• “Para que la fotografía tenga sentido hay que tener un compromiso”
  • "Se crea como un mito de fotógrafos de guerra… ¡es ridículo!"
Entrevista
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
GABINO DIEGO , ACTOR

"Cuando coleccionas fotografías vas creando una especie de película"

1
6
JUN 2014
Iker Morán   |  Vilassar de Dalt (Barcelona)

Su faceta de actor es más que conocida, pero seguramente para muchos el Gabino Diego coleccionista de fotografías es toda una novedad. El protagonista de “El rey pasmado” –entre muchas otras películas, aunque la actualidad obliga a pensar en este título- se acercó este último fin de semana por el festival de fotografía química Revela-T para hablar de su colección de más de 300 imágenes. Antes de su ponencia durante estas jornadas tuvimos la ocasión de charlar con él sobre esta afición que –aunque ahora está en crisis- concibe más como una forma de contar una historia o crear una película que como una mera inversión.

¿De dónde surge esa afición tuya a coleccionar fotografía?

Como dice Joan Fontcuberta, uno empieza comprando libros de fotografía, luego compra una fotografía, luego una copia firmada y luego busca la copia de época. Eso es lo que se hace y más o menos lo que me ha ocurrido a mí.

Yo tuve la suerte de que Robert Freeman –el fotógrafo de los Beatles, aunque a él no le gusta que lo definan así- viviera en mi casa una temporada. Empecé viendo algunas de sus fotos y teniéndolas por casa. Luego conocí la obra de Alberto García-Alix y me di cuenta de que podía comprar alguna foto, y también la de Cristina García Rodero.

Seguí buscando a los fotógrafos de los años 60, y llega un momento en que descubres que estás buscando una especie de hilo conductor. En mi caso me di cuenta de que había ido comprando mucha fotografía con niños y mujeres, y aquello acabó en una exposición que se tituló “Las mujeres y los niños primero” que realizó Bancaja.

Entonces, ¿tu criterio para comprar fotografía apunta más a la temática que al autor?

Que te guste la foto, que te diga algo. Ese es el criterio fundamental. Y que luego esa foto entre bien a convivir con el resto de imágenes que ya tienes. A veces de repente algo te gusta pero no acaba de encajar. Si te gusta es que tiene que ver algo contigo. De algún modo esa foto eres tú.

"No le encuentro sentido a tener una colección de fotos si no es para mostrarla a los demás"

A veces me ha pasado que tienes una fotografía pero te das cuenta de que la has comprado por otras razones que no tenían que ver contigo y he acabado cambiándola por otra del mismo artista que igual no era tan famosa. Me pasó por ejemplo con una fotografía de Chema Madoz.

¿Recuerdas cuál fue la primera foto que compraste?

Una de Alberto García-Alix que forma parte de su colección “De donde no se vuelve”, que después fue una exposición. Llevo unos 20 años coleccionando fotografías y calculo que ahora tendré unas 300 obras. La mayoría están en un almacén, claro, pero algunas las tengo colgadas en casa y las voy rotando.

¿Cómo se mide el valor de una colección? ¿Por volumen, por importancia de los autores, por el precio que puedan llegar a tener…?

Para mí lo que importa es que juntas cuenten una historia y que esa historia tenga alma. Y que, como comentaba, en cierto modo hablen de mí. Cuando coleccionas fotografías vas creando una especie de película.

En realidad yo no le encuentro sentido a tener una colección de fotografías si no es para mostrarla a los demás. Así que ahora mismo estoy un poco en crisis como coleccionista, porque se ha vuelto muy difícil montar exposiciones y encontrar ayuda para organizarlas, y para mí pierde gran parte del sentido.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Gabino Diego ha sido uno de los platos fuertes de esta última edición del festival Revela-T.

Hay gente que colecciona para invertir. Otros simplemente hacemos un collage con las imágenes para contar algo y por eso a veces compro fotografías que aparentemente no tienen gran valor pero para mí sí son importantes. No tiene que costar mucho dinero para que sea una buena foto o que al menos para mí tenga mucho valor.

Eso sí, cuando compras algo tienes que saber que vale eso y que se está pagando un precio justo por la obra. Hay que buscar cierto equilibrio entre esas dos vertientes. No tengo asesores, pero sí tengo amigos que son expertos en la materia y que siempre pueden echarme una mano.

Por lo que comentas, en tu colección hay tanto clásicos ya muy conocidos como nuevos autores. De estos últimos, ¿a quiénes destacarías?

Me gusta mucho en chico que está por aquí [en el festival Revela-T] que es de Tarragona y se llama Lluc Queralt. Olaf Pla Gracia, al que conocí en un gimnasio de Barcelona, es otro de mis autores favoritos.

¿Y de los grandes nombres de la fotografía del país?

Cristina García Rodero, Fontuberta, Garcia-Alix, Colita… me gustan mucho sus trabajos. Y de autores extranjeros destacaría la obra de Antoine D’Agata, Anders Petersen y Robert Freeman, claro.

De entre las 300 fotografías que conforman tu colección, si tuvieras que quedarte con una, cuál sería.

Es complicado elegir una, porque todas forman una historia. Pero la primera que me viene a la cabeza es una de García Rodero de su trabajo “España oculta”.

¿Cómo es el proceso para descubrir o encontrar una fotografía?

Sobre todo en galerías y exposiciones. Vas viendo, conoces a autores, te hablan de alguien que está haciendo un trabajo interesante… Te vuelves casi un yonqui del tema, porque peleas por conseguir una foto que te gusta mucho. Yo he llegado a pedir dinero (que luego he devuelto, ¿eh?) para poder conseguir una obra.

"Te vuelves casi un yonqui, porque peleas por conseguir una foto que te gusta mucho. Yo he llegado a pedir dinero para poder conseguir una obra"

Pero ya te digo que en los últimos tres años soy un coleccionista en crisis. Crisis económica, claro, como todo el mundo. Pero también crisis porque me gustaba mucho poder hacer exposiciones y eso era un buen motivo para seguir.

Igual que el artista saca fotos, el coleccionista lo que quiere es reunir fotos de un tema para que dialoguen entre ellas. Ahora este circuito está muy paralizado por parte de las entidades que antes apoyaban este tipo de proyectos.

¿Dentro de tu mundo profesional, entre los actores, hay alguno que haya destacado como fotógrafo y del que hayas comprado obra?

Pues no, que yo sepa. Bueno, creo que Buenafuente sí es muy aficionado y hace fotos, pero de momento no tengo nada suyo.

Rodeado de fotografías como estás, ¿nunca te has animado a coger tú también la cámara?

No, prefiero coleccionarlas que hacerlas. De hecho, respeto mucho a los fotógrafos y la fotografía como para atreverme a hacerlas yo.

Artículos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios