• Conceptualismo sin límites
  • Imágenes de la Ummah: el doble descubrimiento
Agenda fotográfica

Hashem el Madani: el retrato de una ciudad

 
25
OCT 2006
Ivan Sánchez   |  Barcelona

Rompiendo los moldes de lo que viene siendo habitual en sus exposiciones, CaixaForum nos propone un proyecto inacabado. Las casi 200 imágenes que se exhiben en el espacio barcelonés son parte de la obra de Hashem el Madani, retratista libanés que lleva más de 50 años fotografiando a gente de su ciudad natal, la pequeña Sidón, al sur del Líbano.

Difícilmente los retratos de Hashem el Madani se harán con un puesto de honor en la historia de la fotografía. Sin embargo, se puede afirmar con rotundidad y sin miedo a equivocarse que la suya es la mayor aportación que un fotógrafo retratista ha hecho a la sociología.

CaixaForum muestra hasta el próximo 11 de febrero la labor de el Madani, que ha sido ingente durante las últimas cuatro décadas. "Me gustaría haber retratado a todos los residentes de Sidón, porque aquí es donde vivo", confiesa el fotógrafo.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

El autor había trabajado como ayudante de fotógrafo en Haifa, Palestina, y regresó a Sidón a finales de la década de los 40. Ya en 1953 montó el estudio Sherezade, el archivo del cual es la base del Proyecto Madani, un trabajo en común con Akram Zaatari y la Arab Image Foundation, para el estudio de la población libanesa, sus relaciones sociales y sus festividades.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

La parte central del proyecto la constituyen las dos exposiciones llevadas a cabo hasta el momento. La primera se llamó "Hashem el Madani. Prácticas de estudio" y se expuso en octubre de 2004 en la Photographers's Gallery de Londres.

El título completo de la muestra que puede visitarse ahora en CaixaForum es "Hashem el Madani. Retratos de estudio y paseos fotográficos. Un proyecto en curso de Akram Zaatari, Arab Image Foundation."

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

La obra de el Madani se compone de más de medio millón de imágenes, retratos de anónimos tomados en su inmensa mayoría en el estudio Sherezade y en las calles de Sidón.

De todas estas fotografías, en CaixaForum se exponen 196 que dan una clara idea de cómo era la sociedad de esta pequeña ciudad libanesa antes de la guerra que devastó el país en los años 70.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Se trata en su mayoría de retratos individuales y de grupo en los lugares más característicos de la ciudad, en los que se hacía vida cotidiana, como el puerto y los campos. En definitiva, un archivo de incalculable valor como documento social urbano.

Retratos de estudio e imágenes de sus utensilios conforman la parte dedicada a la obra de el Madani en el estudio Sherezade. La exposición la completan una enorme fotografía de su estudio, que nos da la bienvenida; cuatro vitrinas con más de 350 fotografías de tamaño carné, y dos vídeos, uno que habla de el Madani y muestra parte de su obra, y otro realizado por el propio retratista.

Frente a la cámara y detrás de ella
La cámara, que puede ser un elemento intimidatorio, se convierte en manos de el Madani en una herramienta que permite al modelo dar rienda suelta a la hora de interpretase a sí mismo. De esta forma, el fotógrafo obtiene escenas que en la vida cotidiana no serían posibles, como parejas de hombres o mujeres que simulan un beso.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

El autor comenta una anécdota que pone de relieve que la población de Sidón era eminentemente conservadora.

Un día llegó a su estudio una pareja que quería hacerse unos retratos para solicitar un pasaporte, pero el hombre se negó a descubrirle la cara a su mujer. Pese a que el fotógrafo intentó hacerle entrar en razón, éste no accedió. Pasadas algunas semanas, el matrimonio volvía, pero el hombre solo accedió a mostrar, ante la cámara, desde el mentón hasta las cejas de su mujer.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

El Madani ha conseguido, a lo largo de los años, dar un amplia visión de la población de Sidón, retratando -asegura él mismo- al 90 por ciento de sus ciudadanos. Éste es el punto de partida de otro de los retos del proyecto: entender no sólo al modelo, sino también al fotógrafo y la relación que éste establece con su entorno de trabajo y sus modelos.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar