COMPARTIR
UN DOGMA EN ENTREDICHO

¿Dan siempre las cámaras de formato completo más calidad? 1

31
JUL 2012

Existe una corriente bastante generalizada en defensa del sistema completo o full-frame. Y es que durante los últimos años éste ha sido indiscutiblemente superior a otras propuestas consistentes en sensores de menor tamaño. Pero la tecnología avanza que es una barbaridad, y lo que antes era blanco ahora podría ser gris. La cuestión es: ¿realmente da más calidad una cámara de formato completo? Que nadie esté tan seguro de ello.

Todos sabemos que las cámaras full-frame ofrecen más resolución que las de formato reducido o recortado (es decir, con un factor de recorte o conversión, sea éste de 1.6x, 1.5x, 1.3x u otros similares). No hay duda por tanto acerca de quién gana en ese aspecto.

Por otro lado, las cifras de resolución son ahora tan altas que cada vez más fotógrafos coinciden en que preferirían menos píxeles a cambio de otras ventajas, como por ejemplo un mejor visor, más rango dinámico o menos ruido. Además, muchos profesionales saben bien que pocas veces hace falta tanta resolución. En la mayoría de trabajos basta con 8 o 10 megapíxeles, y con 12 se llena sin problemas una doble página (referencia bien conocida). Eso sin tener en cuenta que para la web en no pocas ocasiones con menos de medio megapíxel vamos sobrados.

Pues bien, ¿qué pasa si comparamos una réflex digital de formato completo con otra de sensor recortado con idéntica resolución? Sería sin duda un ejercicio muy oportuno para ver las verdaderas diferencias entre ambas propuestas.

Foto: Hugo Rodríguez
La D700 (a la izquierda) junto a la D300, ambas listas para fotografiar el MNAC en Barcelona.

Para ello hemos decidido colocar frente a frente una D700 con una D300, representantes nikonistas en las categorías de formato completo y sensor de tamaño APS-C, respectivamente. Ambas van dirigidas al fotógrafo profesional, fueron lanzadas al mercado con sólo un año de diferencia y esgrimen una resolución de 12 megapíxeles. Podría decirse que afrontan esta prueba en igualdad de condiciones.

Pero para que la comparación sea coherente habría que "calzarlas" con ópticas de igual categoría, los coloquialmente llamados objetivos "pata negra". Y no son otros que el 24-70 mm f2.8 AF-S en el caso de la D700 (conjunto amablemente cedido para esta prueba por el laboratorio barcelonés EGM) y el 17-55 mm f2.8 AF-S DX en la D300. Ninguno de estos dos objetivos baja de los 1.400 euros, y sorprendentemente el zoom para formato DX es mucho más caro, alcanzando su precio casi los 2.000 euros. Se trata, así pues, de ópticas de primera.

Otro gallo cantaría si comparásemos cualquiera de estos conjuntos con una Nikon D90 armada con el objetivo del kit. Pero no va a ser el caso.

Manos a la obra
Así pues, nos dirigimos con mi ayudante a la subida de Montjuïc equipados con sendos cuerpos, ópticas y trípodes de gama profesional para tomar exactamente las mismas fotos.

La primera prueba consiste en realizar una foto técnicamente "perfecta": captura en RAW, enfoque exacto, disparo con ausencia total de vibraciones (gracias al trípode, el autodisparador y el cierre previo del espejo), exposición usando la técnica de "derecheo" de histograma (de la que doy detallada cuenta en mi último libro), diafragma óptimo para el mayor poder de resolución... Para evaluar el resultado, revelamos los archivos RAW con CaptureOne Pro de igual forma.

Foto: Hugo Rodríguez
La monumental sede del MNAC, el Palacio Monumental de Montjuïc, nos sirve de telón de fondo para la primera prueba.

Justo lo que cabía suponer: un resultado idéntico en ambos casos. Quizás el objetivo de 24-70 milímetros consigue un pelín más de "acutancia" que el de 17-55 milímetros, si bien no es nada que una leve máscara de enfoque no pueda compensar. Por otro lado, también hay que tener en cuenta que el primero es un objetivo algo más moderno que el segundo y cuenta con tecnología de nanocristales, con lo que juega con un poco de ventaja en ese sentido.

Foto: Hugo Rodríguez
Prueba comparativa entre la D700 (recorte de la izquierda) y la D300. Haz clic en la imagen para ver los recortes al 100%.

Podríamos dictaminar un empate, pues no hay un claro ganador. He aquí la primera prueba de que no está tan claro que las cámaras de formato completo den mayor calidad en igualdad de condiciones.

En el capítulo del ruido no hace ni falta perder el tiempo haciendo la prueba: trabajando con sensibilidades altas gana la D700 con claridad. Nadie lo duda, y los medios especializados están repletos de comparativas que lo certifican. No es éste el campo donde los modelos con sensor reducido lleven ventaja, desde luego.


  Recomendamos  

"Captura digital y revelado de RAW"
  Hugo Rodríguez
  Colección Bit & Píxel | Marcombo
Pero la cosa comienza a ponerse más interesante cuando recordamos que el tamaño del captor determina directamente la profundidad de campo: a mayor captor, menor profundidad de campo. ¿Y qué es mejor, tener poca o mucha? Pues todo depende del tipo de fotografía que queramos hacer.

En general es preferible mucha profundidad de campo en fotografía de paisaje, arquitectura e interiorismo, así como en panorámicas, bodegones y macros. En cambio, requeriremos de poca profundidad de campo en retratos.

Así que lo primero que debe preguntarse el potencial comprador de una cámara frente al dilema del formato completo o reducido es: ¿qué tipo de fotos hago?

Paisajes
Veamos cómo responden ambas cámaras frente a un paisaje con un elemento en primer plano, una situación que pide a gritos mucha profundidad de campo. Habrá quien dirá que basta con cerrar el diafragma al máximo. Pues no es tan sencillo, porque si bien es cierto que cuanto más diafragmamos más profundidad de campo conseguimos, también lo es que paralelamente aumenta de forma exponencial la difracción, fenómeno óptico que produce una falta de nitidez general que llega a ser bastante acusada. Los fotógrafos de macro, que siempre andan justos de profundidad de campo, lo conocen bien.

Foto: Hugo Rodríguez
Un paisaje con la escalera en primer plano constituye nuestra segunda prueba para esta comparativa.

Así pues, optamos por usar un diafragma de f11, que proporciona un buen equilibrio entre profundidad de campo y difracción.

Foto: Hugo Rodríguez
Prueba comparativa entre la D700 (recorte de la izquierda) y la D300. Haz clic en la imagen para ver los recortes al 100%.

A la vista de los resultados, queda claro que la D300 supera de largo a su hermana mayor, la D700. Ello es debido a que, al tener un captor más pequeño, la profundidad de campo es sustancialmente mayor. De este modo todo el encuadre permanece enfocado, mientras que la D700 no alcanza al primer plano.

Parece pues que en fotografía de paisaje (y en arquitectura, interiorismo, panorámicas, bodegón o macro) la cámara de formato completo pierde la partida.

Retratos
Puede que la tortilla dé la vuelta en la prueba del retrato, pues en las mismas condiciones una cámara de formato completo tiene menos profundidad de campo y ello permite desenfocar el fondo fácilmente. Hacemos la prueba con un retrato tomado a f5.6 con el edificio del MNAC (Museu Nacional d'Art de Catalunya) al fondo.

Foto: Hugo Rodríguez
Mi ayudante Leticia se presta para el retrato, tercera prueba de este enfrentamiento.

Las imágenes obtenidas demuestran con claridad que la D700 consigue un fondo más desenfocado para el mismo diafragma, lo que realza más al sujeto retratado. En este sentido, la full-frame se erige en ganadora.

Foto: Hugo Rodríguez
Prueba comparativa entre la D700 (recorte de la izquierda) y la D300. Haz clic en la imagen para ver los recortes al 100%.

Alguno podría decir que si abrimos más el diafragma con la D300 el fondo quedaría mejor. Sí, claro, y también con la D700.

Volumen y peso
Quienes estén dudando si hacerse con uno u otro tipo de cámara deberían tener también en cuenta el peso del conjunto. Los fotógrafos sabemos bien que el equipo va creciendo en tamaño y peso, por lo que el volumen de la bolsa aumenta proporcionalmente. Y la verdad es que poco a poco se va haciendo más pesado el tema (nunca mejor dicho). Son cada vez más los fotógrafos que buscan ligereza en el equipo. Actualmente hay múltiples indicios de esa tendencia: los móviles, las compactas, las llamadas EVIL... Y quien no quiere renunciar a una réflex ahí tiene los modelos de sensor recortado. Veamos cuánto pesan nuestras contendientes:

La comparativa se salda en este apartado con un sobrepeso de 287 gramos en el caso de la D700. No es que sea una pesada losa, desde luego, pero son casi 300 gramos de más con los que tendremos que cargar constantemente.

Todo es muy relativo
Conclusiones se podrían sacar unas cuantas, y bien interesantes. Para empezar, no está claro que las cámaras full-frame ofrezcan más calidad, y en cualquier caso todo depende del tipo de fotografía que hagamos. Por otro lado, los fotógrafos de paisaje, arquitectura, bodegón, panorámicas o macro se sentirán más cómodos con un cuerpo de captor reducido porque éstos ofrecen una mayor profundidad de campo en igualdad de condiciones.

Por el contrario, los retratistas, los fotoperiodistas o quienes trabajan en eventos en los que hay poca luz verán más interesante la poca profundidad de campo de las full-frame y la contención del ruido con sensibilidades altas. Un tercer y último argumento de peso: las cámaras de formato recortado son más pequeñas, ligeras y baratas.

A partir de aquí, que cada cual saque sus propias conclusiones siempre según el tipo de fotografía que practique y su experiencia personal. Eso sí, quienes defienden a ultranza a las full-frame deberían probar un día la ya vieja D300 (una pena que no podamos echarle el guante aún a la futurible D400) o la sorprendente D7000, siempre con una de esas ópticas "pata negra". A lo mejor se replantean algunos dogmas.

Hugo Rodríguez trabaja principalmente como profesor de técnica fotográfica, gestión del color, captura digital y formato RAW. Es asesor -entre otros- del laboratorio fotográfico profesional EGM y colabora con varias firmas del sector. Su último libro es "Captura digital y revelado de RAW".

Productos relacionados (2)
1
Comentarios
Cargando comentarios