Actualidad
GUíA NAVIDEñA

Y este año... ¿qué cámara me compro?

 
14
DIC 2011

Como los anuncios de perfumes y turrones, nuestra guía de compra navideña ya se ha convertido en un clásico de estas fechas. Y es que con el escaparate repleto de centenares de cámaras, los buzones a reventar de catálogos con ofertas e Internet plagada de supuestos consejos que más que ayudar despistan al personal, decidir qué trasto fotográfico acabará debajo del árbol puede ser una auténtica pesadilla. Aunque cierto quebradero de cabeza es posiblemente inevitable, acotar un poco el terreno puede ser de gran ayuda para superar este duro trámite.

¿Qué cámara me compro? Si alguien tiene la valentía de resolver esta espinosa pregunta con una -y sólo una- respuesta, mejor salir corriendo. Sin duda, estamos ante el amigo enterado de turno, el gurú de Internet venido a más, un vendedor en busca de comisión... o peor aún: el promotor de alguna marca disfrazado y con cara de querernos ayudar.

Así que no nos engañemos: nadie puede decirnos qué cámara deberíamos comprar o regalar en estas entrañables fechas. Ni siquiera en QUESABESDE.COM, que nos pasamos todo el día rodeados de estos aparatos lupa en mano y con el colmillo afiliado.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pero lo que sí podemos hacer es poner un poco de orden en ese caos imperante con el que uno se topa si se acerca al escaparate con entre 100 y 600 euros en el bolsillo. Con este pequeño mapa del tesoro y después de haber repasado todos aquellos consejos que publicamos el año pasado (10 cosas que deberías saber antes de comprar una cámara y 10 consejos para elegir una cámara) y que siguen siendo perfectamente válidos, puede que incluso sobreviva a la misión.

Presupuesto ajustado
De acuerdo, el dinero no da la felicidad, pero entre otras cosas facilita bastante eso de elegir una cámara. Y es que, si andamos con un presupuesto limitado, la elección se vuelve doblemente complicada: hay decenas de opciones y tendremos que asumir algunas limitaciones.

No es que no haya modelos decentes por debajo de los 200 euros, pero a algo tendremos que renunciar. Podremos encontrar cámaras compactas de bolsillo y diseño muy atractivo e incluso alguna con un zoom bastante decente. Tampoco vamos a andar mal de pantalla, y es casi seguro que nos van a sobrar megapíxeles de esos 12, 14 o incluso 16 que ofrecen.

Pero hay que tener claro para evitar decepciones posteriores que la calidad de imagen si nos salimos de las escenas habituales (que por otra parte son el 90% de las tomas), el enfoque o la velocidad tampoco serán para tirar cohetes.

Panasonic Lumix DMC-FS16
Panasonic Lumix DMC-FS16
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aclarado este asunto, lo cierto es que la oferta existente en torno o incluso por debajo de los 100 euros es interminable. Todas las firmas quieren estar en ese escaparate, conscientes de que tiene mucho tirón. Aunque a todos nos gusta estrenar lo último, si andamos con presupuesto limitado siempre es bueno echar un vistazo a modelos de la temporada pasada para encontrar por el mismo precio prestaciones un poco mejores sacrificando muchas veces sólo algo de resolución.

Cuando hace un par de años nos propusimos dar con la compacta más decente por 100 euros, la Pasasonic Lumix DMC-FS3 fue la vencedora. La actual FS16 sería su legítima heredera, y aunque no anda sobrada de prestaciones, su construcción es un poco más consistente que la media y su objetivo de 28-112 milímetros no está mal.

Nkon Coolpix S3100
Nkon Coolpix S3100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon IXUS 115 HS
Canon IXUS 115 HS
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En esta misma línea, la Nikon Coolpix S3100 también es barata y aparente. Por menos de 90 euros es más que suficiente, sobre todo si tenemos en cuenta que luce un angular de nada menos que 26 milímetros.

Canon tampoco se queda fuera de esta gama. Su sencillísima PowerShot A2200 no tiene mala pinta, aunque por un poco más (unos 120 euros) podemos encontrar la IXUS 115 HS, más bonita, muy colorida y con un sensor CMOS de alta velocidad.

Un poco más
Otra opción es intentar buscar algo un poco más original sin alejarse mucho de esos 100 euros que hemos tomado como punto de partida. La Fujifilm FinePix XP30, por ejemplo, abre las puertas a las cámaras todoterreno, de esas que lo aguantan prácticamente todo, por unos 130 euros.

Otra para salirse un poco del "más de lo mismo": por unos 150 euros puede encontrarse la Samsung ST100, que dispone de una segunda pantalla frontal para facilitar los autorretratos y, sobre todo, presumir de cámara distinta.

Fujifilm FinePix XP30
Fujifilm FinePix XP30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus SZ-10
Olympus SZ-10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ya puestos a invertir un poco más, si nos hace ilusión tirar de zoom, también hay unas cuantas opciones de precio muy moderado. La serie FinePix S de Fujifilm es una mina para quienes busquen zoom barato. La FinePix S3400, por ejemplo, cuesta unos 150 euros y tiene un objetivo de 28 aumentos. Nada menos.

Con unas líneas un poco más modernas, la Olympus SZ-10 ofrece 18 aumentos de zoom por un precio similar y la Canon PowerShot SX150 se apunta a esta misma idea (aunque con un zoom de "sólo" 12x) por unos 170 euros.

Casio Exilim EX-H30
Casio Exilim EX-H30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y si preferimos formas más compactas, también hay opciones: la Nikon Coolpix S6200, con un zoom de 25-250 milímetros y un precio de 160 euros, y la Casio Exilim EX-H30, que además de un objetivo potente promete una autonomía de más de 1.000 disparos. Su precio, unos 150 euros.

Todo en uno
Las cámaras compactas que juegan a reproducir algunas prestaciones y el diseño de las réflex siguen siendo las preferidas por muchos usuarios. Aunque su calidad queda lejos de la que ofrecen sus hermanas mayores, son una opción recurrente para los amantes del todo en uno.

También aquí la gama de modelos y precios es muy amplia: desde las citadas FinePix S, muy asequibles, hasta los más de 370 euros que cuesta la Panasonic Lumix DMC-FZ150, reina de la categoría tras una inusual renovación que nos ha gustado mucho.

Panasonic Lumix DMC-FZ150
Panasonic Lumix DMC-FZ150
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Fujifilm FinePix HS20EXR
Fujifilm FinePix HS20EXR
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otra muy bien dotada y con un impresionante zoom de 30 aumentos es la Fujifilm FinePix HS20EXR. Su precio (unos 270 euros) la ha vuelto realmente apetecible en este segmento, aunque con la X-S1 asomándose en el horizonte la tentación es esperar a ver cómo se comporta ésta.

Si podemos vivir sin formato RAW, la superlativa Sony Cyber-shot DSC-HX100V es una opción. Y si de lo que se trata es de presumir del zoom con mayor alcance, deberíamos echarle un vistazo a la Canon PowerShot SX40 HS (35x) y a la Nikon Coolpix P500 (36x). Algo más barata es la Olympus SP-810 UZ, que también presume de su interminable zoom de 36 aumentos.

Nikon Coolpix P500
Nikon Coolpix P500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque por aquí no somos demasiado amigos de estos excesos de zoom que casi siempre acaban pasando factura a la calidad de imagen, es cierto que las llamadas compactas viajeras nos convencen mucho más. Su combinación de tamaño comedido con prestaciones avanzadas y un objetivo que lo abarca todo resulta realmente práctica.

Panasonic Lumix DMC-TZ20
Panasonic Lumix DMC-TZ20
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Veterana de este segmento, Panasonic vuelve a merecer una recomendación aquí con su Lumix DMC-TZ20 aunque si tenemos un poco más de presupuesto (unos 270 euros) también deberíamos considerar la Sony Cyber-shot DSC-HX9V. Muy interesante es asimismo la Canon PowerShot SX230HS, capaz de ofrecer casi todo lo que necesitamos en un formato realmente compacto. Si prescindimos del GPS y nos quedamos con la SX220 HS, por cierto, la podremos encontrar por menos de 200 euros.

Por dinero que no sea
Si el presupuesto no es un problema y hemos decidido que este año alguien merece un buen regalo -o autorregalo-, el sector fotográfico está dispuesto a recibirnos con los brazos abiertos y un montón de opciones para fundir la VISA.

Canon PowerShot G12
Canon PowerShot G12
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus XZ-1
Olympus XZ-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Las compactas de altos vuelos siempre son una buena elección si estamos dispuestos a dejarnos en torno a 400 euros. Algunos modelos son ya auténticos clásicos, como la Panasonic Lumix DMX-LX5 o la eterna Canon PowerShot G12. Nuevas incorporaciones como la Olympus XZ-1, con su excelente óptica 28-112 mm f1.8 y un diseño muy sobrio, también merecen un poco de atención.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La reciente Fujifilm X10 junto a su hermana mayor, la X100.

La pequeñísima Canon PowerShot S100 nos ha sorprendido gratamente, aunque parece que no es fácil encontrarla por ahora en las tiendas españolas. Otra muy buena opción: la reciente Fujifilm X10. Pero si el dinero no es ningún problema, mejor tirar la casa por la ventana e ir de cabeza a por su hermana mayor: por unos 1.000 euros podremos hacernos con la X100, una de esas cámaras llamadas a convertirse en mito digital.

El original
Otro camino infalible para acertar a la hora de elegir cámara es tirar por la vía de la originalidad y buscar algo diferente. Tal vez no acabemos con el mejor modelo del momento entre las manos, pero no todo va a ser calidad, megapíxeles y ruido en este mundo.

La fotografía en 3D sigue siendo una especie de eterna promesa de futuro. Si queremos subirnos a este tren los primeros, la Fujifilm FinePix 3D W3 es el camino, aunque la Lumix DMC-3D1 de Panasonic también se acaba de apuntar a esta moda.

Samsung MV800
Samsung MV800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Casio Exilim EX-TR100
Casio Exilim EX-TR100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si queremos ser originales pero sin pasarnos, tal vez nos interese la Samsung MV800. Por dentro es una compacta más, pero su pantalla articulada y sus opciones de retoque y disparo dan mucho juego. Nosotros nos lo pasamos muy bien probándola. Más peculiar es la Casio TRYX (o Casio Exilim EX-TR100), que a principios de año prometía revolucionar el escaparate de compactas con su diseño, pero que no se ha dejado ver por Europa. Una pena.

Aunque si de lo que se trata es de dar la nota, es realmente fácil: cualquiera de las diez cámaras que conforman nuestro decálogo para hacerse el lomógrafo en digital son un éxito asegurado. Y algunas no son tan caras.

Pentax Q
Pentax Q
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Claro que si -retomando el punto anterior- el presupuesto no es un factor a tener en cuenta y queremos marcarnos un tanto con uno de esos extraños caprichos que hay en el escaparate, la elección es evidente: la Pentax Q.

El caos de los espejos
Pero pongámonos serios para hablar de la categoría que este año manda en el escaparate: los sistemas sin espejo, o para entendernos mejor, las llamadas compactas de óptica intercambiable o cámaras EVIL. Pese a su relativa juventud, el caos de tamaños de sensor y monturas es considerable, y más que una guía de compra necesitaremos un mapa y mucha paciencia a la hora de ir de compras.

Por intentar simplificar un poco el asunto, si lo que buscamos es algo realmente pequeño, nos quedaríamos con la Sony NEX-C3. Y no sólo es cuestión de tamaño, porque su sensor de 16 megapíxeles es de los mejores del momento. Cuesta unos 500 euros con el zoom de 18-55 milímetros.

Sony NEX-C3
Sony NEX-C3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Olympus E-PL3
Olympus E-PL3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por un precio similar podemos encontrar la Olympus E-PL3, con un correcto equilibrio entre prestaciones, tamaño y calidad. Ligeramente más cara es la Panasonic Lumix DMC-G3, con un diseño más clásico y visor electrónico, pero muy pequeña y con un excelente sensor Micro Cuatro Tercios que eleva el listón de la calidad de este sistema.

Sony NEX-7
Sony NEX-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No obstante, los más clásicos harían bien en echarle un vistazo a la reciente Lumix DMC-GX1, con las prestaciones de la G3 en un cuerpo pensado para fotógrafos avanzados, y a la Olympus E-P3. Pero si lo que echamos de menos es ese diseño compacto con visor integrado, habrá que volver la vista hacia el sistema NEX de Sony para elegir la reina de este segmento: la exclusiva, cara y difícil de encontrar NEX-7. Quienes puedan permitírselo seguro que no se arrepienten.

Nikon 1 V1
Nikon 1 V1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Nos hemos olvidado de las Nikon 1? Ni mucho menos, pero es complicado clasificarlas. Por si acaso, antes de tomar una decisión échenle un vistazo a la J1 (o a la V1, si hay presupuesto). Igual resulta que es la cámara que andaban buscando y todavía no lo saben.

Réflex: las de toda la vida
Pero por muy de moda que esté eso de quitarle el espejo a las cámaras, las réflex de toda la vida siguen siendo un clásico con mucho tirón y unos precios realmente interesantes. Sobre todo si echamos mano de ese consejo de buscar en la hemeroteca algún modelo un poco desfasado pero igualmente válido.

De todos modos, y centrándonos en cuerpos relativamente nuevos y con un largo futuro por delante, la opciones también son muy variadas por debajo de los 600 o 700 euros.

Sony A35
Sony A35
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La ya veterana Nikon D3100 con el zoom de 18-55 milímetros por algo más de 500 euros es un acierto seguro. Algo más nueva es la Canon EOS 1100D, que incluso puede encontrarse por menos dinero. No obstante, confesamos que ver el cuerpo de la excelente D5100 -una de nuestras preferidas- por debajo de los 600 euros resulta realmente tentador.

La Sony A35 -con tecnología de espejo translúcido y sus consiguientes ventajas a la hora de enfocar y grabar vídeos- también luce un precio excelente que la convierte en una muy buena opción.

Nikon D5100
Nikon D5100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Canon EOS 600D
Canon EOS 600D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Canon no ha estado especialmente activa este año en renovar su catálogo, pero la EOS 600D también es una baza segura. Claro que, si la pantalla articulada de esta SLR no nos quita el sueño, un año más la EOS 550D nos permitirá ahorrarnos unos cuantos euros.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar