• Pep Bonet: "Había un ruido ensordecedor, estaba todo oscuro y las gafas se ...
  • Samuel Aranda: "Mubarak conminó a los egipcios a detener por la fuerza a ...
Con texto fotográfico

"Me fijé en su cara, en la dureza de sus facciones, en su mirada" Guillem Valle

 
Foto: Guillem Valle
17
FEB 2011
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Asegura que todavía no se lo acaba de creer. Guillem Valle descubría la semana pasada que el jurado del certamen World Press Photo le había concedido un tercer premio en la categoría de retratos. La imagen de un hierático hombre de la tribu dinka, en el sur del Sudán, ha reportado a este joven fotógrafo catalán afincado actualmente en Bangkok un nuevo impulso en su carrera como fotoperiodista, centrada sobre todo en documentar la situación de los pueblos sin Estado propio.

Guillem Valle

En noviembre del pasado año estuve durante varios días en el sur del Sudán. La ONG Intermón Oxfam quería que documentase las labores humanitarias que llevan a cabo en la zona desde hace algún tiempo, con el objetivo de que tuvieran repercusión en los medios. Este retrato apareció publicado junto a otras dos fotografías en el [suplemento] Cuaderno del Domingo de El Periódico de Catalunya.

Warrap es un Estado del sur del Sudán de difícil acceso al que se llega después de un vuelo en avioneta y varias horas por carretera en todoterreno. Había estado visitando los proyectos de la ONG en la zona, tales como la instalación de pozos de agua potable, la educación sobre salud o el reparto de semillas para promover el cultivo, y ese día conocí al hombre que aparece en este retrato.

Se trata de un miembro de la tribu dinka, una de las mayoritarias en el sur del país. Nos explicó al equipo con el que viajaba el problema que la sequía representa para su comunidad. Centró parte de su charla en las expectativas que tenía puestas en el referéndum que próximamente se debía celebrar, y que decidiría si el sur del país se separaría del norte o si las cosas seguirían como hasta entonces. Él era partidario de la independencia; tenía la esperanza de que la gente optara por el sí, ya que pensaba que ésta era la vía idónea para acabar con el conflicto bélico del Sudán, uno de los más sangrientos del continente.

Me fijé en su cara, en la dureza de sus facciones, en su mirada... y pensé que un retrato suyo podría evocar las duras condiciones de vida de estas personas. Creí que incluso podía resumir muchas de las cosas que había estado explicando.

A nivel compositivo, opté por un retrato sencillo. Era él solo frente a una casa típica. Me importaba mucho más su expresión y resaltar sobre todo su mirada y sus facciones. La verdad es que no suelo hacer muchas fotos con mirada directa a cámara, pero en este caso opté por ello porque su expresión transmitía ante todo dignidad.

El blanco y negro y el desenfoque tan marcado me ayudaron a potenciar sobre todo su expresión y su mirada. No quería que el color ni la presencia de demasiados elementos distrajeran la atención. No conozco profundamente las raíces del conflicto en el Sudán, pero creo que como país que está a punto de nacer, Sur Sudán tiene, como tantos otros países africanos, una montaña de retos por delante. El acceso al agua, la educación, la sanidad y el trabajo van a ser asuntos complicados para una región que lleva demasiados años enquistada en el lenguaje de la guerra, la miseria y la muerte.

Un detalle particular de esta foto es que fue publicada en color. Hoy día es más complicado publicar en blanco y negro; no entiendo exactamente por qué, pero supongo que los 'magazines' prefieren llevar una línea concreta. Sin embargo, creo que la fotografía en blanco y negro va ir recuperando terreno poco a poco, ya que se hacen trabajos muy buenos y de gente muy joven que ya empieza a moverse.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar