Actualidad

El HTC 10 llega con cámaras estabilizadas y enfoque láser

2

El nuevo buque insignia del fabricante taiwanés cuenta con un procesador Snapdragon 820 y una pantalla QHD para plantar cara a sus rivales más destacados

HTC M10
HTC M10
12
ABR 2016

HTC ha introducido en la recámara la que podría ser su última bala. Acuciado por unas ventas en caída libre y unos accionistas en rebeldía, el fabricante taiwanés se ha plantado con el que está llamado a convertirse en su teléfono más potente y sofisticado hasta la fecha. Todo un buque insignia que deberá batirse el cobre con rivales tan duros como el Samsung Galaxy S7 y el LG G5. Su nombre es HTC 10, sin mayor prefijo, y marca un punto y aparte en el lenguaje de diseño de la compañía.

Pantalla QHD y construcción metálica

Construido en torno a una pantalla Super LCD 5 de 5,2 pulgadas con 1440 x 2560 píxeles de resolución, el HTC 10 compite cara a cara con los productos más potentes de los fabricantes surcoreanos. Este panel queda enmarcado en un chasis de aspecto inusual para lo que estila la compañía.

La parte frontal abandona el clásico diseño de HTC para adoptar un estilo que recuerda poderosamente al exhibido por los teléfonos de Samsung -incluyendo el lector de huellas dactilares en el botón central-, mientras que el reverso del dispositivo hace gala de unos marcos biselados muy llamativos. Todo el teléfono está construido en metal.

Vídeo promocional publicado por HTC.

Como ya es habitual en los últimos teléfonos de gama alta, el HTC 10 integra un procesador Snapdragon 820. Este potente chipset se acompaña por un total de 4 GB de RAM para mover Android 6.1 y virtualmente cualquier aplicación disponible con la máxima fluidez. Una vez más, HTC ha dotado a su nuevo abanderado con la capa de personalización Sense.

La capacidad de almacenamiento es de 32 o 64 GB, siempre ampliable mediante tarjetas microSD. En cuanto a la autonomía, HTC asegura que su nuevo teléfono puede permanecer activo durante 2 días gracias a su batería de 3.000 mAh.

La cámara recupera el protagonismo

Un punto singularmente mimado por HTC ha sido la cámara de fotos. Tras varios traspiés con la tecnología Ultrapixel, la compañía ha dado la sorpresa integrando un sistema de estabilización óptica para sus dos cámaras, cuando lo habitual es que este tipo de tecnología solo aparezca -cuando lo hace- en el captor trasero.

Con un total de 12 megapíxeles, la cámara posterior posee una luminosidad de f1.8 y cuenta con un sensor Ultrapixel de prestaciones nocturnas teóricamente superiores. La compañía saca pecho de su puntuación en las pruebas de DxOMark, donde ha obtenido una nota de 88. La cámara cuenta con el apoyo de un doble flash trasero y un sistema de enfoque mediante láser. Como casi todos los teléfonos de última generación de su clase, el HTC 10 también puede almacenar fotos en formato RAW y grabar vídeo en 4K.

HTC M10
HTC M10
Foto: HTC

La cámara frontal, por su parte, posee una resolución de 5 megapíxeles y una luminosidad de f1.8, muy elevada dentro de lo que es habitual para este tipo de sensores. Su distancia focal es de 23 milímetros en paso universal.

Ya disponible para su reserva, el precio de venta al público del HTC 10 es de 800 euros, gastos de envío no incluidos.

Fuentes y más información
Productos relacionados (2)
2
Comentarios
Cargando comentarios