Hasselblad X1D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Crónica

Hasselblad X1D: el siguiente escalón evolutivo del formato medio

3
6
JUL 2016
Eduardo Parra | Madrid

La tarde de ayer nos llevó a un estadio Santiago Bernabéu que se preparaba para la época estival. Un césped a medio retirar, una graduación universitaria en pleno campo y andamios en las gradas nos daban esas pistas que nosotros, sagaces juntaletras, supimos encajar: Hasselblad no nos había convocado allí para hablar de fútbol.

Aunque algo de fútbol sí que hubo. Y también de historia espacial, recuerdos de la NASA y el proyecto Apolo y de relatos sobre cómo al espacio viajó una Hasselblad que tomó algunas de las fotos más icónicas de la historia de la humanidad. Y allí estábamos para ser testigos de un nuevo hito. Un hito ya conocido, sí, pero no por ello menos emocionante para un aficionado a la fotografía: la primera cámara digital totalmente integrada de formato medio y sin espejo, la Hasselblad X1D. Ahí es nada.

Hasselblad X1D
Hasselblad X1D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

La gente de Robisa, compañía distribuidora de Hasselblad en España, bromeaba con obligarnos a usar guantes y se empeñaba en esquivar elegantemente nuestras preguntas (entre otras cosas porque habían empezado a trabajar con la X1D hacía apenas unas horas). Bromas aparte, pudimos ver, tocar y trastear con esta interesante Hassel, que calza un sensor CMOS de 50 megapíxeles y 43,8 x 32,9 milímetros en un cuerpo realmente pequeño de poco más de 700 gramos.

Pero no hay peor cosa que quitarle al perro su hueso cuando ya lo está saboreando, y con la X1D no pudimos –de momento- salir a la calle. Sea como fuere, si uno se va con los comentarios de los asistentes al evento, las primeras impresiones son buenas: es una cámara cómoda, fácil de manejar, bonita de enseñar y que en pantalla ofrece unos buenos resultados.

hasselblad x1d
Hasselblad X1D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
hasselblad x1d
Hasselblad X1D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
hasselblad x1d
Hasselblad X1D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Con un precio de 7.900 euros sin impuestos, no será por falta de entusiasmo que esta esperada mirrorless no se venda

El modelo probado ayer era de preproducción, o como nos decían desde Robisa: no terminado. Así que ese sonido del obturador tan particular que hace la X1D no es real porque es un producto no terminado. Y esa nitidez de la pantalla táctil de 3 pulgadas no es real porque es un producto no terminado. Y esa precisión del enfoque no es real porque es un producto no terminado. Y ese refresco del visor electrónico de 2,4 megapíxeles no es real porque no es un producto terminado.

Lo que sí es real es la expectación que esta X1D ha conseguido despertar desde el momento en que empezaron las filtraciones previas a su presentación. O el gusanillo que le entra a uno de salir a disparar con ella cuando la tiene entre las manos.

hasselblad x1d
Hasselblad X1D
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
La nueva sin espejo junto a otra Hasselblad de formato medio, la clásica 553 ELX.

Los portavoces de Robisa se sentían realmente seguros de haber dado en la diana, hablando de la X1D con un entusiasmo encomiable pero al mismo tiempo manteniendo los pies en el suelo en cuanto a estimaciones de ventas se refiere. “Queríamos ser los primeros”, afirmaron cuando se explicó el porqué de la X1D. Con un precio de 7.900 euros sin impuestos y sin ninguno de los dos objetivos con obturador central que estrenan la bayoneta XCD (45 mm f3.5 y 90 mm f3.2), no será por falta de entusiasmo que esta esperada mirrorless no se venda.

3
Comentarios
Cargando comentarios