• "No vemos Aperture como un competidor relevante"
  • "No es una locura pensar en un Nokia con Windows Mobile para dentro de un ...
Entrevista
JORGE JUAN GARCíA ALONSO, PRESIDENTE DE "GOOD FOR YOU, GOOD FOR THE PLANET"

"El modo stand-by supone el 12% de la factura eléctrica y el 1% de las emisiones de CO2 del planeta"

 
9
DIC 2008

El modo en espera o stand-by de los dispositivos electrónicos puede resultar cómodo para muchos, pero es un gran lastre para el medio ambiente. La empresa madrileña "Good for you, Good for the planet" ha desarrollado la tecnología 100%Off para acabar de una vez por todas con el despilfarro energético de cualquier equipo de electrónica de consumo. QUESABESDE.COM ha hablado con su presidente para conocer los detalles de este revolucionario invento, que ya ha despertado el interés de grandes compañías.

¿Qué problema supone para el planeta que deje mi televisor en modo stand-by cada vez que lo apago?

No es un tema que atañe solamente a los televisores, sino a la mayoría de aparatos electrónicos que hay en el mercado, porque prácticamente el 100% de ellos tiene el modo stand-by incorporado.

Todos tenemos varios televisores en casa, un ordenador o más, videoconsolas y otros aparatos electrónicos. Los cargadores de los móviles también tienen modo stand-by. Incluso hay aparatos que no se pueden apagar y hay que desenchufarlos para que no consuman electricidad.

Todos estos dispositivos funcionando a la vez en modo stand-by representan de media el 12% de la factura eléctrica a nivel residencial en el mundo. Nosotros hemos llegado a computar hasta consumos del 30% en una casa por culpa del modo stand-by.

Si lo pasamos al terreno de las emisiones de CO2, resulta que es más del 1% de las emisiones totales en el planeta. Todo el tráfico aéreo del mundo, por ejemplo, representa el 3% de las emisiones.

Precisamente para atajar este despilfarro, "Good for you, Good for the planet" ha desarrollado la tecnología 100%Off. ¿En qué consiste exactamente?

Es una tecnología que detecta cuándo un aparato está en modo stand-by y automáticamente lo apaga. Hemos estado trabajando tres años y medio en ella, con la colaboración de la Universitat Politècnica de Catalunya y de varios investigadores de esta misma universidad.

Foto: Jorge Juan García Alonso
García Alonso cree que los gobiernos deberían dar su apoyo a un producto como 100%Off, capaz de reducir a cero el consumo eléctrico de los dispositivos que permanecen en stand-by.

¿No deberían ser los mismos fabricantes los que eliminaran de una vez por todas el modo stand-by?

Los fabricantes, hasta ahora, no han querido eliminarlo por un tema de demanda. Es un modo que ofrece confort.

Se presenta fácil la elección entre un televisor que podemos apagar o no desde el sofá...

Efectivamente. Aunque le digas a la gente que con eso pierde dinero, sólo un 5% se levanta para apagar completamente el televisor. Muchos dicen que nuestra tecnología es una chorrada o una pijada, porque no cuesta nada levantarse del sofá y apagar el aparato. Pero la gente no lo hace.

¿Cómo habéis calculado esa media de consumo eléctrico?

El cálculo es muy simple, aunque cada aparato tiene un consumo distinto. Si tú tienes un televisor que consume 17 vatios por hora en modo stand-by y multiplicas eso por horas y días al año, teniendo en cuenta que probablemente lo usas sólo unas 3 horas al día, obtienes que durante unas 21 horas al día ese televisor consume 17 por hora, es decir, un total de 357 vatios cada día o 130.305 al año, sin que nadie lo use.

Al cabo del año el resultado es una barbaridad. Y eso es a nivel micro. Si pensamos a nivel macro, con todas las oficinas y casas donde se deja todo encendido, entonces el problema es mayúsculo.

El mercado ya detectó esto hace tiempo y los fabricantes se han esforzado y han invertido mucho dinero en intentar reducir el consumo en modo stand-by. Ahora mismo hay televisores de gama alta que en modo stand-by tienen un consumo menor de 1 vatio.

Aun así, se estima que hay unos 10.000 millones de aparatos en el mundo que tienen modo stand-by y la mayoría de ellos tienen consumos que superan los 15 vatios en dicho modo.

Visto de esta manera, el mercado para un producto como 100%Off es enorme.

Es inmenso. Por eso, una vez que habíamos probado la tecnología y habíamos pasado el examen positivo del examinador de la patente, nos planteamos cómo lanzarla al mercado. Y nos sentimos muy pequeños.

Pretendemos convertirla en un estándar, como podría ser el sistema Bluetooth o los archivos MP3, y que exista también un apoyo por parte de los gobiernos.

¿En qué manos va a terminar vuestra tecnología?

Pues probablemente en manos de una empresa extranjera. Hemos tenido reuniones con empresas españolas y el ministro de Industria, pero los políticos están para otras cosas. Y es una lástima.

¿Algún nombre en concreto?

Estamos hablando con empresas muy grandes, especialmente de Estados Unidos y Alemania, capaces de lanzar este producto al mercado y que ya estén concienciadas con este tema.

¿Es compatible 100%Off con cualquier aparato electrónico que tenga el modo stand-by?

Sí, aunque hay que tener en cuenta que en aquellos aparatos en que es necesario que sigan funcionando porque llevan a cabo un proceso, nuestra tecnología lo detendría.

Por ejemplo, en una estación técnica de trabajo, ordenadores, impresoras, monitores y demás se apagarían. Pero tenemos una configuración que se compone de una regleta con diferentes enchufes en los que algunos cuentan con nuestra tecnología y otros no.

Entonces, es posible tener varios dispositivos conectados en una misma regleta y que unos se apaguen completamente y otros permanezcan en modo stand-by.

Sí, sólo es cuestión de tener una configuración concreta para ese tipo de casos. Pero en el mercado hay situaciones muy curiosas. ¿Para qué tenemos un horno con un reloj permanentemente encendido? No sirve para nada y está consumiendo continuamente. Y la suma de todo eso representa una media del 12% de la factura que estás pagando. Es absurdo.

¿La solución al problema del gasto inútil de energía que supone el modo stand-by se podría solucionar de una vez por todas con vuestra tecnología?

Nuestra tecnología se basa en un método que permite de forma universal detectar si un aparato está en modo stand-by. Una vez identificado, pasado un determinado tiempo, lo apaga dejándolo en relé.

La patente de este método es muy curiosa, porque se basa en un algoritmo matemático que hemos creado y descubierto, y que sirve para calcular esto tanto en los aparatos que ya están en el mercado como en los que puedan venir.

En el interior del enchufe o la regleta se encuentra un microprocesador muy sencillo y barato de 8 bits. Dentro de este microprocesador va programado el algoritmo, que detecta la corriente que pasa por el cable e identifica si el aparato está en funcionamiento o en modo stand-by.

Según se haya programado, al cabo de un tiempo el microprocesador actúa sobre un pequeño relé que a su vez funciona como si nosotros pulsáramos el botón físico de apagado, con un consumo de cero.

¿Qué tiene que hacer el usuario cuando quiere volver a arrancar -por ejemplo- el televisor? Sólo tiene que apretar un botón verde que vuelve a poner el aparato en modo stand-by.

¿Realmente se reduce el consumo eléctrico a cero?

Sí. Ahora mismo somos la única tecnología del mercado que puede poner cualquier aparato que esté en modo stand-by a un consumo de cero.

Además, nuestra tecnología sirve como protector ante una subida de corriente. Ese es un tema que muchos desconocen: si dejas un aparato en modo stand-by y hay una subida de corriente porque por ejemplo cae un rayo, te cargas el aparato.

¿Qué virtudes presenta vuestra tecnología frente a otros productos que hay en el mercado, como el Intelliplug de One Clic Technologies?

La clave de nuestra invención con respecto a lo que ya hay en el mercado es que nosotros apagamos cualquier aparato de forma universal sin que el usuario tenga que hacer absolutamente nada. Además, las otras tecnologías son bastante más caras. Por eso ninguna ha triunfado hasta ahora.

Hay varias tecnologías en el mercado que apuntan a este tema. La primera es la que podríamos denominar "master and slaves" (maestro y esclavos). Imagina una regleta en la que tú tienes que pulsar el botón para apagar todos los dispositivos a la vez.

Se podría pensar que este sistema se parece al nuestro, pero hay una gran diferencia. La primera es que nuestra tecnología es universal: sirve absolutamente para todo. Lo que hay ahora mismo en el mercado sirve básicamente para estaciones de trabajo y televisores.

Luego existe otra gama enorme en la que entraría el Intelliplug que mencionabas. Esta tecnología se basa en una regleta que se comunica a través de infrarrojos con un mando con en el que tú, al apretar un botón, mandas una señal al enchufe para cortar el modo stand-by. Pero eso es como cambiar un stand-by por otro.

Requiere tu intervención para apagar las cosas, con lo cual entre tener otro mando para apagar la tele o acercarme a la tele para apagarla es lo mismo. Pero es que además conlleva más consumo en batería e infrarrojos.

¿No verá la gente en vuestra tecnología un gasto más que añadir a la lista, en vez de una inversión de futuro?

Sobre esto tenemos una idea muy concreta. Evidentemente, la empresa a la que cedamos nuestra propiedad intelectual decidirá cómo lanzar este producto al mercado, pero nuestra idea es que esto tiene que estar subvencionado por los gobiernos.

¿Queremos realmente reducir las emisiones de CO2? ¿Queremos hacerlo de verdad? Pues que los gobiernos ayuden a la gente y a las empresas a reducir el consumo eléctrico. De hecho, ahora mismo estamos en conversaciones con dos gobiernos también.

Se podría hacer algo similar al plan de las bombillas de bajo consumo que el gobierno de Zapatero va a llevar a cabo en 2009 y 2010.

En el caso de Estados Unidos, Barack Obama, el nuevo presidente, montará todo su plan energético con Al Gore, político paradigmático en la lucha contra el cambio climático.

Ya han elaborado el plan "Repower America", con el que quieren hacer de la eficiencia energética y la energía verde el motor económico de Estados Unidos. Y para ello invertirán 400.000 millones de dólares.

Eso es mucho dinero.

Pues sí. En un momento en que se están financiando bancos y una serie de cosas muy discutibles desde un punto de vista moral, si queremos de verdad ahorrar CO2 va a haber que invertir dinero. Los gobiernos tienen que empezar a elegir los productos del mercado que tengan una mayor tasa de rentabilidad.

Quizás lo ideal sería que una tecnología como 100%Off ya estuviera incorporada en los productos nada más salir de fábrica.

Efectivamente, y los fabricantes ni siquiera tendrían que producirlo. Nuestra tecnología es tan sencilla que podrían licenciar su producción a los fabricantes que ya trabajan con microprocesadores.

Nosotros hemos tasado la patente en 30 millones de euros, un precio muy bajo teniendo en cuenta de lo que estamos hablando. Además, pedimos también 10 céntimos por unidad vendida, ya sea en forma de componente, enchufe o regleta.

La Comisión Europea ha hecho una normativa sobre eficiencia energética que hace referencia al modo stand-by. En el año 2020, todos los fabricantes que venden en Europa se verán obligados a reducir el consumo del modo en reposo en un 73%. Nosotros tenemos hoy la posibilidad de reducir este consumo al 100%, y de una forma barata.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar