• Monica Szczupider: "El dolor es algo muy sagrado"
  • Bryan Alexander: "Trabajar a 53 grados bajo cero es todo un reto"
Con texto fotográfico

"La fotografía me permite ver las cosas sin el filtro de otra persona" Giulio Piscitelli

 
Foto: Giulio Piscitelli
23
MAY 2013
Declaraciones obtenidas por Redacción

Nacido a principios de los 80 en Nápoles, Giulio Piscitelli trabajó durante varios años en un archivo fotográfico de la capital de la Campania antes de dar el salto al fotoperiodismo "free lance". Tal decisión le ha llevado a cubrir distintos conflictos alrededor del mundo -como la guerra en Siria, de cuyos horrores es testimonio esta foto- y a ilustrar con sus imágenes las páginas de Vanity Fair, The New York Times o el Corriere della Sera. Actualmente se encuentra en Grecia trabajando en un proyecto de larga duración sobre la migración en el Mediterráneo que cuenta con el apoyo de la Fundación Magnum.

Giulio Piscitelli

Esta fotografía la hice en septiembre u octubre del año pasado, durante los primeros meses del asedio a la ciudad de Alepo. Era mi segundo viaje a Siria, y junto con unos colegas estábamos documentando el devenir del cerco a la ciudad y la evolución de la crisis en el país.

Llevábamos en Alepo una semana cuando uno de los chicos encargados del centro de medios de comunicación en el que nos hospedábamos vino corriendo hacia nosotros y nos informó de que habían encontrado tres cuerpos de civiles torturados por el ejército regular. Junto con algunos compañeros fui llevado al sitio del hallazgo. Allí nos dijeron que los hombres habían sido asesinados por las fuerzas especiales del régimen.

Pasados unos pocos minutos nos hicieron abandonar el lugar y nos pidieron que no utilizáramos las imágenes que habíamos tomado. Todos nos preguntamos el porqué, y la respuesta que imaginamos fue que probablemente los cuerpos que habíamos visto eran de soldados o simpatizantes del régimen, interrogados y asesinados por los rebeldes. Llegamos a esta conclusión porque no había nadie allí para llorar sus muertes y no fue posible rastrear su funeral, tal y como acostumbra a suceder.

Quizás fue un error del centro de medios de comunicación o quizás vimos algo que no debíamos haber visto. Creo que de algún modo esta imagen representa la ambigüedad de la crisis en Siria, donde la línea que separa el bien del mal es siempre muy sutil. Es una guerra ambigua que los civiles pagan muy cara, pues son éstos quienes sufren la violencia de ambos bandos.

Se me presentó la oportunidad de hacer esta foto y la hice. Quizás fue un error, pero como fotoperiodista aporté mi visión de aquello y usé los factores que tenía a mano. Para mí la fotografía es un medio de comunicación, pero también un medio con el que puedo aprender sobre realidades que me interesan. Siempre intento actuar de forma ética y no tomar parte por ninguno de los lados mientras trabajo, aunque no es fácil.

Para conseguir esta foto había estado siguiendo los eventos durante días: bombardeos, heridos llevados al hospital... Cuando trabajo en proyectos a largo plazo planifico con mayor profundidad todo lo que tengo que hacer. Así pues, antes de salir de casa tengo que haber contactado con la gente adecuada y tener claro aquellos lugares que debo visitar.

Ahora mismo no creo que tenga ningún mensaje que comunicarle al mundo. No creo en la gente con grandes mensajes para todos. Lo veo como algo demasiado populista. A mí me interesa poder informar, y por encima de todo ver las cosas sin el filtro de otra persona. La fotografía es la herramienta que me lo permite.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Artículos relacionados (1)
Con texto fotográfico
Giulio Piscitelli
10 / DIC 2015
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar