• Affinity Photo: ¿adiós a Photoshop?
  • Fujifilm X100T: análisis
Prueba de producto
Google Nexus 9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Google Nexus 9: análisis

4
19
FEB 2015

Tras una larga ausencia, HTC regresa al mercado de los tablets de la mano de Google. La firma estadounidense ha concedido a la taiwanesa el honor y la responsabilidad de desarrollar conjuntamente el Nexus 9, un tablet que marca un punto y aparte en la historia de esta saga al apostar de forma decidida por el diseño y las prestaciones. También por hacer gala de un precio más elevado de lo habitual. El resultado es el Nexus más potente y elegante hasta la fecha, pero también un producto que podía haber sido algo más equilibrado.

El entendimiento entre HTC y Google nunca fue mejor. De hecho, da la impresión de que tuvo que llegar la crisis para que la firma taiwanesa y el gigante estadounidense estrecharan sus lazos hasta formar una alianza con tintes simbióticos.

Acuciada la primera por unas cifras que han de ser enderezadas con premura y desencantada la segunda con una Samsung que ha mostrado su intención de ir por libre, ambas empresas han colaborado estrechamente para poner a la venta el Nexus 9, un tablet que marca un antes y un después en la historia de la gama de productos con el sello de Google por sus nada ocultas ambiciones premium.

Google Nexus 9
Google Nexus 9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como buen dispositivo Nexus, este tablet destaca por su buen rendimiento y la promesa de obtener las últimas actualizaciones de forma inmediata, aunque con una diferencia con respecto a modelos anteriores: unas prestaciones superiores con las que trata de justificar unas tarifas que ya no pueden ser descritas estrictamente como asequibles.

El fin del bueno, bonito, barato ha llegado a la familia Nexus, que parte de los 390 euros que cuesta el modelo de 16 GB con Wi-Fi y crece hasta los 560 euros de la versión de 32 GB dotada con un módem LTE.

Mejor diseñado que rematado

Exteriormente la gama Nexus nunca se ha caracterizado por su amor por el detalle ni las terminaciones elaboradas. Como los dispositivos más generalistas de la renacida Motorola, los productos con el sello de Google han sido diseñados para ofrecer una buena relación entre precio y prestaciones, dejando que otras compañías inviertan en estética y el uso de materiales innovadores. Esta tendencia llega a su fin con el Nexus 9.

google nexus 9google nexus 9google nexus 9google nexus 9
Delgado como pocos

La extroardinaria delgadez del Nexus 9 (que aquí aparece junto a un iPad Air 2), unida a su pantalla con proporción 4:3, hacen de él un excelente compañero para los amantes de la lectura

google nexus 9
Google Nexus 9
Dani Garcia (Quesabesde)
google nexus 9
Google Nexus 9
Dani Garcia (Quesabesde)
google nexus 9
Google Nexus 9
Dani Garcia (Quesabesde)
google nexus 9
Google Nexus 9
Dani Garcia (Quesabesde)

Dotado con un chasis espectacularmente fino (solo mide 7,9 milímetros de grosor), el Nexus 9 no aparenta en las manos las más que aceptables 8,9 pulgadas diagonales de su pantalla IPS. Este panel queda enmarcado en una carcasa de diseño sencillo y estéticamente bien ejecutado que se integra sobre un chasis que deja al aire un elegante perfil de aluminio. En él aparecen también los botones de control de volumen y encendido.

Visualmente es uno de los tablets basados en Android más interesantes del mercado (algo doblemente sorprendente dado el modesto pedigrí de su familia), pero el tacto puede defraudar.

Más allá del filete de aluminio que decora el perfil del dispositivo, sorprende el algo espartano acabado de la parte trasera del tablet, fabricada en un plástico normal y corriente de tacto ligeramente gomoso. Este material no desentonaría en un Nexus como los de antaño, pero causa un contraste algo feo en yuxtaposición con el metal. Su uso ha permitido reducir el peso del Nexus de 9 a 425 gramos, pero a un coste que va más allá de lo económico.

El control de volumen está formado por una única pieza cuyo funcionamiento depende de dónde presione el usuario. Su escaso relieve hace que accionar correctamente los botones sea más difícil de lo necesario

google nexus 9
Google Nexus 9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De forma similar, los botones laterales no parecen haber sido objeto de gran atención. Es especialmente notable el caso del control de volumen, que no está formado por dos botones independientes sino por una única pieza cuyo funcionamiento depende de dónde presione el usuario. No es en absoluto algo único ni remotamente peculiar, pero su escaso relieve hace que accionar correctamente los botones sea más difícil de lo necesario. Presente en nuestra unidad de pruebas, aparentemente HTC ha solventado este problema en los tablets más recientes.

Es interesante la forma en la que HTC y Google han resuelto la posición de la cámara de fotos trasera, de 8 megapíxeles. Rodeada por un anillo de metal, su diseño protuberante evita la acumulación de huellas producidas al tratar de asir el tablet por la esquina, algo que siempre es de agradecer cuando se busca tomar fotografías de una mínima calidad.

Píxeles para regalar

Pero si es posible decir que Google ha escatimado en los materiales de este primer tablet Nexus de altos vuelos, lo mismo no se puede decir de su potencia o resolución. De hecho, la pantalla de su último tablet es uno de sus puntos fuertes, con una resolución de 2048 x 1536 píxeles comprimidos en un panel LCD IPS de 8,9 pulgadas que es una delicia. El texto aparece nítido y bien perfilado incluso en las páginas web con las fuentes más pequeñas, las imágenes son siempre vivas y el refresco está por encima de la media.

Cabe señalar que por su relación de aspecto y comedidas dimensiones, el Nexus 9 es uno de los mejores tablets basados en Android para disfrutar de libros, cómics y revistas, que por regla general se muestran recortados, con grandes bordes negros o simplemente excesivamente estirados en tablets de formato 16:9.

google nexus 9
Google Nexus 9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La elevada resolución de su pantalla IPS de 8,9 pulgadas y su buena corrección cromática solo se ven empañadas por las temidas fugas de luz

La corrección cromática de la pantalla del Nexus 9 también es destacable, sin que se incline excesivamente en el termómetro. Ni excesivamente frío ni asfixiantemente cálido, el Nexus 9 es un tablet más que correcto si se desea darle un uso profesional como herramienta de presentaciones. Su brillo también es bastante elevado, lo que contribuye a mejorar dentro de lo que cabe su visibilidad en exteriores (por más que siga lejos de las maravillas de los paneles orgánicos).

Curiosamente, HTC y Google han introducido en este tablet una función todavía poco habitual: la capacidad de encender la pantalla con solo tocarla dos veces. El funcionamiento de esta característica, sin embargo, no llega al nivel visto en los dispositivos de LG y Nokia. También es mejorable el problema de las fugas de iluminación, que generan un halo de luz blanca en el contorno interior de la pantalla que resulta especialmente visible a oscuras. No es un detalle agradable en un tablet de su categoría.

Como otros dispositivos en su franja de precios, el Nexus 9 cuenta con una capa protectora de cristal Gorilla Glass 3.

Mucha velocidad, poca delicadeza

Nvidia puede presumir (y de hecho presume) de fabricar algunos de los procesadores móviles más potentes de la industria móvil. Cuando saca pecho, sin embargo, lo hace con cierta discreción. Lo cierto es que son pocos los fabricantes que han apostado por sus chipsets, que siempre han quedado en segundo e incluso tercer lugar frente a las creaciones de Qualcomm. Con el Nexus 9, la compañía ha encontrado una nueva oportunidad para volver a la palestra.

Con una velocidad de 2,3 GHz y la apabullante cantidad de 192 núcleos de procesamiento gráfico, el corazón Tegra K1 del Nexus 9 es un auténtico misil que juega virtualmente sin rival en el segmento de los tablets. Pocos modelos pueden decir que cuentan con un procesador de potencia comparable, y ninguno de ellos tiene la bendición de Google con todos los parabienes que ello conlleva. Este procesador se acompaña por 2 GB de RAM y 16 o 32 GB de RAM, desgraciadamente sin posibilidad de ampliación. Ambas variantes pueden ser escogidas con o sin conectividad LTE.

El rendimiento del chipset Tegra K1 de Nvidia va más allá de lo notable, definiendo nuevos límites en el ecosistema Android

google nexus 9
Google Nexus 9
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Las pruebas de rendimiento se encargan de poner cifras al poderío del Nexus 9. Datos tan espectaculares como 26.601 puntos en 3D Mark, 13.644 en Quadrant y 57.053 en AnTuTu dan buena prueba del explosivo rendimiento de un tablet que no se amilana ante aplicación ni página web alguna. A pesar de la elevada resolución de su pantalla, hasta los juegos más exigentes pueden disfrutarse en su plenitud, con una fluidez remarcable. El rendimiento general del tablet ya es otra cosa.

A pesar del despliegue de núcleos y la patente capacidad de procesamiento gráfico y general de su procesador Tegra K1, el Nexus 9 exhibe una evidente propensión a atragantarse de la forma más impredecible. En ocasiones basta con querer cambiar de menú o arrancar aplicaciones ligeras para experimentar pequeños retrasos y trompicones en las transiciones de la interfaz, hasta el punto de que para nada aparenta el rendimiento que le atribuyen los benchmarks.

google nexus 9
Google Nexus 9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lollipop se descubre en el Nexus 9 como la versión de Android mejor adaptada para tablets en la historia del sistema operativo

La causa parece residir en algunos de los cambios introducidos en Android 5.0, del que curiosamente el Nexus 9 es uno de sus principales estandartes. Algo incoherente e incluso contraproducente para la imagen del propio sistema operativo, que se muestra libre de conservantes y aditivos en el tablet de HTC. Simple y llanamente, esta no es la clase de comportamiento que se espera de un Nexus.

Dejando a un lado estos injustificables carraspeos, lo cierto es que Lollipop se descubre en el Nexus 9 como la versión de Android mejor adaptada para tablets en la historia del sistema operativo. Las transiciones entre menús, las nuevas notificaciones, su simplificada iconografía y una auténtica miríada de pequeños pero significativos detalles hacen que por primera vez en mucho tiempo Android no se sienta por detrás de iOS a nivel de facilidad de uso en un dispositivo de tamaño mediano. Es estético, es práctico, es totalmente recomendable.

Tan solo podría ser mejor si Google hubiera introducido algún tipo de sistema multitarea a pantalla partida para sacar partido a accesorios como la funda-teclado opcional para el Nexus 9, especialmente pensada para los usuarios que desean extraer un plus de productividad a este tablet que mira más allá de los videojuegos y la web.

Android 5.0 da lo mejor de sí en tablets, pero pequeños problemas de rendimiento general le impiden brillar como debería

google nexus 9
Google Nexus 9
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El rendimiento de la batería del Nexus 9 no es especialmente remarcable en cifras absolutas. Con un uso relativamente intenso como navegador web y con las redes sociales habituales refrescándose de fondo, es posible extraer de 9 a 12 horas de funcionamiento al último tablet con la impronta de Google.

Lo realmente positivo es que este resultado lo obtenga a pesar de la elevada resolución de su pantalla y con un procesador Nvidia de la más alta gama, que no se han caracterizado hasta la fecha por ser los más ahorradores. Punto positivo para Google y HTC.

Una cámara que está ahí

Pocos son los tablets mínimamente competentes a nivel fotográfico, y hasta la fecha ningún Nexus había hecho un énfasis real en este apartado. El Nexus 9 no invierte ninguna de estas tendencias. Dotado con sendas cámaras de 8 y 1,9 megapíxeles, el tablet de HTC está dotado con una cámara frontal de 1,9 megapíxeles y una trasera de 8 megapíxeles que se limitan a cumplir su cometido.

google nexus 9
Google Nexus 9
Foto: Dani Garcia (Quesabesde)

En la práctica, el Nexus 9 es capaz de tomar fotografías bastante nítidas si las condiciones lumínicas le son favorables, con un equilibrio de blancos razonable y una saturación que no desmerece en demasía.

Los problemas se muestran con claridad casi palpable tan pronto como se acerca el ocaso o la iluminación se complica ligeramente, momento en el que hacen aparición los temidos artefactos y una propensión más que evidente hacia los tonos azulados.

Muestras: 8 MP
Fotografías realizadas con un Google Nexus 9
fotografías realizadas con un google nexus 9
fotografías realizadas con un google nexus 9
fotografías realizadas con un google nexus 9
fotografías realizadas con un google nexus 9
fotografías realizadas con un google nexus 9
fotografías realizadas con un google nexus 9

Hasta el momento nunca hemos sentido la necesidad de sacar el tablet de la mochila para tomar una fotografía, y el Nexus 9 no va a hacer que cambiemos de parecer.

Es, sin embargo, una mejor opción a la hora de capturar una instantánea de forma rápida e improvisada que la inmensa mayoría de sus rivales, que todavía siguen montando cámaras de fotos casi por una cuestión de compromiso. En este sentido el Nexus 9 no puede reemplazar a un teléfono con una buena cámara, pero tampoco decepciona si se considera su pobre competencia.

Un tablet premium con alguna que otra rebaba

¿Qué significa exactamente la denominación Nexus? Hasta hace poco los dispositivos con el sello oficial de Google eran sinónimo de rendimiento aceptable a un precio ajustado. Con la aparición de los Nexus 6 y Nexus 9 esta idea se difumina para dar paso a una nueva concepción de dispositivo, ahora con un diseño más mimado y unas prestaciones superlativas en detrimento de unas tarifas que ya no son tan asequibles. Hay algo que no cambia, sin embargo: la promesa de ser actualizado constante y velozmente por Google a las últimas versiones de Android.

El trabajo realizado por Google y HTC en el Nexus 9 es positivo, aunque no equilibrado. Y esto puede ser un problema en un Nexus que tiene ínfulas de ser algo más que sus antecesores. Su refinada estética se ve afeada por unos materiales algo dispares, mientras que su explosivo procesador es lastrado por pequeños problemas en el software que redundan en ralentizaciones esporádicas pero notables, poco justificables en un dispositivo de su nombre y categoría.

google nexus 9
Google Nexus 9
Foto: Dani Garcia (Quesabesde)

Cambiar la alquimia de la familia Nexus ha conllevado imperfecciones que emborronan la imagen de un producto más que notable

Por suerte para ambas compañías, el Nexus 9 no tiene muchos rivales. Hay que irse al Galaxy Tab S para encontrar un tablet basado en Android con una pantalla comparable, pero la interfaz de Samsung no está exenta de problemas y sus terminaciones tampoco son las mejores. Otra alternativa posible es el iPad Air 2, pero estamos hablando de un dispositivo algo más caro y que puede obligar al usuario a migrar de ecosistema, una propuesta que en ocasiones puede ser difícil de aceptar.

La valoración general del Nexus 9 es desigual. Aunque brillante en algunos aspectos (entre ellos la presencia de Android 5.0, que se va a convertir en un auténtico maná celestial dentro del segmento), sus numerosas rebabas le impiden alcanzar la excelencia. No es por tanto una compra plenamente recomendable.

Queda en manos del comprador decidir si el soporte oficial de Google y sus elevadas características técnicas son suficientes para pasar por alto una realización algo desigual y que desmerece un conjunto que de otra forma se acercaría a lo más parecido a la perfección androide en formato tablet.

4
Comentarios
Cargando comentarios