Actualidad

Google y Microsoft ven caer sus beneficios mientras Nokia mitiga sus pérdidas

 
19
OCT 2012

Tres de las grandes empresas tecnológicas presentaron ayer sus resultados financieros, y las tres tienen motivos para la preocupación. Mientras que los beneficios de Google y Microsoft cayeron en torno al 20% durante el tercer trimestre de 2012, Nokia ha vuelto a registrar pérdidas, aunque en menor medida que en el mismo periodo de 2011.

Pese a registrar un aumento interanual de más del 50% en sus ingresos (11.130 millones de dólares), Google ha cosechado un 20% menos de beneficios. La compañía de Mountain View ha ganado 2.180 millones de dólares entre julio y septiembre de este año, cuando en el mismo periodo de 2011 la cifra se elevó a 2.730 millones.

Parte del problema, según numerosos analistas, está en el lastre que ha supuesto la adquisición de Motorola Mobility, que por sí sola ha arrojado unas pérdidas de 527 millones de dólares (y que próximamente abandonará mercados como el español). Google se queja además de que los datos fueron publicados sin su autorización horas antes de lo previsto y provocaron una fuerte caída de su cotización en bolsa (hasta un 10%, aunque finalmente quedó en un 8%), que fue de hecho suspendida ayer durante varias horas.

Microsoft, por su parte, ha bajado tanto en ingresos como en beneficios. La compañía de Redmond ganó 4.470 millones de dólares durante el tercer trimestre, un 22% menos que en el mismo periodo del año anterior. Con el esperado lanzamiento de Windows 8 a finales de octubre, la firma realizará ahora una apuesta en la que no se limitará a obtener sus ingresos del software, sino también de su propio hardware con productos como los tablets Surface.

En lo que a smartphones se refiere, Microsoft tiene algo en común con Nokia: la apuesta por el también inminente Windows Phone 8. Y el caso de la compañía escandinava parece el inverso al de de la estadounidense: esta última mantiene un balance positivo pero con menos margen de beneficio, mientras que Nokia ha vuelto a registrar pérdidas significativas, pero algo menos que hace un año.

Concretamente, durante el tercer trimestre de 2012 Nokia ha perdido 576 millones de euros, frente a los 826 millones del tercer trimestre de 2011. La profunda reestructuración que se está viviendo en la compañía desde la llegada de su actual director ejecutivo, Stephen Elop, parece ser la principal causa.

Nokia, eso sí, aún está lejos de volver a la rentabilidad. Sus terminales Lumia basados en Windows Phone apenas han logrado unas ventas de 2,6 millones de unidades, mientras que los basados en Symbian siguen menguando progresivamente (6,3 millones de unidades, lo que supone una caída interanual del 60%). La firma sigue teniendo un importante peso en los mercados emergentes, destino principal de sus teléfonos Asha, pero también en este caso las ventas han descendido en un 25% para quedarse en 6,5 millones de unidades.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar