Actualidad
GUíA NAVIDEñA

¿Qué cámara me compro?

 
9
DIC 2010

Llegado el momento de hacer la lista de regalos para estas Navidades, no hay nada más desesperante que encontrarse ante decenas de cámaras fotográficas aparentemente iguales pero sutilmente diferentes. ¿Qué modelo es el mejor para mi presupuesto? La respuesta no es fácil, así que vamos a tratar de facilitar esta ardua tarea señalando las cámaras más recomendables para cada segmento y gama de precios. Si lo malo de una oferta tan amplia es que cuesta decidirse, lo bueno es que siempre habrá un modelo que se adapte a lo que andamos buscando.

Asimilados los dos decálogos navideños (cosas que hay que saber y consejos para comprar una cámara) que aparecieron publicados la semana pasada, llega el momento de saltar de la teoría a la práctica. A pocas semanas de la Navidad y con el buzón repleto de folletos y aparentes ofertas extraordinarias, no queda más remedio que elegir un modelo y descartar los demás.

Así que, manos a la obra. Si hemos llegado a este punto con los deberes hechos, ya deberíamos tener acotados el presupuesto que nos vamos a gastar y -más o menos- el tipo de cámara que andamos buscando.

Ahora sólo falta marcar en rojo las mejores opciones en cada categoría. Como siempre, rebuscar entre modelos un poco más antiguos es una buena idea para ahorrarse unos euros. De todos modos, para simplificar las cosas nos hemos centrado en cámaras presentadas a lo largo de este 2010.

La última palabra la tendrá -faltaría más- el que se funde los ahorros, pero estamos convencidos de que con estas recomendaciones la elección final le resultará un poco más fácil.

Compactas "potables" por unos 100 euros
Ya lo demostramos hace un par de años: por unos 100 euros pueden encontrarse cosas bastante decentes en el escaparate. No cabe pedir grandes florituras ni ponerse exquisito, pero si asumimos las limitaciones lógicas podremos quedar contentos.

La vencedora de aquella comparativa fue la Panasonic Lumix DMC-FS3, así que su heredera, la Lumix DMC-FS10, merece encabezar esta lista. Su zoom de 28-140 milímetros y el diseño bastante aparente merecen la pena (por los poco más de 100 euros que hay que pagar por ella, claro).

Nikon Coolpix S3000
Nikon Coolpix S3000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En esta misma línea, la Nikon Coolpix S3000 -que ha protagonizado últimamente algunos de nuestros experimentos contra diversos teléfonos móviles- y la Fujifilm FinePix Z30 también aplican bien esta receta: prestaciones modestas, pero un diseño desenfadado y muy vistoso que invita a detenerse frente al escaparate.

Otra de nuestras preferidas en esta categoría es la Pentax Opio H90. Pese a su construcción de plástico y una hoja de especificaciones que no es para tirar cohetes (atención, eso sí, al zoom de 28-140 milímetros), su atractivo diseño minimalista nos parece un buen argumento de compra.

Pentax Optio H90
Pentax Optio H90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco anda lejos de los 100 euros el modelo que cierra una lista modesta, especialmente útil en tiempos de crisis o para hacer algún que otro regalo sin fundir la VISA: la Canon PowerShot A3000 IS. Un poco más estilizada que la A495 -también a un precio estupendo-, la saga de las PowerShot A siempre ha gozado de buena fama entre los modelos más sencillos del mercado.

Algunas cámaras interesantes entre 100 y 200 euros
La gama de cámaras compactas situada entre los 100 y los 200 euros es, sin duda, la más amplia del escaparate. Tampoco es casual, porque precisamente éste suele ser el presupuesto medio de la mayoría de compradores que se acercan al mercado fotográfico.

Las opciones son interminables, pero entre todas ellas hemos querido destacar las más singulares e interesantes. Las limitaciones en la calidad de imagen van a seguir estando ahí, pero en este rango ya podemos encontrar cosas muy decentes.

Sony Cyber-shot DSC-H55
Sony Cyber-shot DSC-H55
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Podemos optar, por ejemplo, por modelos que apuestan sobre todo por el zoom. Aunque esta prestación se paga -luego veremos las mejores de esa categoría-, cámaras como la Fujifilm FinePix S1600 ofrecen un objetivo de 15 aumentos por unos 150 euros. No está nada mal.

Si preferimos no renunciar a un tamaño compacto, dos opciones interesantes con zoom de 10x y por menos de 200 euros: la Casio Exilim H5 (hermana pequeña y barata de laH15) y la Sony Cyber-shot DSC-H55, que tiene el mismo parentesco respecto a la HX5V.

Por este precio también es posible apuntar alto en prestaciones con compactas como la FinePix F80EXR. Su sensor SuperCCD EXR da un poco más que la media en esta categoría, y además la cámara tiene controles manuales.

Kodak Slice
Kodak Slice
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Saltando al lado del diseño, señalaremos dos cámaras de esas que consiguen dejar con la boca abierta: la efectista y extrafina Kodak Slice -que pese a su aspecto tiene un precio moderado- y la Samsung PL150. Esta última no es nada del otro mundo, pero su pantalla frontal hará que durante una buena temporada nuestra compacta sea el centro de atención.

Zoom largo de clase alta
A partir de este punto, dejamos a un lado las restricciones monetarias para poner todos los focos en las prestaciones y la calidad.

Las llamadas "bridge" -es decir, cámaras con un zoom muy potente y casi todas las prestaciones de una réflex- siempre están entre los modelos más vendidos del mercado. No son baratas, pero resultan casi perfectas para los amantes del todo-en-uno.

Panasonic Lumix DMC-FZ100
Panasonic Lumix DMC-FZ100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Entre ellas destaca la Panasonic Lumix DMC-FZ100, un auténtico híbrido entre fotografía y vídeo de alta definición, con resultados decentes en ambos campos y unas ráfagas de vértigo.

Por un precio muy similar también podremos encontrar la Canon PowerShot SX30 IS. Se deja en el tintero el formato RAW, pero a cambio presume del único -y descomunal- zoom de 35 aumentos del mercado.

Tampoco se anda con bromas la Fujiflm FinePix HS10, que como pudimos comprobar poco o nada tiene que envidiar a las prestaciones de una réflex. Sus usuarios, por cierto, no dudan en situarla como una de las cámaras mejor valoradas del año. Por algo será.

Fujifilm FinePix HS10
Fujifilm FinePix HS10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cierra la lista otra de nuestras preferidas al hablar de zoom largo: la Lumix DMC-TZ10 de Panasonic. Bastante más pequeña que el resto, el GPS integrado, los controles manuales y su objetivo de 25-300 milímetros hacen que su precio -bastante moderado ahora mismo- resulte muy tentador.

Compactas para sibaritas
Pero si nos ponemos más finos y sencillamente queremos la mejor compacta del mercado, habrá que olvidarse de tanto zoom y centrarse en otras cuestiones: diseño elegante, formato RAW, controles manuales, un sensor en condiciones...

Samsung EX1
Samsung EX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Recientemente hemos podido probar todas las opciones que se enmarcan ahora mismo en este segmento, pero lo cierto es que no acabamos de decidirnos entre la Samsung EX1 (de precio moderado y muy recomendable) la Canon PowerShot S95 (perfecta si queremos una compacta de bolsillo) o la Panasonic Lumix DMC-LX5 (todo un clásico). Cualquiera de las tres será una opción excelente.

Si nos centramos en sus hermanas mayores y estamos dispuestos a pagar más de 400 euros, la Canon PowerShot G12 ha vuelto a demostrar que es la mejor de su categoría. Claro que, si el vídeo HD no es nuestra prioridad, buscar una G11 a buen precio tampoco sería una locura.

Leica X1
Leica X1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero si realmente el precio no es un problema y queremos darnos un capricho, la Leica X1 es lo que andamos buscando. Si nos parece que desde septiembre de 2009 ya se ha quedado anticuada -en realidad salió a la venta en enero de 2010-, podemos seguir ahorrando unos meses más y esperar por la Fujifilm FinePix X100, una de las cámaras más deseadas del momento.

Cámaras para espíritus alternativos
Pero no todo son megapíxeles, objetivos con un zoom estratosférico y aburridas hojas de especificaciones. En el escaparate también hay un hueco para cámaras que se salen de la norma y apuestan por características que marcan distancias.

Fujifilm FinePix Real 3D W3
Fujifilm FinePix Real 3D W3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

LaFujifilm FinePix Real 3D W3 es, posiblemente, el mejor ejemplo de esta idea: la única compacta del momento capaz de realizar fotografías y vídeo HD en tres dimensiones. Cuesta algo más de 400 euros, pero permitirá dar algo de utilidad a ese flamante televisor 3D del salón y, sobre todo, experimentar con lo que dicen será la tecnología del futuro.

Más convencional es la Sony Cyber-shot DSC-TX5. O eso parece. Detrás de su cuidada apariencia y diseño, es una de esas compactas capaz de sobrevivir a caídas y sumergirse sin problemas. Perfecta para aventureros o para quienes tengan niños sueltos por casa.

BenQ S11
BenQ S11
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Integrar un pequeño proyector en una cámara también es una buena forma de llamar la atención. Eso es lo que proponen la Nikon Coolpix S1100pj o la General Electric PJ1. BenQ ha hecho lo mismo con la S11, una pequeña videocámara HD en formato vertical que incluye también un picoproyector.

Si el presupuesto es ajustado, la Pentax Optio I-10 es una opción a tener en cuenta: sencilla, barata y con un diseño retro que a más de uno le llamará la atención.

Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cerramos este bloque con otro de los descubrimientos del año: la Digital Harinezumi 2. A medio camino entre una cámara de vídeo minúscula y una especie de Lomo digital, por 155 euros seremos los más modernos del barrio.

Pequeñas, bonitas y con objetivo intercambiable
Hace ya tiempo que el mundo de las ópticas intercambiables dejó de ser una exclusiva de las cámaras réflex. El sistema Micro Cuatro Tercios primero y las Samsung NX y Sony NEX después se atrevieron a romper esta antigua frontera.

Las opciones dentro de las llamadas cámaras EVIL son algo limitadas, pero suficientemente variadas para que no venga mal una ayuda. Dando por hecho que lo que queremos es una cámara pequeña y no una cámara con aspecto de réflex -aunque no lo sea-, nos quedaríamos con tres modelos.

Olympus E-PL1
Olympus E-PL1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La Olympus E-PL1 es, para algunos, la más atractiva a primera vista. Pensada para usuarios noveles y muy sencilla de utilizar, está llamada a ser uno de los éxitos de estas Navidades.

Parecida -pero no idéntica- es la Panasonic Lumix DMC-GF1. Aunque ya se ha anunciado su sucesora, éste es el momento perfecto para conseguirla a buen precio. Los resultados son muy parecidos a los de la E-PL1, pero su enfoque automático más rápido, su mayor robustez y los mandos más completos gustarán a los usuarios un poco más exigentes.

Panasonic Lumix DMC-GF2
Panasonic Lumix DMC-GF2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La tercera en discordia es la NEX-5, realmente pequeña y con un diseño que no a todos gusta. Su calidad y rendimiento son excelentes, pero si la adquirimos sólo con el 16 mm f2.8, un objetivo con muchas posibilidades, puede que nos cansemos pronto de tanto angular. Mejor, por tanto, no prescindir del zoom 18-55 mm f3.5-5.6.

No nos olvidamos de la Samsung NX100, que precisamente estamos probando durante estos días. No es que sea peor que sus competidoras, pero su diseño no convence y tampoco aporta gran cosa a lo ya visto en los otros modelos. En cualquier caso, mejor echarle también un vistazo por si surge el flechazo.

Réflex para empezar
Tampoco las cámaras réflex se quedan al margen de las compras navideñas. Centrándonos en la gama más sencilla y asequible (aunque visto el precio de la veterana Nikon D90 o la llegada de las nuevas Pentax K-5 y Nikon D7000, dan ganas de saltarse esta barrera), no faltan opciones apetecibles.

Sony A450
Sony A450
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La oferta de Sony en este terreno es perfecta para acabar totalmente perdidos, así que hemos optado por un modelo intermedio: la A450, que por unos 400 euros ofrece un cuerpo de diseño correcto, un excelente CMOS de 14 megapíxeles y una velocidad de hasta 7 fotogramas por segundo.

Si la reciente Pentax K-r se nos va un poco de presupuesto, siempre podemos echar la vista atrás para recuperar la K-x, una de nuestras preferidas cuando se trata de buscar el equilibrio entre calidad, precio y una construcción en condiciones.

Pentax K-x
Pentax K-x
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Algo parecido nos pasa con la Nikon D3100, a la que llevamos tiempo persiguiendo -sin demasiado éxito- para realizar el correspondiente análisis. Sobre el papel, nada nos hace desconfiar de esta modesta réflex con vídeo Full HD. Sólo el precio que la estupenda Nikon D5000 luce en algunos catálogos nos hace dudar.

Canon EOS 550D
Canon EOS 550D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y qué pasa con Canon? La EOS 550D es una completísima SLR, pero su precio por encima de los 600 euros la aleja de la competencia. Recuperar del baúl de los recuerdos la EOS 500D -en realidad tiene poco más de un año-, sería una buena idea.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar