Actualidad
FOTOGRAFíA PARA NOSTáLGICOS

Pequeña guía de compra para cámaras Polaroid de película integral

 
17
NOV 2009

Tras conocerse que la película integral Polaroid volverá a comercializarse en 2010 gracias a la iniciativa de Impossible Project, más de uno ha decidido comprarse una cámara de las de antaño para disfrutar de la "nueva" fotografía analógica instantánea. Sirva esta sucinta guía de compra para ver qué cámara Polaroid se ajusta más a las necesidades de cada uno.

Aunque sin ánimos de desalentar a nadie, lo primero que hay que tener en cuenta es que actualmente no es posible comprar cámaras Polaroid en los comercios de fotografía tradicionales, ya que se dejaron de fabricar hace algún tiempo.

Sí pueden adquirirse algunos modelos en Polapremium, un sitio web que ofrece cámaras tanto nuevas -los "stocks" de los últimos modelos que se fabricaron- como de segunda mano, pero acondicionadas y empaquetadas como si fueran nuevas. Vamos, lo que hoy en día se viene llamando "vintage". Los precios no son precisamente económicos, y algunos de los modelos más valorados ya están agotados.

La otra opción es el mercado de segunda mano, y es ahí donde hace falta una pequeña guía para no perderse en el extenso océano del mundo Polaroid.

OneStep 1000
Como adelantábamos, Polaroid -o mejor dicho Summit Global, la compañía que controla esta marca desde principios de año- ha anunciado que, dado el entusiasmo que está despertando la iniciativa de Florian Kaps y su Impossible Project, va a volver a fabricar cámaras para fotografía instantánea de cara a 2010.

Se dice que el modelo escogido para la recomercialización será la OneStep 1000, una cámara clásica, económica y sencilla. En suma, apta para todos los públicos. Además, los chicos de Impossible Project también anunciaron que, junto a la comercialización de la nueva película, se iba a diseñar una cámara que dispondría de ajustes manuales, algo hasta ahora inédito en los modelos Polaroid de película integral.

Polaroid OneStep 1000
Polaroid OneStep 1000

De momento, aún no se conocen detalles ni del diseño ni del funcionamiento de esta cámara, que sin duda será mucho más interesante que la anunciada OneStep 1000, completamente automática.

Aclarado esto, vayamos a por las cámaras de segunda mano. ¿Qué Polaroid de película integral me compraría? Pues la verdad es que, pese a la extensa lista de modelos que la firma norteamericana ha puesto en los escaparates desde los años 70, la guía se reduce a muy pocas cámaras.

SX-70
Muchas veces he escuchado que la calidad de las imágenes Polaroid de película integral es cuestionable, pero lo que mucha gente no tiene presente es que la calidad de los originales depende del tipo de película utilizada, y especialmente de la lente de la cámara.

La mayoría de las cámaras Polaroid, especialmente las de tipo 600 de consumo masivo, están equipadas con lentes de plástico, pero un reducido número de modelos -como veremos a continuación- disponen de lentes de vidrio de mayor calidad.

"El regalo de Navidades perfecto", reza un anuncio de época sobre la SX-70.

En cuanto a la película, existen dos sensibilidades diferentes: de 100 y 640 ISO. Por supuesto, si escogemos una cámara con lentes de vidrio y que funcione con película de 100 ISO, obtendremos los mejores resultados.

Desde este punto de vista, la primera -y lógica- elección serían los modelos de la familia SX-70. La cámara pionera de esta saga fue la primera para película integral que salió al mercado en los años 70, todo un logro tecnológico y de diseño para la época.

Diseñada por el prestigioso estudio Eames, no sólo destacaba por ser la primera cámara de película instantánea integral, sino porque también fue la primera -y única todavía a día de hoy- SLR plegable del mundo. La familia SX-70 evolucionó hasta modelos con enfoque automático mediante tecnología por sónar. Los que estén interesados en descubrir las diferentes versiones de esta increíble cámara, no pueden dejar de echar un vistazo al artículo "The hackers guide to the SX-70".

Otro anuncio canta las bondades de la SX-70 Alpha, una de las versiones en la que estaba disponible esta Polaroid.

Muchos de los modelos SX-70 se pueden conseguir hoy en día a muy buen precio en algunas páginas de subastas on-line, y es una adquisición no sólo interesante para los aficionados a la fotografía, sino también para los amantes del diseño clásico.

En este popular vídeo de los años 70 creado por Charles y Ray Eames se pueden ver las bondades de esta revolucionaria cámara, que ya ha escrito su nombre con letras de oro en la historia de la fotografía:

Son muchos los artistas y fotógrafos que crearon auténticas obras maestras con las cámaras SX-70. Algunos incluso fueron más allá y experimentaron con el revelado y las emulsiones. De hecho, una de las características de la película de 100 ISO que funciona con las cámaras SX-70 (actualmente denominada TZ Artistic Film) es que durante el revelado permite ciertas manipulaciones.

Foto: Les Krims
Una manipulación realizada sobre una instantánea obtenida con la SX-70 dio como resultado esta portada.

Un ejemplo ya clásico de lo que se puede llegar a hacer con las manipulaciones a partir de la SX-70 es la impactante portada del tercer disco de Peter Gabriel realizada por el artista Les Krims en los años 70. Muchos creadores siguen usando esta cámara para manipular las imágenes y conseguir un estilo pictórico de tipo impresionista.

SLR 680 y 690
En los años 80 Polaroid decidió popularizar la fotografía instantánea y sacó al mercado cámaras de consumo a un precio más asequible (hay que tener en cuenta que en 1972 la SX-70 costaba unos 200 dólares, una considerable suma para la época), sacrificando la calidad que ofrecían las originales SX-70.

Estos nuevos modelos llegarían acompañados de los paquetes de película de tipo 600, con una sensibilidad de 640 ISO, que son los que conoce la gran mayoría de gente y los que se vendían en tiendas de fotografía, quioscos y grandes superficies. Por supuesto, en esta guía no vamos a incluir ninguna de estas cámaras con lentes de plástico.

Las Polaroid SLR 680 (arriba) y 690.

Paralelamente, las cámaras de la familia SX-70 se adaptaron a los nuevos tiempos con la SLR 680 y más tarde con la Polaroid 690. El concepto de estas dos cámaras réflex es el mismo que el de la SX-70 original, pero con la diferencia de que funcionan con película de tipo 600 (mucho más popular y sencilla de encontrar) y disponen de una unidad de flash electrónico integrada.

La 690, que se fabricó durante los años 90, es especialmente difícil de encontrar. Inicialmente salió al elitista precio de unos 400 dólares, puesto que estaba concebida como una edición especial destinada a los nostálgicos de los modelos SX-70.

ProCam
También durante los años 80, Polaroid sacó al mercado otra familia de cámaras que funcionaban con película integral, pero no con el clásico formato cuadrado, sino con un tamaño de 9,2 x 7,3 centímetros.

En Europa este sistema se denominó Image y en Estados Unidos, Spectra. Pese a los distintos nombres de las películas y cámaras, los modelos y el tipo de paquetes son los mismos, y por tanto, completamente compatibles entre sí.

Polaroid ProCam
Polaroid ProCam

Las cámaras y lentes eran un poco mejores que las de la serie 600, y la película era la misma de 640 ISO, sólo que en formato rectangular. De las cámaras Image y Spectra, personalmente sólo destacaría la denominada ProCam, destinada al mercado profesional y que se distingue del resto de cámaras de esta familia por su robustez y su objetivo de vidrio (no de plástico, como el resto de cámaras Image) de 90 milímetros, equivalentes a 33 milímetros en paso universal.

La contundencia física de esta cámara y su diseño plegable (pero no de tipo réflex, como en la SX-70), así como su gran angular y la posibilidad de incorporar algunos accesorios para macrofotografía la hacen bastante interesante.

SX-70: una apuesta segura
Y ahora, la pregunta del millón: ¿Qué tipo de películas van a refabricar los amigos de Imposible Project? ¿Las que sirven para los modelos SX-70 y derivados con una sensibilidad de 100 ISO? ¿Las que se usan en las cámaras de tipo 600 de 640 ISO? ¿O quizá las de tipo rectangular que se usan en las Image y Spectra?

Quizá fabriquen para todas ellas, pero si tuviera que apostar por una, no dudaría en hacerlo por las de tipo SX-70. Todos los indicios nos llevan en esa dirección, ya que la cámara que va a lanzar Polaroid, la OneStep 1000 clásica, funciona con esa película, y la mayoría de artistas que exponen en la galería Polanoir de Florian Kaps usan cámaras SX-70.

Así que, a modo de recomendación final, compren sin dudarlo una Polaroid de la familia SX-70. No sólo es la mejor cámara instantánea que se ha fabricado nunca, sino que además es todo un icono del diseño del siglo XX. Si algún día se cansan de hacer fotos con ella, siempre les quedará fantástica en la estantería del salón de casa.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar