• Craig Ruttle: "Ver Times Square totalmente vacío es algo inaudito"
  • Gustavo Cuevas: "La autocensura no se nos pasó en absoluto por la cabeza"
Con texto fotográfico

"Sin la muerte la vida no sería lo que es" Guido Manuilo

 
Foto: Guido Manuilo
20
MAY 2010
Declaraciones obtenidas por Roger Boix

Lo que no somos capaces de cambiar debemos por lo menos describirlo. La frase es del cineasta Rainer Werner Fassbinder, y es la máxima que Guido Manuilo esgrime cuando toca hablar de "Necro". Cámara en ristre, este fotógrafo argentino ha visitado tanatorios, crematorios y cementerios para completar este trabajo, segunda parte de una trilogía sobre los miedos y uno de los porfolios que PHotoEspaña ha incluido en su selección Descubrimientos 2010. ¿Le tembló el pulso a Manuilo? "Los fotógrafos solemos utilizar la cámara como escudo, y vaya si funciona".

Guido Manuilo

Hice esta foto en una sala de tanatología de Barcelona, durante uno de los 17.000 servicios que se atienden cada año en esa ciudad. Recuerdo que esa mañana sonaba Shakira de fondo.

Prefiero no revelar la identidad del difunto, ya que 'Necro' no trata de nadie en concreto ni de ninguna causa en particular por la que uno ya no esté en este mundo. En realidad, 'Necro' no trata de los muertos, sino de los vivos. La muerte es una parte natural de la vida, la última, y sin ella la vida no sería lo que es.

'Necro' intenta mostrar esta última parte de la vida tal como es. Muestra cómo la concebimos, cómo nosotros mismos la hemos construido, cómo la ritualizamos? y sobre todo, muestra cómo otros seres humanos que están tan vivos como nosotros asumen cada día la enorme responsabilidad que representa ocuparse de los que ya no están.

Siempre he sido de la idea de que la falta de información es la célula que fecunda el miedo. Y me pregunto por qué nadie quiere saber nada de todo esto. Siempre me he sentido más tranquilo y más cómodo en el margen del conocimiento que en el de la ignorancia.

Quien más conoce, menos sufre. Y no quiero decir que yo o quienes trabajan en una funeraria suframos menos la pérdida de un ser querido que los demás. Quiero decir que dejamos de sufrir ese miedo a lo desconocido, a esas raras leyendas sobre todo lo que pasa cuando te mueres.

Por ejemplo, que si te mueres en una silla te rompen los huesos para meterte en un ataúd; que si te crece el pelo y las uñas hasta parecer salido de una peli de zombis; que si los féretros se reutilizan en el crematorio; que si los esqueletos se venden por la noche a intrépidos estudiantes de medicina que se cuelan en el cementerio?

Ser conscientes de que la vida se termina nos puede ayudar a elegir mejor la manera en que vivimos, sobre todo en un época tan incierta en que las prioridades se confunden entre obligaciones, ritmos establecidos y costumbres heredadas. Cada segundo que pasa nos queda menos tiempo, así que mejor pensar bien nuestras prioridades.

'Necro' ha costado mucho trabajo, sobre todo a la hora de explicar la finalidad del proyecto y de involucrar a tantas personas. Transcurrieron más de seis meses de negociaciones antes del primer disparo. Nueve meses después me quitaron permisos, y luego me los volvieron a dar...

El proyecto fue realizado con una decena de cámaras analógicas, modelos emblemáticos del siglo pasado. En mi casa tengo una vitrina llena de cámaras antiguas, y mucha gente me comentó que aquello parecía un cementerio de cámaras. Eso me trajo a la mente la pregunta de cuándo se muere algo realmente, ¿cuando deja de existir físicamente o cuando ya no le damos uso, cuando ya no lo recordamos?

Estas cámaras han demostrado estar tan vigentes como uno quiera que lo estén? Tal vez es un paralelismo que a muchos les pueda resultar extraño. Sin embargo, para quien la fotografía es su vida, no le resultará tan raro.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar