• Soldados arrepentidos del ejército israelí rompen el silencio
  • El amor en escala de grises de Adriana Lestido
Agenda fotográfica

Helen Levitt: fotografía a pie de calle

 
14
JUN 2010
Eduardo Parra   |  Madrid

Fallecida a principios de 2009 a la edad de 96 años, PHotoEspaña rinde su particular homenaje a la neoyorquina Helen Levitt con la primera antología que se le dedica en el país. "Helen Levitt. Lírica urbana. Fotografías 1936-1993" recoge 120 imágenes y un vídeo sobre la ciudad de Nueva York que muestran cómo la ciudad que nunca duerme en efecto no duerme, pero sí cambia.

Helen Levitt fue una de las grandes fotógrafas americanas de la segunda mitad del siglo XX. Con un estilo documental y una obsesión por la vida urbana, retrató como pocos aquellos pequeños sucesos cotidianos del Nueva York del siglo pasado, desde los años cuarenta hasta la década de los noventa.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

La exposición que desde finales de la semana pasada y hasta el próximo 29 de agosto puede visitarse en el madrileño Museo Colecciones ICO supone un contraste de épocas y un viaje en el tiempo (lema de esta edición de PHotoEspaña), desde las sonrisas sinceras, los bailes callejeros y los gestos espontáneos de los años cuarenta y cincuenta hasta las caras torcidas, el paso rutinario y el marcado distanciamiento, incluso a pie de calle, entre las clases sociales de finales de siglo.

Foto: Helen Levitt
Foto: Helen Levitt

Nacida en Brooklyn en 1913, Levitt no se aleja demasiado del estereotipo de fotógrafa autodidacta. Apasionada de la imagen desde joven y con amistades de gran calado, como Henri Cartier-Bresson o Walker Evans, se dejó influir por la Photo League de Nueva York.

Foto: Helen Levitt

Conoció también a Ben Shahn y James Agee, con cuya mujer realizó un viaje fotográfico a México, donde puso en práctica lo aprendido en las calles de Nueva York en un entorno mucho menos urbano. Ése fue el único trabajo que Levitt realizaría fuera de la ciudad que la vio nacer.

Siempre Nueva York
Levitt siempre amó, fotográficamente hablando, Nueva York, pero a diferencia de otros retratistas, la ciudad no tiene tanto protagonismo en sus imágenes como las personas que la habitan.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

La fotógrafa huye de los grandes rascacielos, del mágico "skyline" y de los iconos típicos, centrándose en las calles y la gente que pasea por ellas, que juega o que baila, relegando a la Gran Manzana a ser un simple fondo de imagen. Si cuando un turista llega a la ciudad mira hacia arriba, Levitt siempre miró hacia abajo.

Foto: Helen Levitt
Foto: Helen Levitt

Y es que aunque en la fotografía de Levitt hay mucho de documental, también hay espacio para la sociología. Jorge Ribalta, comisario de la exposición, afirma que Levitt utilizaba a menudo "un visor lateral que le permitía pasar desapercibida [...] su trabajo era un estudio del comportamiento publico de la gente corriente [...] capturaba los gestos de la gente, el lenguaje de la calle. Sus imágenes representaban un mundo de signos, la escritura social inscrita en los movimientos del cuerpo".

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar