Actualidad

Google planea vender smartphones y tablets libres al amparo de la próxima versión de Android

 
16
MAY 2012

Venderlos directamente a través de Internet y saltándose las modificaciones de software que en ellos hacen los fabricantes y las operadoras. Es la filosofía sobre la que se asentaría la nueva estrategia de Google en lo que a smartphones y tablets se refiere, y cuyo pistoletazo de salida aprovecharía el lanzamiento de la próxima versión de Android, apodada Jelly Bean.

Así lo ha apuntado The Wall Street Journal, el mismo medio que el pasado mes de marzo se hacía eco de un movimiento similar para el lanzamiento del primer tablet Nexus. Las fuentes "cercanas a la situación" en las que se basa dicho medio sostienen que Google tendría lista una tienda on-line para vender estos dispositivos para el próximo 22 de noviembre.

La firma de Mountain View profundizaría así en lo que ya hace actualmente con el Galaxy Nexus, que puede comprarse libre y sin otros intermediarios en Estados Unidos a través de la web de Google Play. La idea sería ampliar el catálogo a dispositivos de hasta cinco fabricantes distintos y que las ventas se extendieran también a Europa y Asia.

Galaxy Nexus
Galaxy Nexus
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Varias aplicaciones pueden agruparse dentro de un solo icono a través de las carpetas (basta con arrastrar un icono encima de otro y establecer un nombre para cada carpeta).

Google intentaría así acabar con los retrasos que sufren muchos dispositivos para acceder a las actualizaciones de Android, en parte motivadas por las interfaces gráficas personalizadas a las que suelen recurrir los fabricantes. La compañía de Mountain View impondría la condición de que los dispositivos no incluyesen este tipo de modificaciones.

Sacudirse de la influencia de las operadoras, que también suelen realizar modificaciones propias, sería otro de los objetivos. Como contrapartida, estos smartphones no podrían reducir su precio a través de los clásicos programas de subvención que ofrecen estas compañías. La idea consistiría en vender los equipos en versión libre y directamente al comprador, para que luego él mismo elija la operadora que estime más conveniente.

Aunque no se trataría de un control tan férreo sobre su ecosistema como el que ejercen Apple o Amazon, parece claro que Google intentaría así poner un poco de orden en la algo caótica situación que vive en Android en materias como la compatibilidad de aplicaciones. Actualmente, por ejemplo, está creciendo el número de aplicaciones sólo compatibles con Android 4.0, pero esta versión apenas está presente en el 5% de los dispositivos basados en dicho sistema operativo.

Por último, la información pone en duda las tesis que sostienen que Google pretende fabricar su propio hardware a través de Motorola, pues éste sólo sería uno de los fabricantes que vendiesen sus equipos en la tienda on-line. Además, Google sólo se llevaría el 10% o 15% de cada producto vendido. Sus mayores fuentes de ingresos provendrían de la publicidad en los dispositivos con Android y del 30% de las ventas a través de su tienda de aplicaciones.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar