Actualidad

La copia limitada de discos HD DVD y Blu-ray podría llegar a ser legal

 
25
MAY 2007

El grupo encargado de crear los sistemas anticopia de los discos de alta definición está ultimando un acuerdo que podría autorizar a los compradores de discos HD DVD y Blu-ray a realizar un número limitado de copias privadas. De llegar a materializarse, habrá que analizar su encaje en la legislación española, sumida en pleno debate en torno al llamado canon digital.

La ACCS LA, la organización que concede las licencias del sistema anticopia de los discos HD DVD y Blu-ray, se encuentra en negociaciones con las empresas que utilizan su tecnología para permitir que el comprador legal de los contenidos pueda hacer un número concreto de copias privadas de los mismos. En compensación, las productoras incluirían un recargo adicional en función de las copias autorizadas.

Así lo recoge una información de la agencia IDG News Service, que, citando como fuente a un representante de la ACCS LA, asegura que el acuerdo se encuentra en sus últimas fases de negociación.

Conciliación con la legislación española
En caso de confirmarse el acuerdo, habría que analizar su conciliación con la legislación española en lo referente a la copia de contenidos sujetos a derechos de autor, ya que el sistema dado a conocer hoy contemplaría un recargo directo al consumidor por parte del titular de la propiedad intelectual.

En España, el concepto de copia privada está contemplado en el polémico artículo 25 de la ley de la Propiedad Intelectual, publicada en el Boletín Oficial del Estado el 3 de julio de 2006, que reconoce "una compensación equitativa por copia" a los poseedores de los DRM.

Esta ley es la simiente del todavía irresuelto canon digital, que pretende gravar con un impuesto cada soporte, grabador y reproductor digital destinado al mercado español.

Además, el citado artículo afianza el llamado canon analógico, que desde 2003 recarga económicamente la adquisición de discos CD y DVD vírgenes, independientemente del uso que se haga de ellos.

Protección de los sistemas anticopia
La contradicción radica en que la legislación española también promueve y protege la existencia de los sistemas anticopia, siendo delito servirse de cualquier recurso para saltarse esta restricción.

De afianzarse la propuesta dada a conocer hoy, el conflicto surgirá en una hipotética duplicación de la compensación por copia privada.

La ley española articula esta "indemnización" a través de las llamadas sociedades de gestión de derechos (la SGAE que dirige Teddy Bautista destaca entre ellas), que según sus propios criterios distribuyen los ingresos del canon entre los propietarios de los DRM.

Sin embargo, el sistema defendido por la ACCS LA ya recoge esta compensación al legítimo propietario de los derechos de autor, que se hace efectiva al adquirir el título de alta definición.

Paradójicamente, los discos, grabadores y reproductores que el comprador del software utilice para realizar las copias privadas -por las que ya ha pagado- podrían suponer un recargo adicional que iría a parar a las manos de las sociedades de gestión españolas.

En el aire
Las compañías que utilizan el sistema anticopia ACCS -como Warner, Sony, Disney o Microsoft- tienen ahora la pelota sobre su tejado y han de decidir si les convence o no la propuesta de la ACCS LA.

Por otro lado, estos últimos meses varios "hackers" han localizado grandes vulnerabilidades en el sistema de protección ACCS que posibilitan la copia de los títulos de alta definición.

Claro que, salvo un número limitado de usuarios avanzados, el consumidor común sí que puede verse seducido por un sistema de copia sencillo de utilizar que, además, no incurre en ninguna ilegalidad.

Para Michael Ayers, representante de la ACCS LA, la copia legal -"managed copy"- potenciaría las ventas de películas de alta definición, y la hipotética "piratería de pequeña escala" que podría derivar del sistema quedaría compensada con el recargo en el precio.

Las copias de seguridad -ante pérdidas, robos o deterioros- y la descarga del contenido a centros multimedia son algunas de las posibilidades -ahora vedadas- que legalizaría una futura fructificación de la propuesta.

Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
23 / FEB 2008
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar