Actualidad

HP desvela el Memory Spot, una alternativa de mayor capacidad y velocidad que el RFID

 
17
JUL 2006

Un circuito que se puede integrar en cualquier superficie o dispositivo y que es capaz de almacenar información y ejercer, a su vez, de transmisor. La joven tecnología RFID ya se ha topado con un competidor: el Memory Spot que HP acaba de presentar y que hace de las mayores capacidad (4 MB, por ahora) y velocidad de transmisión sus mejores armas.

"Tender un puente entre el mundo físico y el digital." Tras este lema se esconde la tecnología Memory Spot, fruto de una investigación de cuatro años desarrollada por los laboratorios de HP en Bristol. Aunque QUESABESDE.COM ya pudo conocerla de primera mano en el HP Lab University 2006 que se celebró el pasado mes de junio en Francia, no ha sido hasta hoy cuando la compañía ha presentado públicamente el nuevo ingenio.

Basado en un chip CMOS, el Memory Spot es un dispositivo del tamaño de un grano de arroz -un cuadrado de 2 a 4 milímetros cuadrados- que dispone tanto de capacidad de almacenamiento como de transmisión, gracias a la antena integrada. Todo ello sin que el sistema requiera ningún tipo de alimentación externa, que ya aporta el dispositivo lector.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Todavía en fase de desarrollo -según HP, aún habrá que esperar dos años para ver aplicaciones comerciales-, los datos aportados por el momento hablan de una capacidad que puede alcanzar los 4 MB -los prototipos actuales llegan a 512 KB- y de velocidades de transmisión de 10 Mbps.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Dos cifras que sitúan el Memory Spot por delante de lo que hasta ahora ofrece la tecnología RFID (Radio Frecuency Identification).

Fotos, texto y vídeo
Respecto a las aplicaciones prácticas que puede sustentar, el listado sugerido por HP es interminable.

Por su tamaño y características, el Memory Spot puede incluirse sobre cualquier soporte y, de este modo, añadir contenido multimedia a una copia fotográfica, un medio impreso o la pulsera de identificación de un paciente. De ahí la idea de unir lo físico y lo digital, explican.

En esos casos, bastaría acercar un lector -que también puede integrase en dispositivos como teléfonos móviles o PDA- al Memory Spot para poder acceder a la información almacenada en el chip.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Con unos costes de producción muy bajos que hacen a HP especular que, una vez en producción, el Memory Spot no cueste más de un dólar, los responsables de la compañía no dudan en destacar su potencial a largo plazo.

No obstante, también reconocen que se trata únicamente de la presentación de una nueva tecnología y que aún es pronto para saber las aplicaciones que se desarrollarán en torno a este sistema.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar