• La Palangana: una revolución inconsciente
  • "Family Love": dos décadas de amor y sufrimiento
Agenda fotográfica

Henri Cartier-Bresson: del artista al reportero

17
Foto: Henri Cartier-Bresson
26
AGO 2014
Eduardo Parra   |  Madrid

Es seguramente imposible emplear nuevos calificativos para hablar de la obra de Henri Cartier-Bresson. Del genio y maestro francés se ha escrutado tanto su legado que, como la filmografía de Charles Chaplin, únicamente no lo conocen quienes no lo quieren conocer. Tras causar sensación en el Centre Pompidou de París, la exposición que lleva por título el nombre de uno de los más celebrados fotógrafos de todos los tiempos aterriza en Madrid para deleitar a los amantes del instante decisivo.

“He visto estas fotos decenas de veces y aún me siguen emocionando.” El instante decisivo, la icónica imagen de un hombre saltando un charco, símbolo de una filosofía fotográfica, eriza el vello de una de las visitantes que asiste a la exposición “Henri Cartier-Bresson”. A buen seguro que muchos sentirán algo parecido al contemplar una exposición cuidada hasta el detalle no solo en el fondo, sino también en la forma, el montaje, la iluminación y el catálogo.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

“Detrás de la estación de Saint-Lazare”, que así se llama esa icónica imagen del hombre justo antes de pisar el agua, supuso un antes y un después en la fotografía documental.

Más allá de su significado estético y poético, Cartier-Bresson redefinió el concepto de fotógrafo documental utilizando el visor de su Leica (situado en el lado izquierdo de la cámara) con el ojo derecho, dejando que el ojo izquierdo quedase libre para mantenerlo abierto y anticiparse así a ese instante que él llamó decisivo. Un gesto simple que cambió la fotografía para siempre.

Cartier-Bresson redefinió el concepto de fotógrafo documental con su habilidad para anticiparse al instante que él llamó decisivo. Ejemplo paradigmático de ello es la imagen titulada "Detrás de la estación de Saint-Lazare"

Foto: Henri Cartier-Bresson

Organizada por el Centre Georges-Pompidou en colaboración con la Fundación Mapfre y abierta hasta el próximo 7 de septiembre en la sede de esta entidad en el Paseo de Recoletos de Madrid, se trata de la primera gran retrospectiva del genio fotográfico que se realiza en el continente desde su muerte hace ahora casi diez años.

La colección, que reúne cerca de 500 piezas y viajará posteriormente a Roma y México, incluye no solo las fotografías más celebres del autor, sino también publicaciones para las que trabajó, dibujos y vídeos.

Del surrealismo al reportaje

Testimonio privilegiado de la historia, la obra de Cartier-Bresson se refleja en esta exposición en sus tres aspectos fundamentales: la andadura inicial del francés, muy influenciada por el surrealismo; su compromiso político con el comunismo, y su vida de la mano de la agencia Magnum, de la que fue cofundador.

Posiblemente su faceta como reportero gráfico sea la parte más visible de este monstruo de la cámara, pero desde luego no es la única. De hecho Cartier-Bresson nació pintor antes que fotógrafo (él mismo decía que cuando era niño pintaba un par de veces por semana y el resto de los días soñaba con pintar) y artista antes que documentalista.

henri cartier-bresson
Foto: Henri Cartier-Bresson
henri cartier-bresson
Foto: Henri Cartier-Bresson

Cartier-Bresson nació pintor antes que fotógrafo y artista antes que documentalista

A diferencia de otros muchos grandes fotógrafos cuya vida profesional quedó profundamente delimitada en torno al arte o el reporterismo, en la vida de Cartier-Bresson, artista y reportero cohabitan en el tiempo y el espacio. Una dualidad que se percibe en esta muestra, que destierra de una vez por todas la extendida creencia de que el francés fue únicamente un documentalista.

Porque el Cartier-Bresson fotógrafo no es un fotógrafo sin más; es la combinación de una persona que ama el arte rodeada de iguales en una época y un lugar donde se amaba el arte. Todo aderezado con una especial habilidad para estar en el momento y el lugar adecuados.

henri cartier-bresson
Foto: Henri Cartier-Bresson
henri cartier-bresson
Foto: Henri Cartier-Bresson

Cartier-Bresson funda en 1947 la agencia Magnum Photos de la mano de otros grandes mitos de la fotografía como Robert Capa o David Seymour. De esta forma el francés cede sus impulsos más artísticos y se vuelca completamente con la fotografía documental, logrando una casi incontable serie de reportajes a lo largo y ancho del mundo con una calidad aún hoy difícil de igualar.

Los años 70 suponen un punto de inflexión para Cartier-Bresson. Con una fama in crescendo y toda una vida a sus espaldas, deja al margen la agencia y dedica casi todo su tiempo a poner en orden su ingente archivo y gestionar su obra, montar exposiciones y dar conferencias.

henri cartier-bresson
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
henri cartier-bresson
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Recortes de prensa con fotos de Cartier-Bresson.

A pesar de ser uno de los creadores de una de las agencias gráficas más prestigiosas del mundo, es en ese momento, con más de 60 años, cuando el fotógrafo toma conciencia de que Magnum se ha alejado del espíritu que le llevó a crearla.

Henri Cartier-Bresson, el genio, moriría en agosto de 2004, pero sus fotografías aún seguirán dando mucho que hablar. De hecho en 2011 la Fondation Henri Cartier-Bresson vendió un lote de un centenar de fotografías originales del fotógrafo por más de dos millones de euros. Entre ellas estaba “Detrás de la estación de Saint-Lazare”, entregada por la friolera de 433.000 euros.

henri cartier-bresson
Foto: Henri Cartier-Bresson

Artículos relacionados (3)
Nueve más uno
28 / ABR 2015
17
Comentarios
Cargando comentarios