Actualidad

Google, dispuesta a sustituir su gama Nexus con teléfonos Android Silver de gama alta

 

Fuentes de la industria aseguran que el propósito de la compañía es aumentar su control sobre el software de los móviles más caros y sofisticados

Nexus 5
Nexus 5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
30
ABR 2014

La familia Nexus ya ha cumplido su objetivo: asegurar el dominio de Android en la gama media con su arrolladora relación prestaciones-precio y demostrar la capacidad de Android como sistema operativo móvil limpio y libre de artificios. Ahora que lo ha conseguido, es el momento de asaltar los segmentos superiores del mercado.

Fuentes de The Information aseguran que Google se prepara para sustituir su exitosa gama de teléfonos Android con un nuevo catálogo de dispositivos de gama alta con los que tratará de alcanzar un mercado que hasta ahora le resulta elusivo por precio y orientación. Su nombre será Android Silver.

De forma similar a lo que sucede con los terminales Nexus, desarrollados en estrecha colaboración con otras compañías y vendidos con el sello de Google, estos nuevos teléfonos deberán seguir una serie de requisitos de hardware y software marcados por el gigante de Mountain View para poder ser comercializados como productos Android Silver.

A cambio, los fabricantes se beneficiarían de un auténtico maná celestial, puesto que Google estaría dispuesta a invertir 1.000 millones de dólares en el desarrollo técnico de los productos y su propia promoción, incluyendo publicidad y acuerdos de distribución a través de las operadoras.

El beneficio para los usuarios también sería notable, puesto que Google se comprometería a ofrecer actualizaciones de software constantes y al instante, básicamente igual que hace en estos momentos con todos los productos del catálogo Nexus.

Todo el protagonismo para su software

De confirmarse esta estrategia, el propósito ulterior de Google con los dispositivos Android Silver sería claro: acabar (o como mínimo reducir) el uso de densas capas de personalización en los teléfonos Android más caros y sofisticados.

Recientemente la compañía ha comenzado a mostrarse cada vez más reacia al uso de interfaces personalizadas y widgets específicos, puesto que rompen la estética original de Android, pueden reducir la estabilidad del sistema y ponen en riesgo la propia identidad del sistema operativo. Google espera de esta forma reforzar su control sobre el mismo, algo que no verían con malos ojos fabricantes próximos a la compañía como LG y Motorola, que estarían valorando participar en esta iniciativa.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar