• Nikon D700: bajo la lupa
  • Sony Bravia KDL-32W4000 y BDP-S500: toma de contacto
Prueba de producto
EL KIOSCO FOTOGRáFICO EN CASA

HP Photosmart A826: de un vistazo

 
3
JUL 2008

Impresoras fotográficas hay muchas. Incluso si queremos prescindir del ordenador, también existen bastantes modelos autónomos capaces de imprimir copias de 10 x 15 centímetros. Pero la HP Photosmart A826 va un paso más allá y pretende convertirse en un auténtico centro de impresión casero. Con un tamaño considerable, un diseño peculiar y una estupenda pantalla de control táctil de 7 pulgadas, esta A826 puede compensar su elevado precio con su sencillez y sus divertidas opciones creativas.

Si hay una impresora que pueda distinguirse a distancia, ésa es la Photosmart A826 de HP. Sus generosas dimensiones y su curioso diseño al más puro estilo futurista de los años 50 la hacen inconfundible y, por el momento, única.

La propuesta de HP es bastante sencilla: un modelo que no quiere esconderse detrás del ordenador o en alguna estantería, sino que pretende hacerse con un hueco fijo en nuestra casa y convertirse en una suerte de kiosco de impresión doméstico.

HP Photosmart A826
HP Photosmart A826
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
HP Photosmart A826
HP Photosmart A826
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La idea parece atractiva, pero veamos una por una sus prestaciones para ver si logra convencernos:

  • Frente a la tendencia a reducir el tamaño de las impresoras, HP ha optado por un modelo enorme, disfrazado con un curioso diseño. Ahora bien, estas dimensiones permiten albergar una gran pantalla de 7 pulgadas y un práctico depósito de papel capaz de contener hasta 100 hojas.
  • HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Aunque los sistemas térmicos son mayoritarios en este segmento, HP apuesta por la inyección clásica. Se encarga de ello un cartucho de tres tintas (cian, magenta y amarillo) situado en la zona frontal y cuyo recambio es realmente sencillo. Como suele ocurrir, la ausencia de una tinta negra hace que las zonas oscuras de las reproducciones, ya sean en blanco y negro o en color, resulten demasiado suaves.
  • HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • La A826 puede imprimir copias de 10 x 15 y 13 x 8 centímetros, con y sin bordes. Si bien en la impresora se indica que son resistentes al agua, esta propiedad dependerá del papel utilizado. Al menos en las pruebas que hemos podido realizar, no ha sido así.
  • HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Otra circunstancia a tener en cuenta es que las copias necesitan unos instantes para secarse, por lo que hay que cogerlas con cuidado si no queremos que las huellas queden marcadas o provocar un ligero corrimiento de la tinta. Y es que, a diferencia de lo que ocurre con los sistemas de sublimación, aquí no hay una capa protectora que recubra la fotografía.
  • La pantalla de control táctil es la auténtica alma de la A826. Su manejo es rápido, sencillo e intuitivo desde el primer momento. Su generoso tamaño permite que pueda manejarse tanto con el puntero adjunto -situado en una posición de pérdida fácil- como con los dedos.
  • HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Si bien dispone de puerto USB 2.0 y se puede imprimir desde el ordenador o directamente desde una cámara, lo más común es recurrir al lector de tarjetas integrado (compatible con los formatos CompactFlash, MemoryStick, SD Card, MMC, Smartmedia y xD-Picture Card) para cargar e imprimir las fotos.
  • HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • El encendido de la unidad es inmediato, así como la carga de las miniaturas de las fotografías en la pantalla, no obstante el considerable tamaño de ésta. Algo más lento es el proceso si optamos por visualizarlas en pantalla completa.
  • Los tiempos de impresión para copias de 10 x 15 centímetros van de los poco más de 50 segundos de la opción más rápida a los 80 segundos para las imágenes en calidad máxima. En cualquier caso, la opción de impresión "normal" e incluso la "rápida" ofrecen unos resultados suficientemente aceptables para que puedan utilizarse en la mayoría de las ocasiones.

    El cálculo aproximado del tiempo requerido que realiza la impresora es, por cierto, bastante ajustado a la realidad.

  • HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Los resultados que hemos obtenido empleando papel brillo de 13 x 18 centímetros y satinado de 10 x 15 entran perfectamente dentro de lo que cabe esperar de una impresora fotográfica doméstica. Colores saturados -a veces en exceso-, buena reproducción de los tonos de piel, y en general un aspecto muy agradable y de apariencia fotográfica -en el sentido más clásico del término- son sus principales atributos.
  • Las reproducciones pueden competir sin mayores problemas con las que obtendríamos en cualquier kiosco de impresión rápida, aunque lógicamente no son comparables a las de un laboratorio profesional. La ventaja más evidente es la inmediatez de los resultados, pero el coste de la copia de 10 x 15 centímetros no baja de los 30 céntimos de euro ni adquiriendo un pack con cartuchos de alta capacidad y 100 hojas.
    Si bien este dato es común a casi todos los modelos y las marcas, en el caso de la A826 hay que sumarlo al ya de por sí elevado coste del modelo (unos 180 euros), uno de los más caros de este segmento.
  • Las opciones de edición de la fotografía son un poco limitadas. Tan sólo es posible recortar la imagen, eliminar los ojos rojos y mejorar el brillo. Se echa de menos en el menú de edición una opción de mejora automática de la imagen antes de imprimirla, que aparece sin embargo en el principal.
  • HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Más variedad hay por lo que se refiere a las denominadas opciones creativas. Las posibilidades son innumerables, y entre ellas se incluyen añadir dibujos a las fotografías, pintar sobre ellas, adornarlas con un marco e incluso crear álbumes fotográficos. Sería interesante, eso sí, poder ampliar esta galería de efectos y dibujos con diseños propios y recursos de Internet.
  • HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    HP Photosmart A826
    HP Photosmart A826
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Mención aparte merecen los bien logrados efectos automáticos (blanco y negro, sepia, etcétera), y sobre todo la opción denominada "foto envejecida", que consigue unos resultados muy verosímiles.

Recomendado para: usuarios que deseen impresiones inmediatas de sus fotografías, y que -sobre todo- vayan a exprimir las opciones que la Photosmart A826 ofrece a través de su pantalla táctil. Para tenerla siempre lista, es imprescindible disponer de espacio.

Abstenerse: quienes busquen una impresora fotográfica compacta y discreta que sólo vayan a usar de forma puntual. Si tan sólo se requiere imprimir copias de 10 x 15 centímetros hay opciones más rápidas, pequeñas y económicas.

Disponibilidad: desde otoño de 2007.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar