• Guido Manuilo: "Sin la muerte la vida no sería lo que es"
  • Pep Ávila: "Estos niños me regalaron la mejor despedida de aquel lugar"
Con texto fotográfico

"La autocensura no se nos pasó en absoluto por la cabeza" Gustavo Cuevas

 
Foto: Gustavo Cuevas (EFE)
27
MAY 2010
Declaraciones obtenidas por Eduardo Parra

Sus canas y sus cientos de portadas bajo el paraguas de la Agencia EFE certifican que Gustavo Cuevas es un fotógrafo veterano. El pasado viernes, en la madrileña plaza de toros de Las Ventas, fue testigo de uno de los instantes más dramáticos e impactantes de los últimos años: un toro cogió al diestro Julio Aparicio, atravesándole el cuello con el pitón y sacándoselo por la boca. Cuevas capturó ese instante para la posteridad.

Gustavo Cuevas

En la plaza de toros de Las Ventas se trabaja desde un burladero a la altura del tendido ocho. Tenemos un pequeño habitáculo para unos once fotógrafos. Estamos todos juntos, con el mismo tiro [en referencia al ángulo de cobertura de la toma en función de la posición del fotógrafo], aunque hay agencias que reservan asientos en otros tendidos.

Trabajar haciendo toros no es como el fútbol; no ves venir los incidentes. Tienes que hacer un esfuerzo de concentración importantísimo para no perder detalle, porque lo que pueda ocurrir no lo ves venir.

En este caso, me di cuenta de que el torero tropezaba hacia atrás y empecé a disparar. Inmediatamente, el toro se lanzó a por él, pero no vimos realmente qué pasaba. Nadie lo vio. Pensamos que había sido un golpe con la testuz, un revolcón. Luego, al revisar las fotos, nos dimos cuenta de la importancia de la cogida: el pitón le salía por la boca.

Esa foto me impactó gráficamente. Miré a mi compañero de El País y nos dimos cuenta de que era una foto importante.

Eso era en lo único en lo que pensábamos: que la foto era importante. Pensar en el torero, en si iba a sobrevivir o no, lo hicimos más tarde [a pesar de la gravedad del accidente, Aparicio sobrevivió a la cornada]. En aquel momento, lo único que pensamos fue que era un documento importante y que había que enviarlo [a la agencia] cuanto antes.

La autocensura no se nos pasó en absoluto por la cabeza. El torero que sale a la plaza sabe que está jugando con la muerte.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar