Actualidad

HP externalizará totalmente su negocio de cámaras digitales

 
8
NOV 2007

Centrarse en la impresión y en la estrategia Print 2.0. Éste es el argumento esgrimido por HP para salir parcialmente del negocio de cámaras digitales, cediendo el diseño, la producción y la distribución de sus modelos a otra compañía. Según la firma californiana, será esta empresa -aún por definir- la que se encargue de las cámaras digitales, que se seguirán vendiendo con su marca.

HP ha comunicado su intención de modificar el papel que actualmente juega en el mercado de las cámaras digitales compactas para centrar todos sus esfuerzos e inversiones en el mercado de la impresión. La multinacional se refiere, concretamente, a su estrategia Print 2.0, que se ha convertido en el eje central de su actuación en el sector de la imagen desde que fuera presentada esta pasada primavera.

La decisión, que ha sido definida como "la búsqueda de un nuevo modelo de negocio", no supondrá la desaparición de las cámaras con la marca de HP. Será otra firma la que, a partir de la primera mitad de 2008, asumirá todas las tareas referentes a su diseño, producción y distribución.

Precisamente, la firma californiana está buscando una compañía a la que otorgará la licencia para fabricar cámaras bajo su marca. Según se ha indicado en una escueta nota de prensa, el modelo actual se mantendrá por ahora, y HP seguirá produciendo sus propias cámaras durante esta próxima campaña navideña.

Producción externa
No es HP la primera compañía del sector que toma la decisión de aligerar su papel en el negocio de las cámaras digitales compactas, limitándose a colocar su marca a productos creados en su totalidad por otra empresa.

Aunque encargar la manufacturación de ciertos modelos -sobre todo los más sencillos- a otras empresas es una costumbre bastante extendida entre todas las compañías del sector, sólo algunas han optado por la total externalización de su catálogo.

Tal es el caso de General Imaging, que desde su aterrizaje a principios del pasado año, ya dejó claro que su estrategia se basaría en la producción externa. BenQ fue un paso más allá, y vendió su negocio de cámaras a la taiwanesa Ability Enterprises, que ha continuado fabricando cámaras con el sello de BenQ.

Todo ello se produce en un contexto en el que el mercado de compactas ha perdido el empuje inicial de los primeros años.

La saturación y la guerra de precios han conseguido reducir notablemente los márgenes de beneficio y la rentabilidad del negocio. Una situación ante la que algunas compañías han decidido dar el salto al mundo de las réflex, mientras que otras han preferido tirar la toalla.

Tampoco pasa desapercibido que el anuncio se produce en un momento en el que han cobrado especial intensidad los rumores sobre la posible compra de Kodak por parte de HP.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar