• Sony A850, A550 y A500: bajo la lupa
  • Panasonic Lumix DMC-GF1: toma de contacto y muestras
Prueba de producto
LA TáCTIL DE FUJI

Fujifilm FinePix Z300: de un vistazo

 
31
AGO 2009

Presentada en junio, la FinePix Z300 planea ahora dar el salto del mercado nipón a los escaparates españoles. Una buena excusa para acercarse a este modelo es su pantalla táctil, toda una primicia en la familia FinePix. Aunque el valor añadido que aporta es para algunos discutible, lo cierto es que se trata de un capricho por el que otros estarán dispuestos a pagar un poco más.

A estas alturas, las cámaras compactas con pantalla táctil no son ninguna novedad. De hecho, no son pocas las firmas que ofrecen en su catálogo un modelo con esta prestación, que pese a su relativa popularización, sigue siendo considerada como un guiño a los usuarios que buscan algo diferente y que están dispuestos a pagar por ello.

La Fujifilm FinePix Z300 no es una excepción. Aunque aún está por definir su precio por estas tierras, seguramente no ande muy lejos de los 40.000 yenes (unos 300 euros) que ya cuesta en Japón.

Sus prestaciones fotográficas no se salen de lo común, pero, ¿quedan compensadas por el alarde de diseño y la interesante pantalla táctil? Nada más adecuado para salir de dudas que analizar -ni que sea de un vistazo- su funcionamiento:

  • Con un diseño muy similar al de la FinePix Z200fd, la Z300 ofrece un cuerpo sobrio y elegante que transmite robustez y dureza entre las manos. La cámara presume además de unas comedidas dimensiones, con un grosor de tan sólo 18 milímetros.
  • Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • La sobriedad y sencillez que destila la Z300 se debe, en buena medida, a la casi total ausencia de mandos en su superficie. De hecho, su parte trasera está ocupada en su totalidad por el monitor TFT de 3 pulgadas y 230.000 píxeles, con el que se realizan todos los ajustes de la cámara.
  • Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • La pantalla cumple correctamente con su función táctil, es decir, responde rápido y con precisión a los estímulos del usuario, ya sea mediante el uso del dedo o del estilete incluido. Lamentablemente, tanto la nitidez de las imágenes como -sobre todo- la visibilidad a pleno sol o al mover ligeramente la cámara hace que pierda bastantes puntos.
  • Muestras: 10 MP
    Las capturas se han realizado con una Fujifilm FinePix Z300
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300
  • En la parte superior están los tres únicos controles de la Z300: el disparador, un acceso directo al menú de opciones y la palanca del zoom. Este último es sin duda uno de los aspectos más criticables de la cámara: es pequeño e incómodo de manejar. Es tal su dureza que, tras un uso prolongado, nuestro dedo o la uña que lo sufra lo notarán.
  • Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • La puesta en marcha, eso sí, es muy rápida: basta con deslizar la tapa delantera en un movimiento en diagonal y dejar a la vista el objetivo de la cámara.
  • Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • El zoom de 5 aumentos, de configuración vertical, mantiene la delgadez de la cámara en todo momento. La Z300 ofrece unas focales equivalentes de 36-180 milímetros. Algo más de angular hubiera sido bienvenido, pero tampoco es ésta una cuestión clave en este segmento de compactas.
  • Muestras: zoom
    Las capturas se han realizado con una Fujifilm FinePix Z300
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300
    angular (36 mm)
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300
    tele (180 mm)
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300
    zoom digital (5x)
  • La posición del objetivo en la esquina superior hace que resulte demasiado fácil taparlo con el dedo mientras sujetamos la cámara para realizar una toma. Del mismo modo, hay que ir con cuidado al deslizar la tapa frontal para no dejar nuestra huella impresa en el cristal protector de la óptica.
  • Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • El manejo de la cámara es extremadamente sencillo y bastante intuitivo. Todos los ajustes se realizan cómodamente a través del monitor táctil, que muestra la información de manera clara y ordenada.
  • Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Una de las curiosidades que ofrece la Z300 es un modo de disparo bautizado como "tocar y disparar", que acciona el motor de enfoque y el obturador con un simple toque en la pantalla táctil. Una prestación que esta FinePix comparte únicamente con la recién presentada Coolpix S70 de Nikon.
  • Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Como era de esperar, la cámara carece de controles manuales y sólo permite en ciertos modos de disparo compensar la exposición y ajustar la sensibilidad y el balance de blancos. Merece la pena destacar también el llamado modo "natural & flash", un clásico ya en las últimas compactas de la firma, que realiza en un solo disparo dos fotografías, una con flash y la otra sin él.
  • Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Tampoco falta el omnipresente sistema de detección facial. En este caso, a las funciones más corrientes se le suma un modo de disparo con el que la cámara no toma la fotografía hasta que detecta uno, dos, tres o cuatro rostros en la escena. Un automatismo bastante útil para los autoretratos o las fotos de grupo en las que queramos aparecer.
  • Muestras: 10 MP
    Las capturas se han realizado con una Fujifilm FinePix Z300
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300
  • La calidad de las fotografías no es ninguna maravilla, aunque entra dentro de los esperado en este segmento. A partir de 400 ISO -o incluso menos, si la luz no es abundante- el ruido empieza a danzar a sus anchas por la imagen y el procesamiento se hace demasiado evidente. La exposición automática y el balance de blancos funcionan con bastante precisión.
  • Muestras: 10 MP
    Las capturas se han realizado con una Fujifilm FinePix Z300
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300
    las capturas se han realizado con una fujifilm finepix z300

    Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • A la hora de reproducir las imágenes en la cámara, la pantalla táctil cobra de nuevo importancia. Mediante sencillos gestos, podemos pasar las fotografías, ampliarlas y desplazarnos por ellas de forma cómoda e intuitiva. Es interesante también la posibilidad de reorganizar las fotografías en carpetas con tan sólo arrastrar y soltar los archivos en la pantalla.
  • Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Fujifilm FinePix Z300
    Fujifilm FinePix Z300
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Pese a ello, las opciones de edición son limitadas, e incluso demasiado justas para una cámara que debería aprovechar su pantalla táctil para potenciar estas funciones. La creación de unos sencillos "collages" y algunas operaciones básicas de edición son lo único que ofrece en este sentido la Z300.

Recomendable para: aquéllos que busquen una cámara sencilla y elegante y que estén dispuestos a pagar un poco más por ese toque de originalidad que supone una pantalla táctil.

Absténganse de su compra: quienes consideren el monitor táctil como un mero adorno; para ellos ya hay opciones más potentes -y baratas.

Precio de lanzamiento: por confirmar.

Disponible desde: junio en el mercado nipón; por confirmar en España.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar