Actualidad

Help-Portrait en Elche: un subidón de nuevos recuerdos para los lorquinos

 
19
DIC 2011

Objetivo, recuperar la memoria. O tal vez mejor dicho: dar una memoria gráfica nueva a aquellos que perdieron parte de sus recuerdos en el terremoto que asoló Lorca a principios de este año. AFELX, la Asociación de Fotógrafos de Elche, ha removido cielo y tierra para unir la ciudad alicantina al movimiento Help-Portrait, una iniciativa del fotógrafo Jeremy Cowart que busca en 1.062 poblaciones de todo el mundo dar esperanza -y arrancar una sonrisa- a quienes pasan tiempos aciagos.

Sucedió en Elche hace pocos días y ha sido todo un éxito personal y profesional, así como un espaldarazo para aquellos que aún tienen fe en la raza humana. AFELX, la asociación fotográfica y de artes visuales de la capital del Baix Vinalopó, se adhirió al movimiento internacional Help-Portrait en una jornada dedicada a los afectados por el terremoto de Lorca.

Foto: AFELX

¿Por qué hacerlo en Elche, que está situada a poco más de 120 kilómetros de Lorca? Por logística. "Es más fácil trasladar 208 personas que salen a pasar un día agradable que 150 voluntarios, con los ocho estudios de fotografía completos, material de maquillaje y peluquería, ordenadores...", aseguran desde la organización. Además, algunos emplazamientos de Lorca que podrían haber servido para este proyecto, como el polideportivo, están dañados aún por el seísmo.

Foto: AFELX
Foto: AFELX

"El pasado agosto planteé la idea del proyecto al resto de miembros de la junta de AFELX, y a todos les pareció algo que podía ser bonito", explica Richard Edo, coordinador del proyecto Help-Portrait en Elche. La idea en cuestión surge del movimiento iniciado por el fotógrafo estadounidense James Cowart, un llamamiento a la comunidad fotográfica internacional -tanto a aficionados como profesionales- para impulsar "un cambio en el modo de entender la fotografía".

Foto: AFELX

Help-Portrait propone retratar y regalar la foto resultante a quienes están pasando por momentos difíciles con un objetivo básico: darles esperanza. La última cita a la que estaban convocados los fotógrafos de todo el mundo -y a la cual se sumó AFELX- estaba prevista para el 10 de diciembre.

De cero
AFELX se encargó de todo el proceso en Elche: "Partíamos de cero. Nuestra principal tarea era confirmar un lugar donde llevar a cabo el evento; no queríamos lanzarnos a esto sin tener ese apartado bien atado. A partir de ahí, todo fue bastante bien. Pronto socios de AFELX y amigos se interesaron en el proyecto y no dudaron en participar. Fue un gran empujón el contar prácticamente desde el principio con un magnífico equipo humano que ponía el 100% en los objetivos que nos íbamos fijando cada semana".

Foto: Fernando Fotógrafos

El evento Help-Portrait en Elche puede considerarse un éxito sin paliativos tanto a nivel técnico como organizativo y humano. "Los coordinadores generales -cuenta Edo- íbamos marcando las directrices a seguir, pero con un constante 'feedback' del resto del equipo, que siempre ha tenido voz. De hecho, casi todas las decisiones se sometían a votación. Imagina tener que decidir si poníamos chocolate o café entre 35 personas..."

Foto: Fernando Fotógrafos

Como suele ser por desgracia habitual, las autoridades apenas si se asomaron al proyecto, aunque Edo explica que "a última hora recibimos buenas noticias desde el ayuntamiento de Elche, que nos facilitó dos autobuses para traer a los lorquinos. Eso fue importante para nosotros, ya que todo el evento se ha organizado con presupuesto cero y a tres días de hacerlo aún no teníamos cómo traer a la gente".

Foto: Fernando Fotógrafos

La pequeña riada humana de Lorca estaba formada por 208 lorquinos pertenecientes a 53 familias. Se realizó un retrato por individuo y otro por familia. A partir de ahí, cada fotógrafo era libre para crear a su antojo.

Foto: Fernando Fotógrafos

Una vez finalizado todo el proceso, las fotografías se entregaron i situ a los auténticos protagonistas de la sesión. "Se trata de que todo ese cóctel vitamínico que queríamos inyectarles tuviese como fin que se fueran con su retrato. Queríamos que pudieran irse con esa fotografía para verla y sentir que no están solos, que deben seguir luchando."

Foto: Fernando Fotógrafos

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar