Crónica

Las otras Fujifilm

 

La compañía desvela sus planes de crecimiento en el área médica y recuerda cómo ha logrado sobrevivir al declive de la película

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Alcalá, Kurose y Caspueñas, la semana pasada en Barcelona.
3
NOV 2015
Iker Morán   |  Barcelona

“Hasta el año 2000 el 60% de nuestra facturación era en el negocio de la película fotográfica.” Han pasado solo 15 años, pero ese dato que pone sobre la mesa Antonio Alcalá, máximo responsable de Fujifilm España, permite hacerse una rápida idea del terremoto que este mercado ha vivido en los últimos años. Primero con el salto hacia el mundo digital, y ahora cuando nadie sabe muy bien hacia dónde es el próximo salto.

Rodeado de gráficos y números, la charla que dio la semana pasada Alcalá ante la prensa acompañado de Takaaki Kurose, presidente de Fujifilm Europa, no coincide con el lanzamiento de ninguna cámara. Ni siquiera tiene a la fotografía como protagonista. Fue coincidiendo con la celebración del congreso anual de la United European Gastroenterology en Barcelona que la compañía quiso poner sobre la mesa su creciente importancia en el terreno médico.

Es un secreto a voces que la diversificación se ha convertido en la estrategia de las principales compañías del sector fotográfico. O dicho sin menos corrección política: nadie quiere ya que sus cuentas dependan de un mercado entre cambiante y en retroceso. Canon lo dejaba claro hace unos días en su feria de París. La importancia del área médica para Olympus es de sobra conocida. Y Sony cada vez es más fuerte en la fabricación de sensores.

El área de imagen representa solo un 14,5% del volumen del grupo Fujifilm, integrado por 273 compañías y 80.000 empleados

Lo que para algunos puede sonar a problema al ver cómo las cámaras pasan a ser solo un producto más –en muchos casos secundario- del catálogo de las marcas históricas del sector, para otros es una tabla de salvación. La pregunta que muchos otros se hacen es, de hecho, qué van a hacer esas compañías que aparentemente no tienen un plan B. Y no hace falta decir nombres.

En realidad el área de imagen representa solo un 14,5% del volumen del grupo Fujifilm, integrado por 273 compañías y 80.000 empleados en todo el mundo. El área documental es la más grande, con un 47,3%, mientras que los negocios integrados en el epígrafe information solutions, que incluye la parte médica, representan el 38,2% restante. Visto así, las discusiones y los rumores sobre la próxima cámara o sensor parecen realmente muy insignificantes.

Tampoco se trata de algo nuevo ni una estrategia improvisada sobre la marcha. En algunos casos es algo que se remonta muchas décadas atrás. En otros, como en el de Fujifilm, es precisamente la experiencia en la fabricación de película y los conocimientos asociados lo que le ha abierto la puerta a otros mercados. Y de par en par, a tenor de las explicaciones dadas por sus directivos.

El conocimiento en nanotecnología, oxidación y emulsionado o el trabajo con materiales como el colágeno –recuerdan desde Fujifilm- sitúan a esta firma en una posición privilegiada dentro del área médica. Y no se trata solo de rayos X, donde siempre ha estado presente, o de endoscopia, directamente vinculada con la imagen y la óptica, sino también de cosmética, medicamentos y medicina regenerativa.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Alcalá, director general de Fujifilm España, muestra datos de la división médica de Fujifilm.

El conocimiento en nanotecnología, oxidación y emulsionado o el trabajo con materiales como el colágeno sitúan a Fujifilm en una posición privilegiada dentro del área médica

“El 16% de la facturación actual de Fujifilm ya viene del área médica”, recuerda Gustavo Caspueñas, responsable de este negocio para España. Y en la hoja de ruta se contempla que en los próximos tres años esta cifra se multiplique por dos. La gama de cosméticos Astalift de Fujifilm aterrizó hace ya un tiempo desde Japón, donde goza de un notable prestigio, pero ahora la compañía también apuesta fuerte por los fármacos.

En su momento, durante la crisis del ébola, ya se habló de Avigan, un medicamento de Fujifilm que mostró buenos resultados. De hecho son varios los fármacos que se encuentran en las últimas fases de ensayos clínicos y que presumiblemente pronto podrían estar listos para comercializarse. Junto a ellos la compañía también ha explicado sus avances en mamografía digital, así como sus investigaciones en medicina regenerativa vinculada al cáncer y el alzhéimer.

“Fujifilm se reinventa: de productor de fotografías a compañía global de alta tecnología”, reza el título del informe presentado. Visto así y ante las apabullantes cifras y porcentajes, las eternas discusiones sobre sensores o rumores en torno a la próxima cámara parecen ahora más anecdóticas que nunca.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar