjeta microSD de 2 GB (1,84 GB, en realidad) para ampliar el escaso almacenamiento integrado del dispositivo.

En el bolsillo viene a ocupar más o menos el mismo espacio que un iPhone 4, pero es algo más ancho (sus dimensiones completas son de 114,4 x 64,6 x 10,7 milímetros, aunque la cifra del grosor engaña un poco debido a la doblez del perfil de la carcasa) y se queda con un peso ligeramente inferior de 120 gramos.

Me gusta

La mayoría de las veces uno no llega a darse cuenta, pero la tecla Facebook del ChaChaCha parpadea repetidamente cuando abrimos alguna aplicación cuyo contenido se puede compartir en la red social por excelencia.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cuando esto sucede, al pulsar la susodicha tecla se carga el menú correspondiente para compartir el contenido deseado, como la página que estamos viendo en el navegador web o la canción que estamos escuchando en el reproductor musical.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Una pulsación de la tecla Facebook permite publicar en nuestro muro qué canción estamos escuchando a través de una interfaz bastante sencilla.

No depende sólo del tipo de contenido, sino de su contexto particular: si estamos viendo una foto aislada, pulsar la tecla Facebook servirá para compartir sólo esa imagen en concreto; si realizamos la pulsación mientras tenemos cargada en pantalla una carpeta entera de fotos, podemos seleccionar las que queramos para generar una cola de subida.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Podemos subir sólo una imagen (captura superior) o seleccionar varias a la vez para subirlas a Facebook desde el HTC ChaChaCha.

En pocos pasos podemos elegir también en qué carpeta de nuestro perfil deben incluirse las imágenes (si no especificamos ninguna, se guardarán en "Archivos de dispositivos móviles", creándola si no existe ya), así como añadirles descripciones y etiquetas.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Antes de subir una foto, se pueden elegir aspectos básicos como la carpeta en la que será incluida.

Si estamos usando la cámara, podemos incluso emplear la tecla Facebook como botón disparador para que se cargue el menú de subida instantes después de tomar la foto. Y lo mismo para los vídeos, sólo que lógicamente aquí hay que dar por finalizada la grabación antes de poder compartir.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Usando el teclado, se le puede añadir un título a la foto y etiquetar a cualquiera de nuestros contactos.

En caso de que la tecla Facebook no se haya puesto a parpadear (como cuando estamos en los escritorios principales) siempre podremos usarla para realizar dos acciones fijas: una pulsación sencilla carga un escueto menú para actualizar nuestro estado, mientras que una pulsación prolongada busca ubicaciones cercanas para dar cuenta a nuestros contactos de los sitios a los que vamos.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Menús del HTC ChaChaCha para actualizar el estado en Facebook (arriba) y compartir ubicaciones.

Se trata de menús propios e independientes a las dos aplicaciones principales del ChaChaCha para interactuar con Facebook. La primera, Friend Stream, dispone de un "widget" que esta vez no acepta "scroll" para leer actualizaciones de estado sin lanzar el programa.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Si bien Friend Stream no es una herramienta para subir fotos y vídeos, también es cierto que está pensada más como un agregador de "feeds" de redes sociales (también puede hacerlo con Twitter y Flickr) que como aplicación específica para Facebook.

La segunda, que no es otra que la aplicación oficial de Facebook para Android, es la que permite recibir notificaciones sonoras y vibratorias si así lo deseamos cuando alguien nos etiquete, comente en un hilo en el que participamos o nos envíe un mensaje (el intervalo de actualización más frecuente de la aplicación es de media hora).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La aplicación oficial de Facebook para Android ofrece las mismas posibilidades que en otros smartphones, incluida la visualización en vertical al girar el ChaChaCha hacia un lado (aunque en su caso resulta una posición algo antinatural).

La integración de Facebook, como vemos, se prodiga sobre todo en las labores de compartir. La firma británica INQ, por citar el otro gran ejemplo de los llamados Facebook phones, propone una fórmula en la que la red social es protagonista desde la pantalla de inicio, mientras que en el caso del ChaChaCha los mayores artificios respecto a otros teléfonos se centran en el uso de una tecla.

Ya no me gusta

Por desgracia, la tecla Facebook no se puede utilizar siempre que queramos. Uno no puede pulsarla para compartir un vídeo que esté viendo en la aplicación de YouTube o una dirección que haya buscado en la de Google Maps. Básicamente, sus posibilidades contextuales terminan cuando nos salimos del navegador web, el reproductor musical, la cámara, las fotos y los vídeos.

Por otro lado, es algo ilógico que HTC no haya acompañado la conexión HSDPA para descargar datos a 7,2 Mbps con un perfil HSUPA para poder publicar contenido multimedia a una velocidad óptima en Facebook.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin la ayuda de una red Wi-Fi, el teléfono invierte algo más de un minuto en subir una foto de la cámara, una espera que sería más reducida si la velocidad máxima de subida fuese de 2 Mbps (por citar la que en teoría pueden conseguir muchos otros smartphones), en lugar de los escasos 384 Kbps del ChaChaCha.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, no conviene olvidar que la dotación fotográfica del dispositivo (que lleva una cámara trasera de 5 megapíxeles con autoenfoque y flash de tipo LED) ofrece las limitaciones habituales de un terminal de gama media. Es mejor recurrir a encuadres no muy amplios, y aun así la calidad de imagen es bastante básica.

Muestras: 5 MP
Las imágenes han sido capturadas con un HTC ChaChaCha.
las imágenes han sido capturadas con un htc chachacha.
las imágenes han sido capturadas con un htc chachacha.
las imágenes han sido capturadas con un htc chachacha.

Tampoco podemos esperar mucho de la grabación de vídeo, que se realiza a 720 x 480 píxeles y con unos 18 fotogramas por segundo. Y si queremos usar la cámara frontal para aplicaciones de videollamada, hay que enfrentarse a una paupérrima tasa de unos 6 fotogramas por segundo (este segundo captor toma fotos de 640 x 418 píxeles y vídeos de 640 x 480).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El widget de escritorio del ChaChaCha para el chat de Facebook propio de HTC.

Para usar el chat de Facebook, lo primero que conviene hacer es elegir entre el que proporciona la propia HTC (que cuenta con su propio "widget" de escritorio) y el de la aplicación oficial de Facebook, pues si abrimos los dos a la vez cada mensaje generará dos notificaciones.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El chat de Facebook propio de HTC coloca en los extremos de la pantalla la foto de cada interlocutor para mejorar la legibilidad de la conversación.

Abrir el chat en cualquiera de las dos aplicaciones, por cierto, abre también el de la versión web de Facebook. La mayoría de las veces las conversaciones se sincronizan bien, pero hay que andarse con ojo, pues esporádicamente no llegan a la pantalla del ordenador algunos mensajes vertidos a través de alguna de las aplicaciones móviles

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El chat de la aplicación oficial de Facebook muestra las conversaciones de una forma más lineal y puede rotar la interfaz gracias al acelerómetro (aunque insistimos en que es sumamente raro sostener un teléfono como el ChaChaCha completamente tumbado).

El último detalle negativo que le hemos encontrado a la relación del ChaChaCha con Facebook no es tanto un defecto como un descuido. Y es que, tras cambiarle el nombre al dispositivo en España porque su denominación original (ChaCha) es en este país sinónimo de sirvienta o niñera, en HTC han olvidado corregir también la identidad del teléfono en la popular red social: cada contenido que compartamos en ella desde el terminal viene acompañado de la apostilla "a través de HTC ChaCha".

Sense en apaisado

Ante el escueto tamaño de la pantalla y su disposición panorámica, HTC ha optado por menguar el tamaño y las posibilidades de interacción de los "widgets" para adaptar su interfaz propia Sense (en versión "2.1 para Messenger", según se lee en el apartado de información del software del terminal) al ChaChaCha.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
La vista resumida de los escritorios principales (a la que se accede haciendo el gesto de la pinza en la pantalla) y la pestaña de notificaciones del HTC ChaChaCha.

Por el resto, mantiene el estilo habitual de Sense con siete escritorios principales previsualizables en miniatura, aunque le faltan algunos elementos presentes en otros terminales de HTC también basados en Android 2.3 (alias Gingerbread), como la separación de la pestaña de notificaciones en dos partes o la presencia en ella del historial de aplicaciones.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Abriendo directamente la cámara desde la pantalla de desbloqueo del ChaChaCha.

Como contrapartida, el ChaChaCha lleva un nuevo sistema para desbloquear la pantalla que incluye la posibilidad de abrir directamente alguna de las cuatro aplicaciones que queramos, y que se pueden elegir desde los ajustes de personalización del dispositivo.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El faldón inferior de opciones y el menú de aplicaciones, este último decorado con el mismo estilo que tienen las aplicaciones propias para Facebook del ChaChaCha.

No nos convence que haya que desplegar el faldón inferior para acceder al menú de aplicaciones cuando no estamos en el primer escritorio principal, que incluye en sus esquinas inferiores un icono fijo para dicha tarea y un segundo acceso directo a las opciones de personalización. Claro que era eso, quitarle dos valiosas celdas a cada escritorio o modificar la función de alguno de los iconos táctiles inferiores habituales en Android.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como no podía ser de otra forma, la presencia del teclado QWERTY se ha aprovechado para habilitar atajos de teclas, algunas de las cuales llevan dibujado en azul el icono de algún apartado al que dan acceso directo si se pulsan junto a la tecla "Fn": el punto lo hace con la cámara y la barra espaciadora con el apartado de ajustes.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La única queja que tenemos sobre el teclado está en el sensor de luminosidad que decide cuándo se enciende y cuándo no su sistema de retroiluminación, ya que tiende a no activarse en condiciones intermedias en las que hay cierta luz ambiental pero es difícil distinguir los caracteres secundarios de las teclas.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La fluidez gráfica del dispositivo es bastante correcta y estable en la interfaz de usuario, aunque hemos detectado los mismos problemas que en el Wildfire S a la hora de reproducir vídeo, ya sea por la limitada compatibilidad de formatos o por la ausencia de soporte real para tecnología Flash de cara al navegador web.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Al forzar el procesador para que trabaje a 800 MHz (dentro de un chip Qualcomm MSM7227 que se queda en 600 MHz en el resto de teléfonos que lo equipan), uno podría esperar que HTC aprovechase la jugada para dotar al ChaChaCha de algo más que el limitado soporte para FlashLite. Pero no ha sido así.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Para reproducir vídeos como los de YouTube hay que recurrir a su aplicación propia para Android.

Claro que tampoco es la reproducción de vídeo una de las funciones a las que más se enfoca el ChaChaCha. En cuanto a la navegación web, el tamaño de la pantalla impone claras limitaciones de espacio, y de hecho las páginas se cargan por defecto con un pronunciado zoom sobre su esquina superior izquierda para que los caracteres tengan un tamaño legible.

Teléfono y "Facebookófono"

Aunque está claramente enfocado a cierto tipo de usos, el HTC ChaChaCha incluye un par de elementos de los que cada vez prescinden más y más smartphones: las dos teclas de toda la vida -una verde y otra roja- para realizar y rechazar llamadas, desde las que uno también puede acceder rápidamente al historial de llamadas o volver al escritorio principal.

También con este ChaChaCha se pueden realizar -lógicamente- llamadas. La calidad del audio es digna, y el dispositivo aprovecha los mismos automatismos que viene incluyendo HTC en sus smartphones desde los tiempos del Wildfire, con sensores que se encargan de silenciar progresivamente el volumen del timbre a medida que nos lo acercamos a la oreja, entre otras curiosidades.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si además de llamar, también usamos las conexiones Wi-Fi y 3G para tener el correo en constante sincronización, el ChaChaCha es uno de esos modelos que logran una autonomía bastante decente al ser capaces de sobrevivir dos o tres jornadas lejos del cargador.

Pero teniendo en cuenta sus peculiaridades, lo más justo es fijarse en cómo soporta un uso intensivo de Facebook. En este sentido, podemos señalar que, si uno invierte una hora de tiempo en disparar una veintena de fotos y subir algo menos de la mitad a la popular red social, la batería de 1.250 mAh del dispositivo verá menguada su carga en un 30%, así que hay que andarse con ojo en este tipo de situaciones.

Más pastel que guindas

Si fuese un pastel, el ChaChaCha podría ser gustosamente ingerido aun dejando en el plato la guinda que le ha puesto HTC: sus funciones especiales para Facebook. Y es que, además de lucir un interesante diseño, lleva un teclado muy manejable para usuarios habituales de SMS y correo electrónico, "twitteros" empedernidos y amantes de programas de mensajería instantánea como WhatsApp.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si a esto le añadimos la combinación del teclado con una pantalla táctil, al final la tecla Facebook pasa a ser un atractivo casi secundario. Útil en cierto tipo de ocasiones, pero con funciones para nada rompedoras en comparación con las que proporciona hoy en día cualquier otro smartphone de la propia HTC o de la competencia.

Quienes quieran un teléfono para todo, eso sí, deben tener precaución con este modelo, ya que sufre las carencias habituales de la gama media a la que pertenece (la cámara en particular y las opciones multimedia en general), acentuadas en el caso de la navegación web debido al escaso tamaño de su pantalla.

HTC ChaChaCha
HTC ChaChaCha
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Hasta que acabe el verano, Orange será la única operadora que lo financie en España, con unas condiciones que en portabilidad y sin coste adicional requieren suscribirse durante año y medio a una tarifa de más de 30 euros mensuales. Después de este periodo de exclusividad, y además de aparecer versiones libres que deberán moverse entre los 250 y los 300 euros, habrá que ver si su entrada en el catálogo de otras operadoras da lugar a ofertas más interesantes. Por aquello de la ley de la competencia.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios