COMPARTIR
  • Charlie Mahoney: "Mira hacia el futuro, pero con incertidumbre"
  • Toni M. Micó: "Fotografiar situaciones absurdas me ayuda a desmarcarme de ...

"Pese a la amputación, incluso juega al fútbol estupendamente impulsándose con las manos" Gervasio Sánchez  

Foto: Gervasio Sánchez
2
OCT 2008
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez
Suscríbete a esta serie

El compromiso con la verdad y con las víctimas es la gran premisa del fotoperiodismo. Y esta cualidad es la que mejor define la carrera fotográfica de Gervasio Sánchez. Un cuarto de siglo fotografiando conflictos internacionales y más de diez años con el proyecto Vidas Minadas, dedicado a las víctimas de las minas antipersona, son la mejor prueba de la capacidad que tiene la fotografía comprometida para traer esperanza.

Gervasio Sánchez

El que aparece en el centro de la fotografía es Fanar Zekri, uno de los protagonistas de mi libro 'Vidas Minadas. Diez años después'.

En 2006, tras cubrir el conflicto armado en Iraq, fui al hospital de la Cruz Roja de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, donde unos médicos me contaron la historia de un chico que había sufrido la mutilación de las dos piernas cuando tenía siete años [debido a la explosión de una mina antipersona].

Hacía ya años que no pasaba por el hospital, pero tenía la esperanza de encontrarlo donde había estado viviendo, en un pueblecito kurdo a unos 20 kilómetros de la capital. Y así fue. Le llevé el libro anterior ['Vidas Minadas'] y les propuse a él y a su familia formar parte del siguiente, y accedieron. Durante una semana lo visité varias horas al día para fotografiarlo.

Esta imagen se la tomé un día en que regresaba de la escuela. Estaba cansado de andar todo el día con las prótesis, y al entrar en casa se las quitó y fue impulsándose con las manos hasta su habitación mientras su hermana las recogía y se las llevaba.

Con todo, ésta no es la historia más dramática del libro. Fanar es un chico muy popular y querido en su pueblo y su familia es muy estable. Incluso juega al fútbol estupendamente impulsándose con las manos. Pese a la desgracia de ser amputado, sigue adelante de la mejor forma posible.

Llevo mucho tiempo fotografiando estas historias y he visto cosas mucho peores, como la operación a vida o muerte de Adis Smajic, un chaval al que le explotó una mina al terminar el cerco de Sarajevo.

La historia de Fanar es muy importante en 'Vidas Minadas. Diez años después', porque habla precisamente de la capacidad de ser feliz pese a todo, de la búsqueda de la normalidad por parte de la gente que ha sufrido una mutilación.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar