Actualidad

Google, dispuesta a cerrar su servicio de noticias en España

16

La firma respondería así a la aprobación de la Ley de Propiedad Intelectual, que establece el pago del denominado canon AEDE a los agregadores de noticias

15
OCT 2014

Detestada por los internautas, repudiada por las empresas de Internet y puesta en duda por los juristas, la polémica Ley de Propiedad Intelectual (LPI) podría dejar al gobierno de España en una incómoda situación si Google da un paso adelante y decide retirar por primera vez su servicio de noticias de un país democrático. Ésta es la contundente medida que podría tomar la compañía de acuerdo con fuentes consultadas por El Mundo, que publica que Google News habría amenazado con dejar de indexar artículos españoles si el texto sale adelante.

La LPI, que será aprobada mañana en el Senado, incorpora un buen número de medidas controvertidas. Una de las más candentes es el establecimiento de una tasa que deberá ser retribuida por los agregadores de noticias a las compañías que editan los contenidos de los que se surten. Este pago de carácter irrenunciable se instituye bajo el pensamiento de que Google está obteniendo un beneficio económico a través del trabajo de los diarios a los que enlaza.

El denominado canon AEDE, conocido así por haber sido impulsado desde la Asociación de Editores de Diarios Españoles (que engloba a la práctica totalidad de las cabeceras del país), es defendido por las editoriales alegando que no solo Google está obteniendo beneficios enlazando las noticias de sus diarios, sino que les resta visitas al exponer sus titulares en el buscador de noticias.

Google, por su parte, cree que su buscador de noticias aporta valor al permitir al público encontrar noticias más fácilmente y señala que los sitios que no deseen que sus contenidos aparezcan en Google News solo han de introducir una anotación en el código de sus páginas para que sean ignoradas. Frente a esta posibilidad, los miembros de la AEDE señalan que el dominio de Google en las búsquedas de Internet es tan grande que dejar de aparecer en sus búsquedas no es una opción.

La CNMC cuestiona la reforma de la LPI

No solo Google está diametralmente opuesta al pago del canon AEDE. El Consejo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya expresó hace varios meses sus dudas sobre a irrenunciabilidad de la compensación y la distribución de la misma a través de las asociaciones de propiedad intelectual, que recibirían los pagos de Google y otros agregadores para distribuirlas entre sus socios.

El organismo regulador también cuestiona la ineficiencia a la hora de determinar el reparto económico de dicha tasa, y parece dar la razón a Google al expresar que los medios no interesados en aparecer en Google News pueden acogerse a indicarlo así en el código del archivo robots.txt, utilizado para definir la forma en la que un sitio web es indexado por los buscadores de Internet.

Google, en cualquier caso, no sería la única firma damnificada en el caso de que la LPI salga adelante. La CNMC señala que el establecimiento de esta tasa también supondrá una nueva barrera al establecimiento de nuevas empresas especializadas en la agregación de contenidos, perjudicando a la propia competencia. Un ejemplo sería Menéame, que solo publica noticias pertenecientes a páginas no afiliadas a la AEDE desde que sus miembros decidieron boicotear a la asociación en señal de protesta.

Cada país es distinto

La inquina entre los grandes grupos editoriales y Google no es una cuestión nueva ni conoce límites geográficos. Presionados por unas ventas en descenso y una crisis que sigue haciendo mella en los ingresos publicitarios, los propietarios del os periódicos más importantes de Europa han plantado batalla a Google con los argumentos que les permite esgrimir la legislación de cada país.

Google, que se ha caracterizado por ofrecer una postura conciliadora, aceptó en el caso francés establecer un fondo de 60 millones de euros para fomentar la difusión de contenidos digitales, con la promesa de revisar esta cantidad cuando se agote dicha reserva. Además, Google se comprometió a mejorar la obtención de ingresos mediante su plataforma publicitaria AdWords.

La prensa alemana ha resultado ser tan beligerante o más que en otros países. Allí, Google decidió convertir su servicio de noticias en una plataforma en la que solo aparecen las noticias de los medios que se den de alta de forma voluntaria. Esta estratagema le ha servido para evitar el pago de un canon compensatorio, pero recientemente la poderosa Axel Springer ha demandado a Google por utilizar extractos de sus noticias y fotografías en miniatura.

Fuentes y más información
16
Comentarios
Cargando comentarios