• HTC Desire 601: análisis
  • Olympus E-M10: análisis
Fujifilm X-T1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Fujifilm X-T1: primeras muestras 29

28
ENE 2014
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

¿Necesitaba la ya numerosa familia X de Fujifilm otro nuevo cuerpo? Ésta es la pregunta que muchos se harán al ver la ya oficial X-T1. También nosotros, al menos hasta tenerla entre las manos para poder disipar algunas de las dudas que a priori suscitaba. Y es que el nuevo diseño, el visor mejorado, el cuerpo sellado y algún que otro retoque convierten a esta cámara en una de las más prometedoras del momento. Más si tenemos en cuenta su ajustado precio (1.200 euros cuesta el cuerpo) y que la calidad de imagen está asegurada merced al mismo sensor X-Trans de 16 megapíxeles que integra la X-E2. Como carta de presentación, no está nada mal.

Aunque llevamos semanas hablando de ella y viéndola en varias filtraciones, en realidad la Fujifilm X-T1 ha visto oficialmente la luz esta madrugada. De hecho, hace unos días ya tuvimos la oportunidad de pasar un buen rato con una de las primeras unidades finales que llegan al país y disparar algunas fotos con ella.

Situada un paso por encima de la todavía joven X-E2 (a la que, suponemos, hará bastante daño) y por debajo de la X-Pro1 (al menos teóricamente, porque es evidente que la supera en muchas cosas), la X-T1 es por derecho propio el nuevo buque insignia de la compañía japonesa. “Nuestro mejor modelo fabricado hasta la fecha”, apuntaron desde Fujifilm en su reciente presentación ante la prensa especializada.

Así que las expectativas son lógicamente muy altas. No es para menos teniendo en cuenta que la X-T1 tiene que enfrentarse a modelos tan populares y competitivos como la OM-D E-M1 de Olympus y la Sony A7, por citar dos cámaras con las que guarda parecidos evidentes.

Un diseño que convence

Fiel al diseño y filosofía clásica de esta saga, la X-T1 va un paso más allá. No sólo resitúa su visor en el centro (cambiando así buena parte de su aspecto general), sino que los diales mecánicos ganan ahora más protagonismo. Toda una declaración de intenciones.

Las tres ruedas situadas en la zona superior permiten controlar la velocidad, la compensación de la exposición (dial que ostenta un tamaño considerable) y la sensibilidad, novedad respecto a modelos anteriores. El control de la ráfaga y la medición también disponen de interruptores propios.

fujifilm x-t1fujifilm x-t1fujifilm x-t1fujifilm x-t1fujifilm x-t1fujifilm x-t1
Mandos para todo

La X-T1 cuenta con un amplio repertorio de mandos y diales (como los tres situados en su parte superior para la exposición, la sensibilidad y la velocidad) que nos permiten utilizarla sin apenas tener que pasar por los menús de pantalla

fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si a todo ello sumamos el anillo mecánico para controlar el diafragma de la mayoría de ópticas Fujinon y las dos ruedas –algo pequeñas- incorporadas en el cuerpo de la cámara, podemos concluir que no hace falta asomarse a la pantalla para controlar los parámetros de disparo más importantes. Sin duda una buena notica para muchos fotógrafos.

Lo cierto es que no han sido necesarias muchas horas de uso para convencernos de lo acertado del diseño y la ergonomía de la X-T1. Su cuerpo está bien rematado y está además sellado para resistir al polvo y el agua; los mandos son abundantes y están bien posicionados (dispone de nada menos que seis botones de función configurables), y el cuerpo tiene un tamaño muy comedido y equilibrado.

fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un cuerpo bien rematado, de tamaño comedido y sellado para resistir al polvo y el agua, el diseño de la X-T1 apenas permite poner objeciones

Y es que la nueva componente del sistema X vendría a ser -si se nos permite una comparación que muchos considerarán herejía- una especie de Nikon Df pero más pequeña, manejable y asequible.

Una pena, eso sí, que el cuerpo sellado llegue acompañado en el kit básico de un zoom (el ya conocido 18-55 mm f2.8-4) que no lo está. Habrá que esperar a la llegada del 18-135 mm f3.5-5.6 o al prometedor 16-55 mm f2.8 para completar el conjunto como es debido.

¿El mejor visor del momento?

Ya habrá tiempo para desgranar con más detalle las mejoras y novedades de la X-T1 en cuanto a diseño y ergonomía, pero si de entrada hay que fijarse en algo, es evidente que se trata del visor electrónico.

Aunque la resolución es la misma que la vista en otros modelos de la saga (2,4 millones de puntos), su nueva posición no es sólo una cuestión estética o de moda, como podría pensar alguno: esa localización a modo de pentaprisma deja más espacio para un visor que potencia su tamaño.

El nuevo visor electrónico es quizás el mejor que hemos visto hasta la fecha. Por tamaño, resolución y refresco, si de lo que se trataba era de hacernos olvidar que no estamos encuadrando con un visor óptico, se acerca bastante a su objetivo

fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El resultado es un ocular con una magnificación de 0,77x. Y nos atrevemos a decir que se trata del mejor visor electrónico que hasta ahora nos hemos puesto delante del ojo.

Por tamaño, resolución y refresco, si de lo que se trataba era de hacernos olvidar que no estamos encuadrando con un visor óptico, el de la X-T1 se acerca bastante a su objetivo. Eso sí, por el camino se ha quedado el flash integrado en la cámara: a cambio, Fujifilm suministra uno externo de serie.

Más rápida

En la lista de novedades que trae consigo esta X-T1 la velocidad es otro de los puntos destacados. De entrada la ráfaga sube hasta los 8 fotogramas por segundo, y combinada con tarjetas UHS-II (con las que ya es compatible), hay que reconocer que la duración del buffer es bastante espectacular, con ráfagas de casi 100 fotos en la máxima resolución en JPEG y de 30 combinando JPEG y RAW.

El tiempo de encendido también se destaca en los datos oficiales de Fujifilm, aunque en nuestra corta convivencia con la cámara nos ha parecido que le falta un poco de nervio en este sentido.

fujifilm x-t1fujifilm x-t1fujifilm x-t1fujifilm x-t1fujifilm x-t1fujifilm x-t1
Flash y empuñadura

Desprovista de flash integrado, Fujifilm suministra junto a la X-T1 la unidad extraíble EF-X8. La cámara puede completarse con una empuñadura vertical

fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)
fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Algo parecido pasa con el enfoque automático: rápido, eficaz y algo más ágil que en la X-E2, pero con esa pequeña duda inicial al pulsar el disparador que nos hace recordar que todavía hay camino por recorrer para ponerse a la altura de los sistemas empleados por las réflex más avanzadas.

Calidad conocida

Teniendo en cuenta que la X-T1 usa el mismo CMOS de tamaño APS-C y 16 megapíxeles que la X-E2, no parece que la calidad de imagen sea aquí un tema por el que debamos preocuparnos demasiado. Dan fe de ello estas primeras galerías de muestras disparadas con una unidad final de la cámara.

Muestras: 16 MP
Fotografías realizadas con una Fujifilm X-T1 y un Fujinon 18-55 mm f2.8-4 XF
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf
fotografías realizadas con una fujifilm x-t1 y un fujinon 18-55 mm f2.8-4 xf

Y es que, como ya ha demostrado, la tecnología X-Trans desarrollada por la compañía permite exprimir al máximo el potencial de este tamaño de sensor. Hasta el punto de que no es ninguna locura pensar que planta cara –con una buena óptica, claro- al rendimiento que ofrecen captores de formato completo. Sin duda, hacia ahí apunta la nueva X-T1 de Fujifilm.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con una Fujifilm X-T1 y un Fujinon 18-55 mm f2.8-4 XF

Esa combinación entre un sensor muy capaz –acompañado ahora de un nuevo procesador que se atreve con hasta 51.200 ISO- y ópticas de calidad es una de las claves más interesantes de esta X-T1. Y es que, como vimos recientemente al probar la X-E2, el zoom 18-55 mm f2.8-4 puede presumir de un buen equilibrio entre calidad, tamaño y precio. Justo lo que necesita un cuerpo como el de la X-T1.

Promete

Poco dados a los amores a primera vista y al exceso de entusiasmo ante los modelos que no aportan gran cosa, hay que reconocer que la Fujifim X-T1 nos ha causado una muy buena primera sensación.

fujifilm x-t1
Fujifilm X-T1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La X-T1 nos ha causado una muy buena primera impresión, y quizás su principal problema sea el daño que pueda causar a otros modelos del sistema X, como la X-E2 o la X-Pro1

Su diseño convence tanto por filosofía como a la hora de ponerse a trabajar con ella. La lista de especificaciones es de las más completas del momento, el visor electrónico supone una clara mejora (algunos echarán de menos el sistema híbrido de la X-Pro1, pero ése es otro tema) y el precio y tamaño de la cámara están muy bien ajustados.

Mientras seguimos -lupa en mano- analizando su rendimiento, da la sensación de que el principal problema de la X-T1 será el daño que causará su llegada a algunos de los cuerpos del propio sistema X. ¿En qué lugar queda ahora la X-E2, muy nueva y sólo un poco más barata que esta X-T1? ¿Y la veterana X-Pro 1, que ha quedado claramente desfasada?

Vídeos relacionados (1)
29
Comentarios
Cargando comentarios