Actualidad

La española Geeksphone abandona el mercado telefónico

1

Fundada en 2009, fue la principal impulsora de la plataforma Firefox OS. La compañía deberá buscar ahora otras vías de negocio para seguir con vida

Geeksphone Revolution
Geeksphone Revolution
El Geeksphone Revolution fue el último terminal lanzado por la compañía.
9
JUL 2015

Geeksphone se asoma al borde del precipicio. La compañía ha comunicado esta mañana que abandonará la creación de nuevos teléfonos móviles y dejará el desarrollo de su plataforma multisistema operativo en manos de la comunidad de usuarios, lo que a efectos prácticos implica el cese de actividad de la firma afincada en Madrid.

Con la marcha de Geeksphone, Firefox OS pierde su principal valedor y queda herido de muerte

La nota de prensa emitida por Geeksphone utiliza profusamente expresiones como "cambio" y "fin de ciclo" para describir una situación de cierre implícito. Rodrigo Silva-Ramos, cofundador de Geeksphone, reconoce que "la telefonía móvil ha cambiado mucho en los últimos años".

La evolución de los smartphones hacia el mercado de masas ha hecho irrelevante la presencia de una marca que desde su nacimiento en 2009 estaba orientada a un público minoritario y geek, como quería reflejar en su nombre. Su mayor logro fue convertirse en la primera compañía española en lanzar un teléfono basado en Android.

El peligro de ofrecer un producto que nadie quiere

A pesar de que Silva-Ramos lamenta que la industria telefónica ha quedado en manos de "grandes actores" despreocupados por las necesidades de los usuarios, lo cierto es que Geeksphone también quiso llegar al gran consumidor con su línea de teléfonos móviles basados en Firefox OS. Pero su apuesta fue un fracaso.

Geeksphone Peak+
Geeksphone Peak+
Foto: Geeksphone
Teléfonos basados en Firefox OS como el Peak+ no lograron atraer al público.

Lanzados en colaboración con Telefónica, estos terminales de gama baja tenían por misión abrir una brecha para la plataforma de Mozilla y para Geeksphone gracias a un precio muy reducido, pero no pudieron hacer frente a los smartphones económicos basados en Android ni al completo desinterés de los desarrolladores. La ausencia de aplicaciones clave como WhatsApp firmó su defunción.

Silva-Ramos asegura que en Geeksphone están "agradecidos y orgullosos" después de desarrollar seis smartphones y vender "varios miles de terminales". El último de ellos fue el Revolution, un terminal capaz de ejecutar Boot2Gecko (Firefox OS), Android y CyanogenMod. La compañía también estuvo involucrada en el teléfono móvil protegido contra espías Blackphone, una iniciativa que abandonó en febrero de este año.

El personal de Geeksphone se recoloca

"Geeksphone no tiene previsto lanzar otros dispositivos de lo que fue el core de su actividad a corto plazo, ya que no ve oportunidades en el campo de la telefonía móvil desde los valores de nuestra marca. No quita que la compañía sigue, igualmente que sus socios, en otras vertientes de negocios de desarrollo tecnológico así como en el campo de inversiones en el ámbito Hi-Tech", ha señalado un portavoz a Quesabesde.

Por ahora se desconoce cuáles son estos negocios. Javier Agüera, cofundador de Geeksphone, trabajará desde Silentcircle en el desarrollo de Blackphone, mientras que Silva-Ramos y otros empleados de la compañía están ahora volcados en geeks!me, una nueva firma enfocada a la creación de dispositivos de tipo wearable. El primero de estos productos será un reloj inteligente que cuantificará las relaciones sexuales.

1
Comentarios
Cargando comentarios