• Topicazos
  • Salir en la foto
OpiniónContando píxeles

Guía presidencial para selfies

5
16
DIC 2013

Querido Barack. Me cuentan que has tenido algunos problemas últimamente con las fotos del móvil. Me cuesta creer que el líder de la mayor potencia del mundo y un auténtico Nobel de la Paz pueda resbalar con algo tan naíf como un autorretrato con el smartphone de turno, pero las portadas de unos cuantos periódicos opinan lo contrario. Hasta Boris Izaguirre le ha dedicado un artículo al tema, para que te hagas una idea de la magnitud del problema.

¿Autorretrato? Sí, así es como llamamos los latinos –yatúsabes- a esos selfies que el diccionario Oxford ha elegido como palabra del año. O llamábamos. Porque ahora entre shootings, street photo, running, afterworking y demás gilipolleces, lo de selfie es casi un mal menor.

El caso es que este onanismo fotográfico con el móvil también tiene sus pequeños trucos. Y como seguramente esos bastardos del Tea Party andarán buscándote las cosquillas, nos hemos animado a echarte una mano para que no vuelvas a liarla. Por los viejos tiempos. Cuando nos creímos que ibas a cerrar Guantánamo y que querías los drones para repartir regalos, como Amazon.

Cuesta creer que el líder de la mayor potencia del mundo pueda resbalar con algo tan naíf como un autorretrato con el smartphone de turno, pero las portadas de unos cuantos periódicos opinan lo contrario

La primera lección va sobre la posición de la toma, pero por lo que veo eso lo tienes dominado. Mejor siempre un ángulo elevado para afinar un poco los rasgos y quedar más divinos. Es el típico truco que mozos y mozas usan en Facebook para lucir palmito. Opcionalmente también se puede poner morritos, pero entiendo que en tu posición y con los antecedentes de Bill –menudo pájaro-, igual mejor no pasarse con el tema sexy.

¿Cámara frontal o trasera? Un debate casi tan polémico como lo de tu reforma sanitaria. Lo ideal sería la trasera, que tiene más resolución y normalmente una óptica que es menos churro. Pero es cierto que la frontal resulta mucho más cómoda de usar a la hora de encuadrar. Y total, para subirla a Facebook mandarla por WhatsApp o lo que sea que los presidentes con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU hagáis con las fotos… utiliza la que te dé la gana.

Pero, ojo, porque esto es mucho más importante. Y es que, aunque no se suele explicar en Primero de Selfies, el lugar escogido para la foto es básico. No cualquier sitio vale, y más si la idea es salir haciendo el tonto. De hecho hay por ahí un Tumblr que recopila autorretratos de éstos en lugares que, por su seriedad o contenido histórico, son poco adecuados para las risas y el cachondeo.

Un ranking en el que estoy seguro alguien no tardará en poner esas fotos que te hiciste hace unos días en pleno funeral de Nelson Mandela. Ya sabes, ése que se celebró en el estadio de fútbol donde la selección española ganó el Mundial, como apuntó nuestro presidente.

También es verdad que entre el show del traductor de lenguaje de signos y la hipocresía de algunos de los invitados –que hasta hace cuatro días consideraban a Mandela poco menos que un terrorista-, lo tuyo con David Cameron y Helle Thorning-Schmidt fue casi una chiquillada.

En cualquier caso, para próximos funerales de Estado tenlo en cuenta: nada de fotos con el móvil. O en todo caso, que no os pille el típico fotógrafo aburrido que os apunta con un 600 milímetros por si salta la liebre y le dais la foto del año.

Helle Thorning-Schmidt es, por cierto, la primera ministra danesa. O “la rubia que ha causado un problema entre los Obama”, según El Mundo, que por lo visto son muy de tomarse este tipo de confianzas con las señoras. Claro que, según cuentan, la agencia AP la describió primero como “funcionaria sin identificar”. Es lo que tiene Dinamarca: si ya cuesta situarla en el mapa, como para conocer a sus políticos.

Total, que la señora Thorning-Schimdt también tiene parte de culpa en este asunto. De hecho, si observamos la ya famosa imagen, es ella la que parece ser la instigadora de este selfie a tres bandas. Pero si tú te apuntas o disimulas el entusiasmo o te aseguras de que tu mujer no esté al lado. Porque posiblemente fue todo un mal entendido y ella andaba pensando en sus cosas, y no en la dichosa rubia esa. Pero entre la mirada torcida y el cambiarse luego de sitio, la gente puede acabar pensando cosas raras.

A ver si resulta que el comandante en jefe del ejército más poderoso del mundo luego no lleva los pantalones en su casa, ya andará insinuando más de un aspirante a Berlusconi por ahí.

En fin, que cuidado con los selfies, que como dicen en Miami los carga Raúl Castro. Cualquier otra cosa en la que te podamos ayudar (una recomendación para regalar una compacta en Navidades o lo que sea), aquí nos tienes. Besos a Michelle, y que God bless America.

La columna de opinión "Contando píxeles" se publica, normalmente, el primer y tercer lunes de cada mes.

5
Comentarios
Cargando comentarios