• "Zhù Yì!": China ya está aquí
  • Íntimamente Ubiña
Agenda fotográfica

"Vidas Minadas. Diez años después" sobrecoge en Barcelona

 
24
MAR 2008
Ivan Sánchez   |  Barcelona

Tras su paso por Madrid, el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona expone el conmovedor trabajo "Vidas minadas. Diez años después". Parte del conocido proyecto del fotoperiodista Gervasio Sánchez sobre el truculento legado de las minas antipersona, las imágenes se centran esta vez en la búsqueda de una vida normal por parte de los protagonistas diez años después de su tragedia.

Gervasio Sánchez confesaba recientemente a QUESABESDE.COM una de sus debilidades: la búsqueda de la verdad. "La verdad hay que buscarla en las víctimas de los conflictos", nos contaba el conocido fotoperiodista, quien diez años después de su trabajo "Vidas Minadas" vuelve a convertirse en notario de la crueldad de las minas antipersona.

El proyecto de Sánchez comenzó hace diez años con imágenes del sufrimiento y la lucha -en ocasiones a vida o muerte- de una decena de personas que sufrieron la amputación de algún miembro de su cuerpo. Las nuevas fotografías pretenden testimoniar el día a día de estas víctimas diez años después; el intento por normalizar sus vidas.

Foto: Gervasio Sánchez

La exposición itinerante que desde mitades de febrero y hasta el 13 de abril puede verse en el barcelonés CCCB (arrancó en Madrid el pasado noviembre y desembarcará el 23 de abril en Valencia) es un magnífico testimonio en blanco y negro de la dedicación del fotoperiodista cordobés a tan estremecedora realidad.

Se divide en dos bloques: el primero cuenta las historias de algunos de los protagonistas del libro "Vidas Minadas. Diez años después", con imágenes en gran formato de una enorme fuerza emotiva.

La segunda parte, que se corresponde con el libreto "365 Vidas Minadas" que acompaña al anterior, es una ingente colección de retratos de mutilados con nombres y apellidos, así como de minas antipersona y de diferentes prótesis, algunas de ellas artilugios verdaderamente incapaces de cumplir con su función ortopédica.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Las imágenes más cautivadoras son las que plasman historias como la del joven bosnio Adis Smajic, que sufrió la amputación del brazo derecho y la pérdida de un ojo a consecuencia de una mina en Sarajevo.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Destaca una enorme fotografía en que tan sólo se distingue la cabeza del joven en una mesa de operaciones, con un fondo negro. Hoy, a sus 25 años, Smajic tiene un grupo de hip-hop y dice haber encontrado la felicidad junto a su novia.

Datos aterradores
La importancia del proyecto "Vidas Minadas" -que cuenta con la colaboración de Intermón Oxfam, Manos Unidas, Médicos Sin Fronteras, DKV Seguros y la Editorial Blume- se entiende con algunos datos nada esperanzadores de la ONU.

Foto: Gervasio Sánchez

Y es que con el ritmo actual de desminado serían necesarios 1.100 años y 30.000 millones de euros para neutralizar los más de 150 millones de minas existentes en 78 países. Mientras tanto, estas minas causan cada año 15.000 víctimas, principalmente en países poco desarrollados como Iraq, Angola, Bosnia-Herzegovina, Camboya o Afganistán.

Foto: Gervasio Sánchez

Y un dato económico mucho más contundente: una mina antipersona cuesta menos de 3 euros; localizarla, desactivarla y destruirla, más de 750.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar