• Handspring Visor Deluxe: análisis
  • Palm IIIc: análisis
Prueba de producto
HP JORNADA 720

HP Jornada 720: análisis

 
2
MAR 2004

Lleva un teclado incorporado y una pantalla en color de 640 x 240 píxeles, y cuesta tanto como el ordenador portátil más económico. Pero es un PDA, y tiene sus limitaciones: el teclado es pequeño y la pantalla es de matriz pasiva. Se trata en el fondo de un gran PDA, pero no por eso se puede librar de algunas críticas, sobre todo basadas en la relación calidad-precio.

Las prestaciones que ofrece este Handeheld PC (HPC) son excelentes. Esto cabe dejarlo claro desde el principio. Sin embargo, por su alto precio, podría esperarse algo más, ya que no se trata de un ordenador portátil ?aunque lo parezca-, sino de un asistente digital, es decir, un PDA.

A pesar de poseer una capacidad de almacenamiento de tan sólo 32 MB (tan sólo, porque su potencial como HPC es mucho mayor que el de un PDA pensado como simple agenda electrónica), el Jornada 720 permite expandir su memoria y sus posibilidades de interfaz. En efecto, pueden utilizarse tarjetas de memoria PC Card del Tipo II y CompactFlash del Tipo I. Es decir, es posible conectar a nuestro PPC un importante surtido de periféricos como, por ejemplo, un IBM Microdrive de nada más y nada menos que 1 GB de capacidad.

El controvertido teclado

Como sucede siempre con los PDA que llevan incorporado un teclado ?mayoritariamente los Handheld PC y los modelos de Psion-, existen ventajas e inconvenientes. Sin duda, el principal inconveniente es precisamente el reducido tamaño del teclado, que puede suponer un obstáculo monumental para más de un usuario de manos grandes, habituado a teclados normales, como el de un ordenador. De todos modos, el teclado incorporado está ahí para facilitar el trabajo y no para complicarlo. Y si queremos redactar un escrito, por ejemplo, con el Word de bolsillo, nada más cómodo que hacerlo con un teclado, y no introduciendo letra a letra las palabras con el lápiz óptico.

Excelentes sofware y procesador

El Windows CE con el que funciona el Jornada 720 es tan práctico y familiar como siempre. Cabe comentar que se trata de un HPC veloz: dispone de un procesador a 206 Mhz, además de un acelerador de gráficos en 2D. Los programas incorporados son los mismos que tenemos en el escritorio de nuestro ordenador de casa: Word, Excel, Outlook, Multimedia Player, etc. Todos ellos versiones de bolsillo de la archiconocida familia de Microsoft.

Como es lógico, también viene incorporado el Internet Explorer, que nos permitirá navegar por Internet a una nada menospreciable velocidad de 56 kbps. Ello será posible gracias al módem que lleva incorporado. Por cierto, como buen HPC que es, evidentemente dispone de un micrófono y un altavoz para poder grabar y escuchar, por ejemplo, archivos MP3.

Pantalla de matriz pasiva: una lástima

Todo ello lo podremos visualizar en una excelente pantalla de más de 65.000 colores, que, sin embargo, no es de matriz activa. Es decir, su visibilidad no será perfecta desde según qué ángulos. La resolución es de 640 x 240 píxeles ?normal en un HPC- algo mayor que la de los Pocket PC, que es de 240 x 320. En definitiva, una excelente pantalla, a pesar de que podría ser mucho mejor ?de matriz pasiva-, sobre todo si tenemos en cuenta el elevado precio de este Handheld PC.

Aunque no lo parezca, este artilugio se vende junto con un cradle de sincronización. El Jornada 720, de hecho, puede sincronizarse con nuestro ordenador mediante un cable de conexión al puerto serie, que ya viene incluido, o a través del cradle, que dispone de una conexión USB, más rápida que la primera.

Por lo que respecta a la autonomía, cabe comentar que la batería incorporada, una ión de litio recargable, tiene una durabilidad media de 9 horas. Es decir, una autonomía mucho mayor ?más del doble- que la de un ordenador portátil. Tal virtud, junto con el pequeño tamaño que posee, convierten este dispositivo en una excelente opción de compra respecto a los portátiles.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar