Crónica
HP LAB UNIVERSITY 2007: CRóNICA

Pasado, presente y -sobre todo- futuro

 
28
JUN 2007
Iker Morán   |  Lisboa

Los aniversarios siempre han sido una buena excusa para sentarse a reflexionar, repasar el camino andado y mirar el horizonte que se avecina. Tal vez por eso, el lema escogido para la décima edición del HP Lab University 2007 ha sido "Pasado, presente y futuro".

No sé hasta qué punto los más de tres centenares de periodistas técnicos reunidos durante esta semana en Lisboa están dispuestos a repartir su tiempo entre estos tres vectores temporales.

De hecho, la vertiente histórica la podemos dar por cumplida al haber escogido la capital lusa -una de las ciudades más viejas del mundo, apuntan los organizadores- como centro de operaciones, en un innegable salto cualitativo desde la experiencia del pasado año en el curioso mundo de Eurodisney.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El presente se antoja repleto de novedades. Algunas tan tangibles como la nueva saga Photosmart, capitaneada por la R937 y su pantalla táctil de 3,6 pulgadas, y otras más sutiles, como el aparente cambio que también está afectando a la prensa técnica que se reúne en este tipo de eventos.

Aunque los hombres siguen siendo mayoría, lo cierto es que, poco a poco, despunta una prometedora presencia de mujeres inmersas en este peculiar sector.

Más evidente, no obstante, es el cambio de registro en los medios. Aunque se mantiene la eterna batalla entre los apasionados de la fotografía digital y los de la tecnología en general-elegante eufemismo para no hablar directamente de "freaks"-, lo cierto es que los medios on-line, y cada vez más los bloggers, son ya parte del paisaje natural de estas convocatorias.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tan sólo hay que darse un paseo por la recepción del hotel y percatarse de la cantidad de portátiles que andan al acecho de una conexión Wi-Fi para darse cuenta de que aquello de que la noticia puede esperar o el ya lo imprimiremos a final de mes ha dejado de ser la nota general. Al menos para los responsables de HP.

Volviendo al contenido que se va desgranando a lo largo de las sesiones de estos días, la definición del HP Lab University como una buena oportunidad para los técnicos de contactar con la realidad es muy acertada.

Sólo habría que matizar que muchos de los periodistas aquí reunidos puede que también necesiten -necesitemos- cierta dosis de realismo para compensar tantos gráficos de ventas y curvas MTF.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Bob Gann, una de las caras más conocidas de HP y con el que ya tuvimos oportunidad de hablar en la edición del pasado año, apuntaba con sagaz precisión en esta misma línea.

Partiendo de la base de que la mayoría de cámaras ofrece un nivel de calidad muy alto y que sus especificaciones son muy similares, Gann se preguntaba en alto por la utilidad real de esas pruebas de 32 folios que sólo interesan a una minoría y que -sostenía el responsable de HP- tienden a obviar las cuestiones más sencillas que interesan al usuario.

¿Me permite esa cámara hacer la foto que quiero hacer? ¿Podré encontrar esa foto más adelante en la inmensidad del disco duro? ¿Será fácil compartirla o imprimirla? Más allá de que Gann -como es lógico- barra para casa citando algunas de las prestaciones de las últimas Photosmart, es curioso descubrir el origen de funciones que a algunos pueden parecer secundarias y a otros, vitales.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

¿Recuerdan esa divertida prestación que permite corregir los ojos rojos en las fotos de las mascotas? Tal vez tenga algo que ver con la pasión del susodicho responsable de HP con los perros Fox Terrier.

Son precisamente este tipo de funciones -una inmensa pantalla táctil fácil de manejar, la herramienta para corregir manchas en la piel o adelgazar la silueta- las que marcan el factor diferencial en muchas de las compactas de HP.

Y es que, aunque la percepción de la compañía se acerque más a la de una multinacional centrada en el mundo de la impresión que toca de forma periférica el campo de la captura, un rápido paseo por los seminarios organizados en Lisboa deja bien claro que la investigación de HP dedicada a sus cámaras digitales no es una mera cuestión colateral.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Investigaciones que conviven y están compartiendo escenario con pruebas de resistencia para impresoras o curiosos experimentos con la tinta que éstas emplean. ¿Sabían que al cambiar el cartucho de tinta negra el proceso de puesta en marcha del nuevo recambio también supone un gasto en el cartucho de color en algunas marcas? Yo tampoco.

Respecto al futuro, Print 2.0 es la palabra mágica para HP. Además de este proyecto, el reorganizado catálogo de tintas propuesto por la compañía y algunos nuevos productos sobre los que aún es pronto para hablar centran la agenda de los próximos meses.

Más allá del calendario a corto plazo, proyectos que hablan de sustituir los elementos ópticos tal y como los conocemos hoy en día, la futura predominancia de los CMOS entre las cámaras compactas o la sonrisa de los portavoces ante las preguntas de los periodistas sobre la inclusión de Bluetooth en las cámaras de HP son temas que también se han esbozado a lo largo de estos días.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Así que, entre tanto realismo y futurología, no es de extrañar que anoche varios centenares de periodistas provistos de una compacta de 8 megapíxeles y pantalla táctil miraran embelesados las Nikon FM10 y los flashes de antorcha que, con un par, utilizaban las fotógrafas del casino de Estoril para retratarlos uno a uno, como si aquello fuese una boda.

Aunque la venta fue mínima -siempre queda algún caballero-, hay que reconocer lo impagable de un momento como éste a orillas del Atlántico.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
29 / JUN 2007
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar