Actualidad

Project Wing, o cómo Google quiere revolucionar la logística gracias al uso de drones

3

La compañía trabaja en un programa interno para automatizar la entrega de paquetes. Una única persona podría controlar varios drones repartidores

29
AGO 2014

Para Google el futuro será distópico. Un mundo donde el agua corriente y los servicios sanitarios todavía no serán comunes en algunos países, y donde sin embargo los robots desempeñarán trabajos hasta ahora exclusivos del hombre. Uno de estos servicios será el transporte de mercancías, una actividad que la compañía del buscador piensa automatizar gracias a una iniciativa hasta ahora secreta denominada Project Wing.

Vídeo del prototipo de Google que está siendo probado en Australia.

Google ha revelado al diario estadounidense The Atlantic un programa interno con el que espera reducir los costes de distribución y ampliar el alcance de las firmas de mensajería cambiando furgonetas y motocicletas por vehículos aéreos no tripulados de carácter inteligente, capaces de llegar a zonas donde ni siquiera existen las carreteras asfaltadas. Amazon ya dijo estar trabajando hace tiempo en esta tecnología para realizar la entrega de sus pedidos, pero el proyecto de Google es aún más ambicioso.

Una tecnología sin igual

Dirigido por Nick Roy, un experto en robótica del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Project Wing es mucho más que un drone cuadricóptero con una bahía de carga. En lugar de contar con cuatro aspas de empuje vertical, el robot desarrollado por Google posee un diseño anómalo en la industria, reminiscente de los primeros prototipos de avión de despegue vertical con los que Alemania experimentó durante la Segunda Guerra Mundial y más tarde los Estados Unidos en los tiempos de la Guerra Fría.

A efectos prácticos, los vehículos de Google son esencialmente aviones convencionales con un diseño relativamente parecido al de un aeroplano de tipo ala única. La gran peculiaridad de estos drones reside en el hecho de que pueden realizar una maniobra de ascenso extremadamente cerrada y utilizar después sus rotores para mantenerse en posición estática sobre un punto fijo.

lockheed xfv-1
Lockheed XFV-1
El sistema de funcionamiento de los drones es similar al del abandonado Lockheed XFV-1 de 1954. | Foto: U.S. Navy

Y si el drone es sofisticado, el sistema de carga y descarga no lo es menos. Puesto que los vehículos no llegan a posarse en el suelo para dejar el paquete como sucede con los drones de Amazon, Project Wing se desprende de su carga dejándola caer usando una cuerda. En el extremo inferior, próxima al paquete, se encuentra una unidad de sensores denominada Egg.

Este módulo es capaz de detectar la velocidad de caída y ajustarla, de forma que cuando solo queden unos pocos metros para tocar el suelo, el sistema frena el descenso para que la carga se pose suavemente.

El sistema Egg posee además otra singularidad: puede saber cuándo un paquete cae sobre un arbusto o un tejado. Si estima que la altura no se corresponde con los datos de entrega, envía una señal al drone para que se desplace lo suficiente antes de liberar la carga y recoger la sirga. Una vez realizada la entrega, el aparato regresa a la base.

Poniendo ventanas al cielo: las leyes

Más allá de las características mecánicas y electrónicas de Project Wing, el software de control es su auténtica revelación. Así como los drones de UPS y Amazon necesitan un humano supervisando el desplazamiento del aparato en todo momento, el avanzado sistema de piloto automático desarrollado por Google permitiría que una única persona supervisara una flota formada por múltiples drones totalmente automatizados, tomando el control de ellos solo cuando fuera necesario.

Por ahora Google no se ha marcado una fecha de despliegue para Project Wing. El gran problema, como siempre, son las leyes. La legislación que regula el uso de drones es totalmente dispar dependiendo del país, por lo que en estos momentos Google está realizando sus pruebas en Australia, donde los drones no cuentan con tantas restricciones como en otros Estados. Mientras tanto, la compañía espera que los gobiernos adecúen sus leyes a una industria logística que ya mira a las nubes.

Etiquetas
Fuentes y más información
3
Comentarios
Cargando comentarios